Día: 25 mayo, 2018

Cómo es que la Realidad Virtual mejora la experiencia del consumidor

El concepto de marketing sensorial, que utiliza el estímulo de los cinco sentidos humanos como forma de despertar el deseo de compra y mantener a los consumidores más tiempo dentro de las tiendas, ha sido muy utilizado por empresas de diferentes segmentos. Es ampliamente conocida su capacidad en aumentar las ventas y conquistar clientes.

Una tienda física que vende ropa, por ejemplo, puede tener un ambiente totalmente personalizado para que el cliente realice una inmersión en la personalidad de la marca: ambiente sonoro con una playlist específico, que tenga un género musical y volumen adecuado a la propuesta del establecimiento y al estilo del público objetivo, la armonización del local con un perfume específico y la iluminación correcta.

En tiempos de virtualización de mayor contacto entre consumidores y marcas, por medio de plataformas digitales, no basta que el marketing sensorial e inmersivo se restrinja al ambiente físico. Es necesario imaginar con tecnología. Este es uno de los objetivos de las campañas de marketing que utiliza la Realidad Virtual (RV) en sus acciones.

Imagina ahora que la Realidad Virtual puede ser sumada a este esfuerzo y el cliente puede conocer el proceso industrial de producción de las prendas de la tienda, a través de un tour virtual por la fábrica.

Entre los diferentes beneficios de la RV está su poder inmersivo, en que el usuario puede ser transportado a cualquier parte del mundo a través de lentes y audífonos de RV, capaces de mostrar parte de la sensación de estar físicamente en un local, con audios y videos en 360 grados.

Otro beneficio, es con relación a la gamificación, realizando simulaciones de acciones cotidianas, para que las personas puedan aprender a comportarse en diferentes situaciones y conseguir acelerar el aprendizaje para el desarrollo de soluciones. Por ejemplo, la empresa brasileña de máquinas agrícolas Jacto, utiliza Realidad Virtual para capacitar a los soldadores.

Los empleados en entrenamiento utilizan gafas de RV y en las manos bastones conectados al software que simula las herramientas de soldadura. A través de ejercicios virtuales, entrenan las habilidades finas de soldadura, mejorando posteriormente la calidad en la entrega de los productos. Otra ganancia con esta implementación fue la disminución de desperdicio de material para entrenamiento.

La marca IKEA, empresa sueca especialista en la venta de muebles domésticos, ya utiliza la RV para que sus clientes puedan probar el diseño de cocinas, cambiando los objetivos, incluyendo colores, alterando dimensiones de piezas, para tener una noción más cercana a lo real, de lo que es posible ser realizado con los productos de la marca.

La Realidad Virtual puede mejorar, también, las experiencias de los consumidores, en experiencias como adquiriendo productos por e-commerce.

La gigante china Alibaba, por ejemplo, creó una tienda virtual que replica una tienda física. De esta forma, el usuario puede navegar por los corredores con visión de 360 grados, viendo los objetos y por medio de audífonos, acompañar las sugerencias de una auxiliar de compras.

El mundo corporativo es otro que puede beneficiarse de esta tecnología, haciendo que el ambiente de trabajo se vuelva más conveniente. Es posible disminuir costos y tiempo de traslados de viajes, por ejemplo, utilizando la Realidad Virtual para estar más próximo de un cliente o abastecer para alinear decisiones y confirmar el desarrollo de procesos.

En el sector de la educación, la RV es revolucionaria. Por ejemplo, imagina aprender sobre el funcionamiento de un corazón, estando dentro de él, poder ver su comportamiento en 360 grados. Hoy esa es una posibilidad real.

 

El mercado crecerá 100%

De acuerdo con un levantamiento de la consultora IDC, el mercado de Realidad Virtual se cuadruplicará en 4 años, siendo previsto un crecimiento de más de 100% al año, hasta 2021, alcanzando cerca de $215 billones de dólares en negociaciones alrededor de toda la cadena productiva.

Los sectores que tienen mayor demanda y son responsables por impulsar la mayor parte de ese crecimiento son los vendedores al por menor y los consumidores finales. Entre tanto, otros segmentos destacan como, por ejemplo, laboratorios de campo, terapia y rehabilitación física, además de mantenimiento de infraestructura pública.

 

N. de P. Comstor

El 44% de los mexicanos considera seguro comprar por internet: Estudio

Conforme la tecnología y el internet han avanzado, los hábitos de consumo de las personas han cambiando. Por ejemplo, hoy en día las personas pueden entrar desde su smartphone o tableta a realizar pagos bancarios, gubernamentales o comprar productos en tiendas nacionales e internacionales.

Las compras en línea han sido tan disruptivas, que al día de hoy, las tiendas más emblemáticas de todo el mundo se han sumado a esta nueva ola y ahora podemos encontrar en la World Wide Web la versión electrónica de tiendas departamentales, supermercados y tiendas especializadas.

Para conocer las nuevas tendencias y el e-commerce en nuestro país, De las Heras Demotecnia, en colaboración con la revista Forbes, realizaron el siguiente estudio en donde el 63% de los encuestados afirmó que el celular es su principal herramienta para conectarse con el mundo digital, sin embargo, no es el único aparato electrónico desde el que se conectan las personas, pues el 25% de la población utiliza la computadora como medio digital y sólo el 5% hace uso de las tabletas.

A pesar de que en la actualidad hay más personas conectada a internet, el 43% de los mexicanos mencionó que no realizan compras o pagos por dicha vía, pero existe un 17% de la población que realiza una compra al mes, un 8% que compra dos veces al mes y sólo el  4% que realiza tres compras en el mismo periodo de tiempo.

El 44% de los encuestados opinó que comprar productos o pagar servicios por esta vía es segura, pero el 42% de los participantes piensa que sigue siendo inseguro realizar este tipo de transacciones.

Profundizando un poco en este tema, la compra de productos en línea no es el único beneficio que trajo el internet, de hecho, el pago de servicios tanto bancarios como de gobierno se han sumado a esta nueva era, sin embargo, el 69% de la población mexicana nunca ha realizado alguna operación bancaria en línea y el 73% nunca ha pagado algún servicio como agua, luz, teléfono, etc.

En las tiendas en línea el servicio de entrega es una de las ventas, pues en muchas ocasiones los pedidos pueden enviarse de manera gratuita o en su defecto se ofrece envíos express. Frente a esto, el 58% de los mexicanos afirmaron no tener problemas con los tiempos de entrega de sus productos, sólo el 35% mencionó que la promesa de entrega en tiempo y forma no se cumplió al 100%.

Con respecto a la compra lúdica en internet, el 10% de los mexicanos afirmó que siempre ha comprado boletos de avión por internet, el 15% alguna vez compró boletos para ir al cine, el 12% pocas veces ha comprado viajes en internet y el 13% de los encuestados dijo que  pocas veces ha comprado comida preparada a domicilio vía internet.

Para finalizar con el estudio demoscópico, el 60% de los mexicanos mencionó que su experiencia ha sido buena y que los productos han llegado en buen estado, pero el 29% no opina lo mismo, pues sus productos han llegado con cierto retraso incluso un poco dañados.

El doble valor de la nube para un mundo siempre conectado

La nube es una de las tecnologías a las que cada vez mayor número de organizaciones está recurriendo, pues implementada inteligentemente les permite ofrecer servicios más ágiles y seguros, de manera fácil y eficiente. Hace poco más de una década que nació este formato de cómputo, pero es hoy que vive su mayor momento debido al ritmo de la innovación en la historia reciente, impulsado por estrategias de transformación digital, colaboración 7.24.365 e hiper disponibilidad, entre otras.

Es significativo el número de organizaciones en las que la nube está cambiando la forma en que cumplen tanto con sus metas de producción como con las de protección. De acuerdo con el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam, las empresas a nivel nacional están invirtiendo aceleradamente en la nube, en diversos formatos: 67%, en software como servicio (SaaS); 50%, en infraestructura como servicio (IaaS), y 40%, en plataforma como servicio (PaaS). De manera adicional, 57% de ellas también invierten en respaldo como servicio (BaaS), y 43%, en recuperación ante desastres como servicio (DRaaS).

Para la conformación del mundo permanentemente activo y conectado que empresas y usuarios esperan, la nube está demostrando tener, pues, un doble valor: por un lado, ciertamente es el habilitador por excelencia de la transformación digital de los negocios, al abrir la puerta a una mayor productividad de los empleados mediante herramientas de colaboración y automatización de procesos que hacen más ágil la operación, pero por otro –no menos importante–, la nube es también uno de los principales ingredientes con los que las compañías garantizan la disponibilidad de datos, aplicaciones e infraestructura.

Los cambios por venir

El naciente fenómeno del aprovechamiento dual del cómputo en la nube implica ciertas modificaciones a la tendencia tecnológica que esta modalidad representa, las cuales comenzarán a hacerse presentes en las iniciativas de TI de las organizaciones.

La más notoria es, sin duda, el uso de una estrategia de nube híbrida, dado que no existe un único entorno de nube que sea perfecto para cada carga de trabajo. En este sentido, las plataformas de gestión de ambientes multi-nube seguirán madurando para dar paso a la óptima integración de los diferentes tipos de nubes. De igual forma lo harán los servicios de bases de datos en la nube, como Azure Cosmos y Google Cloud Spanner, permitiendo el desarrollo de nuevas aplicaciones de misión crítica, de híper escala y sumamente distribuidas.

Conforme este tipo de soluciones y otras aplicaciones nativas en la nube continúen mejorando para un mayor aprovechamiento del entorno Cloud, el interés de las empresas por integrar datos y análisis en cada herramienta que se entregue en la nube será cada vez mayor. Características atractivas como baja latencia, escalamiento horizontal y distribución geográfica proporcionarán el tipo de potencia que requieren las tendencias globales, como el Internet de las Cosas (IoT).

De cara al futuro, una vez que se vayan dando estas modificaciones, la inteligencia artificial (IA) habilitada a través de las plataformas de nube comenzará también a penetrar de forma masiva en las diferentes industrias y aplicaciones empresariales.

Si hoy día tecnologías como Alexa, Cortana y Siri ya demuestran el poder de esta tendencia y su impacto en la vida diaria, imagine lo que la IA y las capacidades del aprendizaje automático harán por las organizaciones, impulsadas por petabytes de datos y recursos computacionales ágiles y eficientes. Por citar unos ejemplos, podemos pensar en el gran impacto que podrían tener la investigación biotécnica, los modelos económicos y financieros, y la experiencia de los clientes, entre otras.

La pregunta para las organizaciones en la actualidad no gira en torno a subirse o no a la nube, sino a cuál es la mejor estrategia para tener éxito. Apenas estamos comenzando a entender las nuevas dinámicas que provocarán la evolución de la nube y las aplicaciones que se monten en ella, así como la creciente automatización y, por supuesto, la nueva agilidad que ofrecerá la hiper disponibilidad.  Lo que sí es un hecho es el alto valor que la nube tiene en la tarea de las empresas de prepararse para la nueva era digital de los negocios y la interacción con clientes.

Por: Paul Mattes, vicepresidente del Grupo de Nube Global de Veeam.