Día: 7 abril, 2014

El 97% del malware móvil tiene a Android como objetivo

Android 96 por ciento malwareSegún datos de F-Secure, las amenazas dirigidas a Android representan el 97% del malware lanzado a dispositivos móviles durante el año pasado.

El Report H2 2013 elaborado por F-Secure Labs, lF-Secure, concluye además que los ataques de malware basados en web se duplicaron en la segunda mitad del 2013 en comparación con el primer semestre y fueron los más reportados durante el periodo, suponiendo un 26% de las detecciones, seguido por el gusano “

Según datos de F-Secure, las amenazas dirigidas a Android representan el 97% del malware lanzado a dispositivos móviles durante el año pasado.

El Report H2 2013 elaborado por F-Secure Labs, lF-Secure, concluye además que los ataques de malware basados en web se duplicaron en la segunda mitad del 2013 en comparación con el primer semestre y fueron los más reportados durante el periodo, suponiendo un 26% de las detecciones, seguido por el gusano “Conficker” con un 20% de detección.

Los tres exploits más detectados durante este periodo fueron los relacionados con Java, aunque se redujeron en comparación con el H1 2013. El malware para Mac se incrementó de manera lenta pero constante con 51 nuevas familias y variantes detectadas en 2013.

Asimismo, durante el año pasado llegaron a detectarse hasta 804 nuevas familias y variantes contra Android (238 en 2012). El 3% restante (23) se dirigieron a Symbian. Ninguna otra plataforma recibió amenazas.

Los 10 países que más amenazas contra Android han reportado totalizaron algo más de 140,000 detecciones de malware. El 42% de las detecciones reportadas provino de Arabia Saudí y el 33% de la India. Los países europeos recogieron un 15% y Estados Unidos el 5%.

Como la plataforma Android tiene de por sí pocas vulnerabilidades, el principal método de distribución son las descargas de aplicaciones infectadas a través de las tiendas de aplicaciones de terceros.

” con un 20% de detección.

Los tres exploits más detectados durante este periodo fueron los relacionados con Java, aunque se redujeron en comparación con el H1 2013. El malware para Mac se incrementó de manera lenta pero constante con 51 nuevas familias y variantes detectadas en 2013.

Asimismo, durante el año pasado llegaron a detectarse hasta 804 nuevas familias y variantes contra Android (238 en 2012). El 3% restante (23) se dirigieron a Symbian. Ninguna otra plataforma recibió amenazas.

Los 10 países que más amenazas contra Android han reportado totalizaron algo más de 140,000 detecciones de malware. El 42% de las detecciones reportadas provino de Arabia Saudí y el 33% de la India. Los países europeos recogieron un 15% y Estados Unidos el 5%.

Como la plataforma Android tiene de por sí pocas vulnerabilidades, el principal método de distribución son las descargas de aplicaciones infectadas a través de las tiendas de aplicaciones de terceros.

Crece la insatisfacción con las TI

Crece descontentoLas empresas quieren gastar menos en las operaciones de TI y en la infraestructura, y transferir los recursos a las áreas que producen ingresos, de acuerdo con un estudio del grupo Hackett Group y otro de McKinsey. Además, aumenta el nivel de descontento entre las empresas líderes y ejecutivos de TI, conforme se incrementan las exigencias tecnológicas.

Los resultados de ambos estudios señalan que los empresarios quieren que las TI mejoren la línea de fondo, y que las empresas gasten menos en la infraestructura.

Las malas noticias para quienes trabajan en operaciones TI, es que gran parte de las empresas espera recortar personal este año (alrededor del 2%) debido a la automatización y la subcontratación, según la encuesta realizada por Hackett en 160 empresas con ingresos superiores a mil millones de dólares. Una de las vías usadas para esa mejora de la automatización puede ser a través de la adopción de las infraestructuras definidas por software, como planea hacer el Bank of America.

Además, los presupuestos de TI crecerán un 1.7 % este año, y evolucionarán en las operaciones como “proveedor de servicios” para convertirse en un “generador de ingresos”, según el mismo estudio.

Y es que a los administradores de TI “se les ha dicho que deben hacer crecer los negocios, no sólo llevar sus riendas”, explicó Mark Peacock, de Hackett.

Cómo solucionar las deficiencias

Por su parte, la encuesta de McKinsey & Co, realizada entre 800 ejecutivos, obtuvo conclusiones similares. Los encuestados, en general, quieren que menos de su presupuesto vaya a la infraestructura para que así puedan dedicar más recursos a la analítica y a la innovación.

El mismo estudio destaca que ahora los ejecutivos son menos propensos a declarar la efectividad del funcionamiento de las TI, en comparación con hace dos años.

“Los ejecutivos de TI son más negativo que antes”, describe McKinsey. Según sus estimaciones, sólo el 13% de ellos considera que sus departamentos de TI son “totalmente” o “muy eficaces” a la hora de introducir nuevas tecnologías rápidamente, frente a sus competidores. Sin embargo, “ese porcentaje era de un 22 % en 2012”. Estos resultados negativos “probablemente reflejen las crecientes expectativas globales de TI de la empresa “, según McKinsey .

Frente a la pregunta de cómo solucionar las deficiencias, los encuestados citaron la mejora de la rendición de cuentas de negocios, destinar más fondos para proyectos prioritarios y un aumento del nivel de talento de TI, según el informe.

La encuesta Hackett Group no incluye datos sobre la insatisfacción, pero afirma que este año la principal meta de las organizaciones de TI es “intensificar la colaboración y la alineación de objetivos entre TI y el negocio”.

El mainframe cumple medio siglo

Mainframe cumple 50 años
El legendario Sistema 360, considerado como el primer mainframe de IBM.

En muchos sentidos, la informática moderna nació en el New Englander Motor Hotel de Greenwich, Connecticut. Allí, en 1961, uno de los grupos de ingenieros de más talento de IBM se reunió en secreto para encontrar la forma de construir el equipo IBM de última generación. Este lunes se celebran los 50 años del Sistema 360, el primer mainframe, que cambiaría pocos años después la historia tecnológica mundial.

IBM necesitaba entonces un nuevo diseño con urgencia. Vendía con éxito diferentes líneas de computadora, totalmente independientes, pero que se mostraban cada vez más difíciles de mantener y actualizar. Se encontraba en una encrucijada, como recuerda el director de contenidos del Museo de Historia Informática de Estados Unidos, Dag Spicer. “IBM se estaba colapsando, en cierto modo, por la presión de tener que respaldar múltiples líneas de productos, incompatibles entre sí”, resume.

Pero lo que presentó el 7 de abril de hace medio siglo fue su System/360 que logró un éxito sin precedentes, hasta el punto que su presidente de entonces, Tom Watson Jr., cerró varias líneas de desarrollo para concentrarse en el que sería su gran fuente de ingresos para los siguientes años.

En apenas seis años, sus números pasaron de 3,600 a 8,300 millones de dólares en 1971 y, en 1982, más de la mitad de los ingresos de IBM ya procedía de la generación 360.

Según los expertos, marcó el comienzo de una nueva forma de pensar, en cuanto a diseño y construcción de sistemas, una perspectiva que, pasados los años, no recordamos bien pero resulta radical.

Un verdadero parteaguas

Antes del Sistema 360, los fabricantes construían cada nuevo modelo de computadora desde cero. A veces, incluso se fabricaba en exclusiva para un cliente. Desde luego, los programas de esa computadora no funcionaban en ninguno más, ni siquiera del mismo fabricante. El sistema operativo de cada modelo también era único y se escribía desde cero.

Pero la idea que surgió de aquel hotel de Connecticut cambió el rumbo: crear una sola arquitectura que diera lugar a una familia de computadoras. Ni siquiera por entonces había una idea clara de lo que era una arquitectura, por lo que resulta aún más revelador del carácter innovador del proyecto.

En realidad, la idea era disponer de dos arquitecturas comunes, una de gama baja y otra de altas prestaciones, que realizaría su trabajo 40 veces más rápido. Al centrarse en la arquitectura, en lugar de en una aplicación concreta, se allanaba el camino, además, para la compatibilidad entre diferentes modelos. Como subraya Spicer, “en realidad, resumió todas las discusiones de negocio e informática a un solo sistema”.

Aunque ahora resulte obvio, el concepto resultó en su tiempo revolucionario y tuvo un profundo impacto en toda la industria.

IBM lograba utilizar un sistema operativo único para todas sus computadoras (aunque luego creó tres variantes para abarcar todos los escenarios).

De esta manera, se ahorraba mucho trabajo de escritura de software para centrarlo en nuevas aplicaciones y además redujo los recursos de hardware. Ya no habría que diseñar para cada máquina cada componente, procesadores y memoria. Diferentes modelos compartían componentes, lo que favoreció las economías de escala del fabricante.

Los clientes se beneficiaron también. Podían tomar el código escrito para una máquina y ejecutarlo en otra, algo nunca visto. “Entonces no se concebía la idea de ejecutar un software en diferentes máquinas”, recuerda Spicer.

En aquellos tiempos comenzó toda una generación que ha perdurado durante décadas y que han parecido en diferentes etapas a punto de desaparecer. Sin embargo, después de tanto tiempo, nadie se atreve a aventurar el final del mainframe.