Día: 26 junio, 2018

Cuatro pilares para tener Infraestructura y Operaciones exitosas

En 2018, aceleradas fuerzas continúan perfilando la travesía del departamento de TI hacia un mundo más digital. La infraestructura y operaciones (I&O) heredadas, así como las arquitecturas de los centros de datos están quedándose cortas en su propósito de responder a las necesidades del negocio digital. Aunque la tecnología siempre será importante, Gartner sostiene que los líderes de I&O necesitarán enfocarse en las personas y en el proceso de cómo la operación de la Tecnología de la Información apoya con éxito a la transformación del negocio digital en 2018 y más allá.

“La escala tiene muchas dimensiones. Las organizaciones ascienden para ganar eficiencia y aprovechan capacidades aprendidas de otras áreas con el fin de aplicarlas en otra área”, afirma Federico de Silva, director de Investigación de Gartner. “Pero, lo que está sucediendo fuera del área de TI y fuera de la empresa está convirtiéndose también en algo de una importancia vital en la era del negocio digital. Las organizaciones deben considerar ahora, escalar hacia fuera para proveer una interconexión entre plataformas y ecosistemas internos y externos”.

“Para el área de I&O esto significa una gran destreza y escala – creando una cultura que rápidamente aprende y se adapta”, dijo Katherine Lord, vicepresidente de Gestión de Gartner. “La pericia digital es un nuevo conjunto de atributos y destrezas que le permiten a las organizaciones operar exitosamente en un mundo digital en constante cambio”.

Los analistas presentaron estos hallazgos durante el Gartner IT Infrastructure, Operations Management & Data Center Summit 2018, celebrándose esta semana en la Ciudad de México.

Federico de Silva, director de Investigación de Gartner; y Katherine Lord, vicepresidente de Gestión de Gartner

Gartner ha identificado cuatro pilares para mejorar y transformar la infraestructura y las operaciones de la TI en 2018 y a futuro:

 

1. Ayude a ofrecer liderazgo en la plataforma digital

La organización del departamento de I&O debe transformarse para implementar agilidad e innovación a la vez que se debe enfocar en la generación de valor para el cliente. Para hacerlo, debe alejarse de una mentalidad basada en la tecnología u orientada a proyectos y más bien tener una aproximación al negocio digital que cruce los silos de tecnología con un enfoque en las capacidades de negocios que proporcione valor a los clientes externos.

“Las iniciativas digitales están aumentando su demanda de agilidad y requiriendo de los líderes de I&O que se enfoquen menos en antiguas prioridades de TI y preocuparse más por la automatización”, señaló De Silva. “Esto incluye reducir la inversión en las torres tradicionales de tecnología y comprometer esa inversión al desarrollo de capacidades en la fuerza de trabajo en la automatización de la TI y en los ecosistemas y plataformas basados en la nube”.

 

2. Implementar una infraestructura programable

El área de I&O no puede ofrecer agilidad sin ser capaz de implementar y absorber el cambio. Una infraestructura programable que pueda detectar y responder con rapidez los requerimientos del cliente es necesaria.

“Para adoptar una infraestructura programable se requiere la inversion en los componentes de la plataforma, que son definidos por software y que proveen interfaces de aplicaciones programables (APIs) para automatizar y orquestar el manejo de las cargas de trabajo a lo largo de plataformas de infraestructura privadas, híbridas y de la nube pública”, indicó Lord. “Las API proveen acceso programático a los servicios y datos de la I&O. Los mismos deben ser implementados para que los consumidores de la I&O (como los desarrolladores) puedan disfrutar de los servicios y de los datos para crear nuevas soluciones de negocio”.

 

3. Implementar procesos ágiles y modelos de operación

Ser ágil no solo implica “ir rápido”. La agilidad es un enfoque que abarca todo el sistema de detección y respuesta. La estructura de la organización y la cultura del equipo deberá cambiar para reflejar el enfoque en el aumento del producto y en el cliente.

“El cambio cultural se califica a menudo como el más fácil entre las tareas que tiene el liderazgo empresarial”, apunta De Silva. “Como en todos los proyectos de cambio de cultura, los cambios más grandes son más difíciles de ejecutar que los pequeños. Empiece por seleccionar los miembros del equipo que estén comprometidos con el cambio y dispuestos a trabajar en nuevas formas y con la personalidad para inspirar a otros. Es importante empezar el proceso con este tipo de individuos que quieran trabajar en equipo. Una cultura del héroe no se puede escalar y es difícil de sostener”.

 

4. Personal versátil

Gartner predice que para 2020, 75 por ciento de las empresas experimentarán disrupciones visibles en su negocio debido a las brechas en las habilidades del área I&O. Esto representa un incremento de menos del 20 por ciento en 2016. Cerrar esa brecha requerirá un cambio considerable en la mentalidad de los líderes de la I&O quienes han tenido la tendencia a enfocarse en el “qué” de los trabajos relacionados con I&O – conocimiento técnico, educación y entrenamiento, por ejemplo. Mientras las nuevas destrezas técnicas seguirán siendo requeridas, las destrezas blandas, como el pensamiento crítico, la resolución de problemas, el conocimiento del negocio y las habilidades para la comunicación serán tan importantes como la eficiencia técnica.

Gartner pronostica que para 2021, 40 por ciento del equipo de la TI serán “versatilistas” – aquellos que pueden jugar múltiples roles, la mayor parte de los cuales estarán vinculados a los negocios más que a la tecnología. Este cambio se producirá primero en el departamento de I&O y será seguido por un incremento en el número de directores de TI no técnicos y líderes con perfiles versátiles.

“La clave para proporcionar valor digital a escala es contar con el talento humano apropiado. Actualmente no hay suficiente talento con la destreza digital para contratar, por lo tanto, los líderes de I&O necesitan desarrollar estas competencias nucleares en el talento con el que ya cuentan”, asegura Lord.

Los obstáculos de la transformación digital

La mayoría de las organizaciones a nivel mundial se encuentran ya en alguna etapa de su transformación digital. Éstas han reconocido que, hoy por hoy, ése es el mejor camino para alcanzar sus objetivos de negocio, los cuales son fundamentalmente: brindar a clientes y usuarios una mejor experiencia en un entorno siempre conectado; facilitar que empleados y socios tengan acceso a la información y aplicaciones del negocio en todo lugar y momento, para optimizar la toma de decisiones y la agilidad de respuesta, y ofrecer servicios más eficientes en tiempo, que permitan cumplir con las metas del negocio.

En América Latina, la tendencia también está marcada. De acuerdo con cifras de IDC, para el año 2021 al menos el 40% del Producto Interno Bruto (PIB) se habrá digitalizado.

Las empresas que han comenzado a preparar su transformación saben que se trata de una tarea compleja. En el mismo material citado en el párrafo pasado, IDC puntualiza que, en el caso de México, los retos que están impidiendo el salto son: falta o disminución de presupuesto (55%), obsolescencia tecnológica (33%), incapacidad para desarrollar un retorno de inversión a partir de la transformación digital (31%), falta de capacidades en el equipo (25%) y carencia de compromiso ejecutivo (20%).

Además, la transición requiere de parte de las organizaciones un cambio de mentalidad, la aplicación de nuevas políticas y procedimientos enfocados en mejores prácticas y el uso de tecnologías que han probado habilitar la digitalización de los negocios, como la virtualización y la Nube, mismas que traen consigo desafíos adicionales para las empresas.

Dadas las condiciones que las áreas de negocio exigen a los departamentos de TI, éstos requieren hacer un esfuerzo mayor para, por un lado, impulsar la eficiencia y optimizar el rendimiento manteniendo la seguridad y confiabilidad al implementar entornos heterogéneos e híbridos, y por otro, garantizar a los usuarios una conexión con datos, aplicaciones e infraestructura permanentemente activa, aun ante las crecientes amenazas y la posibilidad siempre latente de fallas humanas y eventualidades.

El panorama aún es reservado. De acuerdo con el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam, si bien 7 de cada 10 organizaciones a nivel mundial consideran que la disponibilidad de datos y aplicaciones es crítica o muy importante para la ejecución de sus iniciativas de transformación digital, en el 66% de los casos tales iniciativas aún se están viendo inhibidas por una disponibilidad insuficiente o bien a causa de tiempos de inactividad no planificados. En el caso de México, el porcentaje es todavía mayor: 73%.

Si esto está ocurriendo es porque las empresas arrastran brechas de disponibilidad (es decir, que existe una diferencia entre los niveles de servicio que las unidades de negocio están esperando y la capacidad real que tiene el área de TI para entregarlo) y brechas de protección (donde la tolerancia de la organización en cuanto a pérdida de datos es rebasada por la falta de habilidad de los departamentos de TI a protegerlos con la frecuencia suficiente), mismas que generan un costo financiero directo de $21.8 millones de dólares en promedio, según indica el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam.

¿Qué hacer para sortear los obstáculos de la transformación digital? Lo primero es admitir que se tienen estas brechas y cuantificar la magnitud del problema, lo que se logra evaluando los alcances de los acuerdos de niveles de servicio (SLA, por sus siglas en inglés) de las unidades de negocio con respecto a los mecanismos de protección y capacidad de recuperación con que cuenta el área de TI. Asimismo, es importante realizar un análisis para conocer el impacto económico y de imagen que estas brechas están generando.

Lo siguiente es tener presente que la disponibilidad y protección total son verdaderamente alcanzables, siempre y cuando las empresas logren abandonar los enfoques tradicionales y adopten una estrategia de TI basada en tecnologías innovadoras sobre la base de la virtualización y la Nube, que permitan un sistema de protección y recuperación eficiente, confiable, flexible y ágil, elementos clave para el éxito de los negocios en esta era, enmarcada por una operación y entrega de servicios siempre activa.

 

Por: Abelardo Lara,

Country Manager,

Veeam en México.

Seis preguntas que se debe hacer al elegir una Red Administrada en la Nube

Hay muchas razones por las cuales tantas organizaciones están cambiando a redes administradas en la nube. No solo reduce la carga del equipo de IT sino que también permite a los negocios moverse de un modelo CapEx a un modelo OpEx, logrando que los costos se distribuyan a lo largo del tiempo. Además, siempre se tienen las últimas capacidades de red, y alguien más es responsable de efectuar esas actualizaciones nocturnas. ¿Pero qué solución de red administrada en la nube se ajusta mejor a tu negocio? Aquí están las consideraciones clave.

 

1. ¿Qué está incluido en la solución de red administrada en la nube?

Tus usuarios esperan conectividad donde sea y cuando sea desde todos sus dispositivos móviles, sin falla. Además, las organizaciones están utilizando cámaras de seguridad cada vez más, termostatos inteligentes y otros dispositivos de Internet of Things (IoT). Necesita una solución de red administrada en la nube que pueda hacer frente a las imparables demandas de movilidad actuales y dispositivos inteligentes.

Con las redes administradas en la nube, sigues teniendo Access Points (APs) y switches cableados en tus oficinas, pero toda la instalación y el manejo en curso se lleva a cabo desde un buscador web o aplicación móvil.

  • Access Points: Debes ser capaz de combinar e intersectar diferentes APs en tus oficinas, escuelas o campus para cumplir con los requerimientos de desempeño, densidad y de presupuesto; tanto en el interior como en el exterior. Lo que es más importante, asegúrate de preguntar si las APs actualizan automáticamente el RF performance de forma que todos los smartphones, tablets y otros dispositivos inalámbricos obtengan el excelente servicio que necesitan.
  • Switches: Debes ser capaz de seleccionar switches cableados de calidad empresarial diseñados para espacios de trabajo digitales y optimizados para usuarios móviles que hagan mayor sentido para ti. No te encierres con switches de grado comercial o legados.
  • Administración: Una vez que elijas las APs y switches adecuados, puedes manejar tu red desde cualquier dispositivo utilizando un navegador o una aplicación móvil. De cualquier manera, la interfase del usuario no solo debe ser intuitiva y visualmente atractiva sino también sencilla de usar para personas con diferentes niveles de experiencia técnica. También es relevante preguntar ¿puede darte información detallada acerca del estado de los AP y de la utilización del CPU cuando sea necesario para atacar problemas más rápido?

 

2. ¿Está protegida tu inversión?

Las prioridades de un negocio cambian rápidamente estos días, y necesitas estar preparado para lo inevitable. ¿Qué pasa si tu compañía es adquirida por otra, o si la tuya adquiere a otra? Tu solución de red administrada en la nube debe tener una arquitectura flexible que se adapte fácilmente a tus necesidades. Asegúrate de que los APs que elegiste puedan operar tanto en una arquitectura con menos control o ser manejados por un control móvil, con un simple cambio de software. Y que tus APs y switches puedan ser manejados por una herramienta de administración de sitio si tu negocio o un nuevo CTO ordena cambiar la arquitectura—sin tener que romper y reemplazar toda tu inversión de hardware.

3. ¿Qué tan confiable es el servicio administrado en la nube?

La continuidad de un negocio es una razón primordial para moverte a las redes administradas en la nube. Pero la dura realidad es que los cortes suceden—incluso con los mejores proveedores. ¿Qué pasa con tu negocio cuando el internet se va? Tienes problemas más grandes que perseguir, no dejes que el manejo de la red sea uno de ellos. Asimismo, ¿qué pasa cuando tu suscripción expira? Pregunta a tus posibles proveedores a profundidad para determinar si – y qué tanto – de tu red podría estar comprometida. ¿Tus oficinas seguirían teniendo Wi-Fi, o se quedarán en completa oscuridad?

 

4. ¿Cómo están protegidos los usuarios de contenido inapropiado y amenazas maliciosas?

La filtración de contenido y la capacidad de control de acceso deben ser construidas en la red administrada en la nube. No debería ser necesario comprar equipo extra o licencias para obtener control sobre aquellas aplicaciones que están permitidas en la red y para prevenir que los usuarios vean contenido web inapropiado. Indaga en cuanto a las capacidades de filtración de las aplicaciones y asegúrate de que sean intuitivas y que no te dejen buscando entre cientos de aplicaciones no inidentificadas.

 

5. ¿Es sencillo remediar la queja de “el Wi-Fi no funciona”?

Los usuarios se frustran cuando no pueden acceder a sus aplicaciones en la nube o a un sitio web. Tu red administrada en la nube debe brindarte conocimiento inmediato de lo que está causando el problema. Quizá hay problemas con la búsqueda de DHCP o DNS, la asociación del cliente con APs o el portal cautivo no está funcionando. El saber por dónde empezar a atacar los problemas te ayuda a resolver los incidentes con más rapidez –y mantiene a la gente productiva y feliz.

6. ¿La red provee analítica presencial?

El Wi-Fi puede revelar conocimiento que te ayude a conducir mejor tu negocio. Un retailer, por ejemplo, puede usar analítica presencial para tener claro cuántos clientes entran a la tienda en diferentes momentos del día y a qué tienda van. Pueden usar la información para tomar decisiones acerca de los productos, el personal, la organización de la tienda y ofertas de marketing. Una red administrada en la nube debe ser capaz de detectar la presencia de dispositivos móviles y analizar los patrones de tráfico (así como asegurar la privacidad total del usuario).

 

Por: Everth Hernández, Director de Ingeniería de Sistemas en Aruba México.

Las cinco principales dudas sobre fibra óptica

La fibra óptica se ha convertido en una solución para soportar la demanda de mayor ancho de banda, pero en la industria aún existen muchas preguntas al respecto de su uso, aplicaciones o sus regulaciones, entre otras.

“Aunque hay muchas dudas todavía sobre la fibra, más que nada hay una buena cantidad de ellas sobre cómo suspenderla, si puede o no ser doblada y cómo hacerlo y, por supuesto, cómo se ajusta a las regulaciones europeas o americanas”, mencionó Carlos Morrison Fell, VP Enterprise Field Application Engineer – CALA en CommScope.

 

1. ¿Puedo doblar la fibra alrededor de una esquina angosta?

En el pasado, algunas preguntas se limitaban a saber a dónde y cómo colocar el almacenamiento de holgura. En ocasiones la respuesta fue idear carretes en la bandeja superior para mantener un gran radio de curvatura, en otras se ejecutaron parches a través de diferentes marcos para mantener las curvas fuera y tomar toda la holgura necesaria. Sin embargo, ahora que la fibra con radio de curvatura reducido (RBR) está clasificada según un estándar en particular, hay paneles, marcos, cajas de pared, etcétera, que permiten enrollar la holgura directamente en la unidad.

¿Significa esto que no deberá preocuparse por cómo manejar las bobinas? ¿La pérdida inducida por la curva desaparece? La respuesta no es del todo un “no”, pero hay que entender algunas cosas: todavía hay estándares de radio de curvatura de fibra óptica de vidrio, por ejemplo, UIT-T G.657.A1 tiene un radio de curvatura mínimo de 10 mm, G.657.A2 / B2 a 7.5 mm y G.657.B3 de 5 mm.

“Con estos radios de curvatura específicos se necesitan mantener sistemas limpios con el RBR apropiado. Todavía puede haber pérdida de flexión, pero tal vez no de la misma manera que el pasado”, añadió Carlos Morrison Fell. “Históricamente podrías rastrear la fibra para ver físicamente la curva, pero con la fibra de hoy en día, la pérdida por flexión podría indicar un asentamiento incorrecto de un conector o un problema de enrutamiento en una bandeja de empalme”.

La fibra RBR es un gran paso en la tecnología de fibra que se expandirá a todas las partes de la red, incluso a la planta externa. Tenga en cuenta que, con el uso adecuado y la administración de cables, los técnicos deben ser capaces de eliminar la pérdida por flexión a través de toda la red

2. He escuchado acerca de la conectividad de 8 fibras, pero uso MPO de 12 fibras (inserción de múltiples fibras). ¿Debo cambiar?

La respuesta corta es no. Si se gestiona correctamente, una infraestructura de MPO de 12 fibras con más fibras por conector proporciona un 50 por ciento más de fibras utilizables por conector en el mismo espacio. Esto es valioso ya que los estándares en evolución continúan usando fibras dúplex como opciones de conectividad a través de al menos 100Gbps.

La razón principal para la introducción de conectores MPO de 8 fibras fue proporcionar soporte de aplicaciones de señales paralelas utilizando ocho de las 12 posiciones de fibra disponibles del conector MPO estándar de la industria. Esta aplicación generalmente ocurre en un transceptor QSFP (Quad Small Form-Factor Pluggable).

 

3. ¿Por cuánto tiempo puedo suspender la fibra autosuficiente?

La mayoría de los cables de fibra óptica autosuficientes pueden resistir mecánicamente las cargas de distancias más largas que normalmente se especifican para cada cable. Sin embargo, las longitudes de tramo a menudo están limitadas por la tensión colocada en el vidrio de fibra óptica dentro del cable, e incluso por los requisitos de espacio libre mínimo provistos por el Código Nacional de Seguridad Eléctrica (NESC).

 

4. ¿Será la fibra óptica la mejor solución para conectar radios de red celular en el futuro?

El consenso en la industria es que sí. Los operadores de redes móviles optarán por la fibra como la tecnología preferida para backhaul y fronthaul a radios de redes celulares siempre que sea posible, debido a los requisitos de ancho de banda cada vez mayores.

La densidad de las radios para celulares futuros impulsará la convergencia de red entre el tráfico alámbrico e inalámbrico, aumentando la necesidad de soluciones de redes de fibra que se centren en proporcionar densidad, accesibilidad y flexibilidad para admitir múltiples aplicaciones necesarias para el futuro.

“Otro factor importante es reducir el consumo de energía y optimizar el uso del espacio en la torre. Muchos operadores están en transición a la arquitectura C-RAN) y la fibra es clave para la transición. Con C-RAN, las unidades de banda base (BBU) se mueven desde la parte inferior de la torre hacia las oficinas centrales que se pueden ubicar a muchos kilómetros de distancia. C-RAN ofrece una forma eficaz de aumentar la capacidad, la fiabilidad y la flexibilidad de la red, al mismo tiempo que reduce los costos operativos. También es un paso necesario en el camino hacia la Cloud-RAN, donde la funcionalidad de la BBU se ‘virtualizará’, lo que permite una gran elasticidad y escalabilidad para futuros requisitos de red”, añadió Morrison Fell.

 

5. ¿Cómo se puede confirmar el cumplimiento de los cables de fibra óptica con las nuevas regulaciones europeas RCP para aplicaciones en edificios?

Introducido en 1989 por los reguladores europeos, la Directiva de Productos de Construcción (CPD), más tarde el Reglamento de Productos de Construcción (CPR), se diseñó para garantizar que los materiales y equipos que comprenden edificios como oficinas y escuelas estén a salvo de peligros como incendios y otros riesgos. Con la nueva clasificación publicada en 2016 sobre cómo los productos de cables de comunicaciones reaccionan al fuego, la Comisión Europea exige que los materiales de construcción, como la fibra óptica tengan un lenguaje técnico común como CPR 305 / 2011, por ejemplo.

Todas las instalaciones de fabricación que prestan servicios en el mercado europeo deberán haber sido auditadas y aprobadas por organismos notificados; además, la industria de la construcción deberá trabajar únicamente con proveedores que hayan llevado a cabo amplias pruebas con estos organismos y puedan proporcionar las declaraciones de rendimiento adecuadas para sus productos de cableado, organizados en Euroclases A a F.

“Se requerirá que cada producto lleve la etiqueta CE apropiada para la clasificación europea aplicable. El tipo de prueba está determinada por el tipo de sistema de verificación que utiliza el organismo notificado. Euroclass Cca y B2ca utilizan la verificación más estricta ‘Sistema 1+’, que requiere auditorías continuas y de las instalaciones de producción y pruebas de productos. El sistema 3 incluye Euroclass Dca y Eca, que son clases de seguridad más bajas”, puntualizó Carlos Morrison Fell, VP Enterprise Field Application Engineer – CALA en CommScope. “Aproximadamente el 80% de los Organismos Notificados están acreditados para el Sistema 1+ y pueden asignar Euroclass Cca y superior. Es importante que las organizaciones se aseguren de utilizar el organismo notificado apropiado que se puede encontrar en el sitio web de NANDO de la Comisión Europea”.