Día: 31 julio, 2014

Conscientemente Seguros

Los beneficios de la era de digital como resultado de la aplicación de nuevas tecnologías de informacióny comunicación, son innumerables, no solo a nivel personal y social sino también empresarial y profesional. No identifico alguna área, organización y/o disciplina que pueda abstraerse del uso de lastendencias actuales.

 
Tendencias como el cloud computing, la virtualización, el big data, la movilidad, las redes sociales y el BYOD están cada vez más presentes en todos los ámbitos. Sin embargo, también se hace más presente el riesgo asociado con la seguridad de la información que éstas utilizan, almacenan y/o generan.

 
Actualmente podemos tener aplicaciones e información en la nube, pero ello conlleva la posibilidad de pérdida/robo de información. Poseemos la facultad de estar conectados en todo momento, desde cualquier lugar, pero somos igualmente vulnerables a los riesgos inherentes a cada lugar y cada plataforma. Tenemos al alcance cantidades de información que difícilmente podríamos analizar e interpretar en toda una vida, pero mucha de esa información es de poco valor o de procedencia cuestionable y la que es verdaderamente valiosa o de fuentes confiables, es susceptible de ser sustraída por terceros. Interactuamos y colaboramos como nunca antes, pero estamos particularmente expuestos a la falta de privacidad.

 
Estos riesgos se multiplican al interior de las organizaciones por el número de individuos que hacen uso de estas tendencias, ya sea legal o ilegalmente, con o sin permiso de las áreas de seguridad. Por ello, es necesario que las empresas mediante una función claramente definida de seguridad informática, establezcan lineamientos claros y estrictos al respecto del uso de dichas tecnologías e implementen prácticas y herramientas que les permitan prevenir y/o corregir vulnerabilidades asociados a las mismas.

 
Pero sobretodo, deben cerciorarse de establecer campañas permanentes de difusión y concientización al respecto de los temas de seguridad. No existe herramienta, ni política lo suficientemente buena para tapar los huecos, si antes no nos aseguramos que el personal tiene claro los riesgos derivados de cada tecnología que utilizan a diario. Es indispensable transmitirle al empleado cómo valorar la información – propia o de la empresa- y la importancia de adoptar las prácticas de seguridad establecidas, primeramente a nivel individual y por consecuencia como resultado del impacto a la empresa.

 
Por último, se hace necesario un monitoreo constante de las prácticas cotidianas de trabajo de las personas dentro de las organizaciones, ya sean usuarios o personal mismo de sistemas, para identificar nuevos riesgos. Prácticas aparentemente inofensivas como descargar un software, dar click a un vínculo o sincronizar su smartphone personal con la computadora de la empresa, pueden materializar un riesgo y poner en serios problemas a la empresa.

 
Una vez más, es evidente que no es la tecnología el único factor a considerar, sino esta en combinación con los procesos y las personas, los que hacen verdaderamente la diferencia en las organizaciones. Como siempre digo, la tecnología no tiene días buenos y malos, cambios de humor y conducta a capricho. El reto consiste en mitigar en la medida de lo posible, el elemento que sí es variable, las personas.

 

Arturo Téllez Mejía es Maestro en TI y Administración, Consultor y Catedrático de Posgrado sobre Negocios, Tecnología, Organizaciones y Entorno. Twitter: @artellezm

Economías conectadas: futuro de los negocios

Cloud, Big data, movilidad y redes sociales están habilitando nuevos procesos de intercambio de inteligencia empresarial a través de comunidades y redes empresariales.

Las redes sociales y sitios de compras personales han preparado el terreno para las ‘Economías Conectadas’ y la forma en el sector empresarial está haciendo negocios bajo un nuevo esquema, apoyado en las redes digitales para optimizar el relacionamiento con sus socios comerciales en todo el proceso comercial, cumpliendo los dos pilares del concepto: colaboración e intercambio de información.

El uso de nuevas tecnologías ha orillado a las empresas a evolucionar sus modelos comerciales y mantenerse más cercanas tanto a sus proveedores como clientes, a fin de incrementar su competitividad, de ahíque las redes empresariales se han convertido un elemento fundamental para soportar sus acciones, y formar así comunidades para compartir procesos y su coordinación de forma más informada.

Cómputo en la nube, movilidad, aplicaciones empresariales, big data, y la convergencia de todas, son las tecnologías que están habilitando e impulsando el desarrollo de las Economías Conectadas, además de las redes sociales y las comunidades virtuales, lo que ha tenido un claro impacto en el mercado de consumo ya que facilitan el proceso de comparación de precios, referencias y la compra misma en términos de pagos y entregas, pues el proceso es transparente.

El mismo principio es aplicable a las comunidades empresariales pues así  fue demandado: el camino que conlleva las adquisiciones, las compras, la contratación de servicios externos, sistemas de financiamiento, entre otros, se buscan sean soportados más allá de la aplicación tradicional de las tecnologías de información y que tengan un mayor impacto, uno directo, en los negocios y en su respectivo proceso.

“Como consumidores, hemos participado de las economías conectadas desde hace mucho tiempo; cuando abrimos una cuenta en redes sociales o adquirimos un producto en un sitio de compras, lo compartimos con nuestras comunidades e intercambiamos información al respecto. El universo empresarial ahora puede realizar las mismas funciones mediante una red de comercio y extender su alcance a otras comunidades digitales de socios y clientes en todo el mundo para descubrir fuentes de suministro, nuevos mercados y clientes, mejores prácticas, consejos y generar inteligencia de negocios”, explicó José Rivero, Director de Ingeniería de Valor de Industria en SAP México.

Si bien, el fenómeno comienza a tomar fuerza, de acuerdo a McKinsey& Co., las empresas que utilizan las tecnologías de colaboración como redes de empresas para alinearse con sus socios superaban a sus pares en todas las categorías de rendimiento empresarial por un amplio margen. Adicionalmente, un estudio de CFO Magazine encontró que los ejecutivos de finanzas globales ven el uso de tecnologías, como la nube y las redes empresariales, para descubrir mejor, conectar y colaborar con sus clientes, proveedores y otros socios comerciales como una prioridad para la agilidad y el crecimiento.

Redes empresariales basadas en la nube, como la red de Ariba, ofrecen aplicaciones basadas para compartir un proceso de negocio y la infraestructura de la tecnología subyacente que permite a ese proceso; una comunidad o red de socios a través del cual las empresas pueden descubrir rápidamente, calificar, conectar y colaborar con los socios comerciales; capacidades en forma de mejores prácticas, la inteligencia derivada de la comunidad y otras características o servicios que permiten a los miembros de la comunidad para reunir información y tomar decisiones más informadas únicas.

Aquellas empresas con cualidades de innovación en su ADN ya están integrando dichas tecnologías y procesos a su cadena de mercado para impulsar su crecimiento y competitividad, preparándose para ofrecer nuevos niveles de productividad al interior y de satisfacción a sus clientes.

 

-Comunicado de Prensa

Velocidad de respuesta en redes sociales sin abandonar los canales tradicionales

Cada vez más empresas desarrollan estrategias para promocionar sus productos y servicios en las redes sociales, un canal de comunicación que exige una rápida capacidad de respuesta, pero que no anula vías de contacto establecidas como el teléfono o el e-mail.

La presencia de las marcas en las redes sociales crece de forma sostenida, lo que se demuestra a partir de la inversión publicitaria en estos canales: según una encuesta de Advertisers Perceptions en Estados Unidos, más de la mitad de los anunciantes tenían pensado incrementar sus presupuestos de publicidad en redes sociales. De hecho, los análisis de eMarketer estiman que la facturación por publicidad de las redes sociales llegue a los 5 mil millones de dólares este año y se incremente hasta los 6.500 millones en 2015.

Este factor ha llevado a muchas empresas a encontrar en las plataformas sociales un valioso espacio de visibilidad, desde el que interactúan con los consumidores e incentivan las ventas. Del otro lado, los clientes examinan cada vez más los perfiles de las marcas: según una investigación conjunta BT y Avaya sobre los nuevos hábitos de los consumidores, un 22 por ciento de los usuarios considera que el número de “likes” que una marca tiene en Facebook es un indicador de su éxito. El atractivo de las redes sociales como canales de venta también está en ascenso: se estima que en 2015 el 50 por ciento del comercio electrónico provendrá de ellas.

Más allá de este alentador horizonte comercial, vale la pena recordar que las redes sociales también son el terreno dónde un pequeño reclamo puede crecer y viralizarse perjudicando seriamente la imagen de una marca. Compartir un estado o hacer un retweet pueden significar la amplificación de una queja no detectada a tiempo. Y es aquí donde aparece un nuevo reto para el CustomerExperience Management (CEM): comprender cómo gestionar la relación con los clientes en los medios sociales.

Razones 3.0

Opiniones, “estados”, “likes”, comentarios. Más opiniones, más “likes”, más seguidores. Las redes sociales son el reino de lo vertiginoso: miles de usuarios que interactúan entre síy también con páginas y grupos de toda clase. Para las marcas, resulta crucial asimilar esta complejidad y comprender que, tras el dinamismo y la masividad de los clics, hay personas con motivaciones de lo más diversas.

En este sentido, son útiles los aportes de la investigación The Autonomous Customer 2013. Según este reporte, el 55 por ciento de los consumidores utilizó Facebook o Twitter para comunicarse con alguna empresa. Las razones que impulsaron esas interacciones fueron diversas: mientras algunos usuarios lo hicieron para obtener ofertas o descuentos especiales (33 por ciento), otros utilizaron este canal para manifestar sus quejas (8 por ciento) o contactarse con el servicio de atención al cliente (12 por ciento). A su vez, un porcentaje importante de los consultados admitióque seguía a una marca en las redes sociales simplemente porque le gustaba (27 por ciento) o porque quería informarse sobre sus productos (27 por ciento).

Estas cifras reflejan que las redes sociales son un auténtico canal “multi-propósito”. Las soluciones, por tanto, pasan más por adoptar un enfoque integral de CEM que por insistir en acumular adhesiones virtuales o limitarse a la promoción de nuestros productos y servicios. En consecuencia, es clave identificar desde quéetapa de la relación empresa/cliente nos “habla”cada usuario y actuar en consecuencia: ¿se trata de un potencial cliente que busca información o es un usuario que pretende que todos sus amigos y conocidos sepan de su buena/mala experiencia con la marca?

Otro canal, otras respuestas

En este escenario, es comprensible que, animados por el fenomenal crecimiento de las redes sociales (según datos de eMarketer, 1 de cada 4 personas en el mundo ya estápresente en ellas), muchas personas expresan sus experiencias de consumo en Facebook o Twitter. Sin embargo, también es importante señalar que a la hora de afrontar asuntos más complicados, los clientes siguen demandando respuestas personalizadas a través de los canales que consideran más “directos”. En efecto, el 77 por ciento opta por la comunicación telefónica a la hora de resolver problemas que considera complejos. Incluso es significativo que un 12 por ciento de quienes utilizan las redes sociales para contactarse con las marcas, luego continúe su reclamo por vías más clásicas (teléfono o e-mail).

Ante este panorama, los líderes de negocios debemos comprender que las redes sociales no reemplazan a los canales de comunicación preexistentes sino que, por el contrario, constituyen un nuevo espacio con su propia lógica y sus propias reglas. Asimilarlas y ponerlas en práctica significa gestionar de forma rápida y eficaz relaciones esenciales para el futuro de nuestras marcas.

 

Roberto Ricossa, VP de Marketing de las Américas de Avaya

Cómo la industria automotriz puede beneficiarse del big data

En la actualidad, cada vez más empresas incorporan la tecnología disruptiva del big data para poder almacenar, procesar y analizar ingentes cantidades de datos. Una de las industrias que obtiene ventajas competitivas a partir de la implementación de soluciones analíticas de big data es la automotriz. Es asícomo este sector capitaliza una mejor estrategia comercial, un aumento de la productividad y el perfeccionamiento de las operaciones.

Tanto los fabricantes de autos como los proveedores del sector buscan nuevas herramientas para analizar la información estructurada y no estructurada que proviene de una amplia variedad de fuentes, con el fin de optimizar la planificación del portafolio, la calidad de sus productos y el marketing.

Uno de los desafíos con el que se enfrenta la industria automotriz es el análisis de la información. Esto último es un gran reto si se tiene en cuenta que se trata de datos provenientes de diversos ámbitos de la compañía, abarcando las áreas de manufactura, servicios, calidad, garantía, finanzas y consumidores. Integrar la información considerando por ejemplo, los datos originados en las plantas de producción de vehículos, los datos de compra y la información de cientos de proveedores, posibilita un sistema temprano de alerta, previendo potenciales problemas antes de que estos ocurran, como asítambién, permite comprender en mayor profundidad el comportamiento y performance de cada vehículo en el mercado utilizando variables que históricamente era imposible considerar.

Actualmente, extensas cantidades de información alimentan la toma de decisiones de las automotrices y el sistema de análisis de ganancia de marca. Las empresas requieren entonces contar con adecuada visibilidad, monitoreo y alertas proactivas a lo largo de la cadena de abastecimiento y distribución a fin de reducir los costos, mejorar la eficiencia operativa, analizar los diferentes problemas y predecir la satisfacción de los usuarios. Mediante un correcto manejo de los datos, las compañías de autos pueden además garantizar la calidad de los productos, a través de la medición de la efectividad de los trabajadores y la facilitación del trabajo de los ingenieros. En este sentido, los ejecutivos del mundo automotor buscan soluciones de TI a fin de  impulsar una cultura de la innovación que perfeccione la totalidad de la cadena productiva.

 

Alexis Zlocowski, Director de la práctica de Big Data para C&LA de Teradata

Sistema Convergente (ConvergedSystem)

Si usted trabaja con redes de TI, habrá notado que la situación en este ámbito no ha cambiado mucho en los últimos 10 años: todavía necesita lidiar con la infraestructura heredada que le resta tiempo para administrar; requiere múltiples equipos para suministrar servicios a sus usuarios; consume demasiada energía y es difícil actualizar su infraestructura debido a la escasez de presupuestos.

Aquí es donde el SistemaConvergente (ConvergedSystem) entra en escena. Su propósito: reunir la capacidad de virtualización, Big Data y procesamiento de nube en un sitio de autoabastecimiento de recursos compartidos, que pueden pre-configurarse para ser utilizados en el centro de datos. De esta manera, los nuevos servicios pueden ponerse en marcha en horas o días, y no en semanas o meses, pero, ¿cómo lograrlo?

Le invitamos a que reviva el webcast “ConvergedSystem”, en el que Gualberto Huerta – HP, ofrecerá una guía práctica para responder a estos y otros desafíos que afrontan los departamentos de TI de hoy.

En este seminario virtual, moderado por José Luis Becerra, Editor de CIO México, usted podrá interactuar con sus colegas y participar en una sesión de preguntas y respuestas en la que se resolverán todas sus dudas.

Regístrese ahora

 

Introduce Dell solución de almacenamiento para 400 TB

El Dell Storage Forum México 2014 realizado este miércoles sirvió de marco para el lanzamiento en nuestro país del equipo Dell Storage SC4020, escalable a más de 400 terabytes de capacidad y enfocado a la mediana y pequeña empresa.

El nuevo modelo se deriva de la fusión entre Dell y Compellent, y es “el primer producto que integra” soluciones de otras empresas recientemente adquiridas como Equallogic, Ocaris, RNA Networks y Exanet, aseveró Alan Atkinson, vicepresidente y director general de la división de Almacenamiento de Dell.

Agregó que esta solución se puede adaptar a las necesidades de una SAN (Storage Area Network) en empresas de tamaño medio, así como a implementaciones remotas o de sucursales, ya que puede albergar hasta 10,000 buzones de correo Exchange 2013 en sólo 2U de SAN con 24 unidades de disco duro, o bien, puede alcanzar carca de 120,000 operaciones de entrada y salida por segundo (IOPS) en menos de un milisegundo de latencia para OLTP (Procesamiento de Transacciones en Línea) o cargas de trabajo mixtas.

El Storage SC4020 forma parte de la gama de soluciones Dell Storage Center Software 6.5 y se agrega a los equipos Dell Compellent SC8000, por lo que es posible conectar y gestionar el hardware de manera conjunta mediante una única interfaz de administración centralizada que ayuda a simplificar las operaciones y a reducir el costo total de propiedad. “Los usuaros pueden lograr un rendimiento SSD o all-flash por un costo hasta un 72% menor que otras soluciones en el mercado”, informó la compañía.

Asimismo, la nueva serie es compatible con Fibre Channel y ofrece conectividad iSCSI. También incluye la característica de almacenamiento unificado, que brinda la capacidad de administrar el bloque y el almacenamiento de archivos con el sistema Dell Fluid File, desde una única consola de administración. El Storage SC4020 de Dell está disponible por un precio de 25 mil dólares, en configuración básica.

Un portafolio más amplio

En el evento, Juan Francisco Aguilar, director general de Dell México, recordó el cambio que ha experimentado su compañía a nivel global, “de ser un proveedor de computadoras personales” a convertirse en un proveedor soluciones punto a punto, con la adquisición de más de 30 empresas en los últimos siete años relacionadas con servicios, networking, seguridad, de cómputo en la nube, así como empresas de almacenamiento de información, entre otras.

Aguilar resaltó el reclutamiento de especialistas en data center, en industrias y ciertos tipos de procesos que ha realizado su compañía a lo largo de estos años, y la consolidación de Dell como empresa privada desde octubre pasado, luego de que sus accionistas aprobaron la compra de la mismo por parte de su fundador, presidente y CEO, Michael Dell, y la firma de inversión Silver Lake Partners.

Por su parte, Raymundo Peixoto, vicepresidente del Grupo de Soluciones Empresariales (ESG) para América de Dell, se refirió a las tendencias de TI que vislumbra su compañía y en las cuales ya ofrece soluciones: el cómputo en la nube; la arquitectura convergente para manejar sucursales de manera integral, por ejemplo; Big Data con soluciones en almacenamiento; así como el Software Definido por Storage o el Software Definido por Networking.

De esta manera, el Dell Storage Forum México 2014 sirvió también para mostrar al público las soluciones de alto rendimiento y recuperación de datos, de backoffice y soluciones virtuales, de cloud client computing y virtualización, de servicios educativos, y de infraestructura convergente con conectividad proporcionada por la compañía.

– José Luis Becerra Pozas, Editor CIO México.