Día: 21 agosto, 2018

Hacia el futuro del Internet de las cosas

La tecnología sigue evolucionando a un ritmo acelerado, y hoy la podemos ver presente en nuestras actividades cotidianas, gracias a esta innovación todos están preparados para asumir el siguiente paso de dicha evolución, por ejemplo, direcciones IP destinadas a algún órgano para ser monitoreado o bien para que un médico pueda conectarse y verificar su estatus de funcionamiento.

En los últimos 3 años el crecimiento del Internet de las cosas (IoT) ha supuesto la aparición de miles de millones de dispositivos interconectados y para 2021 llegará a alcanzar el hito de 46 mil millones, mientras tanto Cisco afirma en un reciente estudio que habrá 50 mil millones de dispositivos conectados para el 2020. IoT Analytics, ha dicho que para 2020, por cada persona habrá al menos 2 que estarán conectadas a 6 dispositivos a la vez.

Para 2021, el gasto total para el IoT alcanzará aproximadamente los 1 400 billones de dólares. y 2022, su despegue será definitivo. Siempre y cuando se logren resolver éste y otros desafíos.

El gasto en hardware, software, servicios y conectividad de IoT alcanzó aproximadamente $737 mil millones de dólares en 2016, según la firma de investigación IDC, con las mayores inversiones en sectores industriales y comerciales como manufactura ($178 mil millones de dólares), transporte ($78 mil millones de dólares) y servicios públicos ($69 mil millones de dólares). Se espera que el gasto llegue a $1.29 billones de dólares en 2020.

Por otro lado, los especialistas afirman el 92% de los desarrolladores de IoT consideran que la seguridad continuará siendo un problema en el futuro. Los dispositivos interconectados para 2021 llegará alcanzar los 46 mil millones de usuarios.

Es muy claro, el futuro inmediato el IoT tiene al menos tres temas a reforzar: plataforma, conectividad y aplicaciones:

Plataforma, se trata acerca de la forma y el diseño sobre la interfaz y experiencia de usuario, así como de las herramientas de análisis para luego de forma segura transmitir grandes volúmenes de datos.

Conectividad, de la mano del anterior, incluye todos los dispositivos portátiles del día a día, y los de más alto nivel tales como las ciudades inteligentes, se trata de una conectividad tal que pueda garantizar la conectividad tal como se utiliza en el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), donde las comunicaciones máquina a máquina dominan el terreno.

Aplicaciones: cualquier aplicación debe garantizar: controlar “cosas”, recoger “datos” y analizar “datos”, el IoT requiere de aplicaciones determinantes para impulsar el modelo de negocio empleando una plataforma unificada.

Las tres categorías se interrelacionan y se requiere que las tres funcionen a la perfección. Si falta una, el modelo no funcionará y se detendría el proceso de estandarización.

Para 2021 el gasto total para el IoT alcanzará aproximadamente los 1 400 billones de dólares.

Algunos estudios indican que el hardware seguirá siendo la categoría de gasto más grande, seguida de los servicios, el software y la conectividad. El gasto en hardware se acercará a $ 400 mil millones para 2020. Asia – Pacífico (excluido Japón) es la región que verá el mayor gasto de IoT.

Pero eso no es todo, hoy sabemos que en el futuro la nube se convertirá en la opción por excelencia pues según vicepresidente de International Data Corporation (IDC), Frank Gens “La nube seguirá siendo importante, pero no será la misma nube anterior. Estará en todas partes y hará todo”.

El 20% de las implementaciones en la nube estarán en el límite para 2021. El 90% de las empresas tendrán topologías de nubes mixtas con interacción de nubes múltiples. El 80% del código de aplicaciones internas vendrá de fuentes externas y el 10% de todo el código para el 2027 vendrá de la inteligencia artificial.

Las aplicaciones de software y las plataformas IoT estarán compuestas por software complementario y superpuesto por lo que se requerirán de 500 millones de nuevas aplicaciones para 2021.

El futuro se antoja prometedor, la interconexión con la Internet a través del creciente relacionamiento de personas, procesos, datos y cosas, será cada vez más importante en los próximos años. Este rápido crecimiento ofrece grandes oportunidades, para personas, empresas y sectores industriales completos.

 

Por: Javier Barella, Regional Business Director de OSIsoft.

Blockchain podría ayudar a los damnificados de desastres naturales

La tecnología de Blockchain se encuentra ya en una fase de adopción importante entre las empresas globales y las posibilidades que ofrece han ido creando disrupción desde el entorno de las criptomonedas —donde se originó—, hasta el ámbito de las cadenas productivas.

Según SAP, el Blockchain, al simplificar procesos complejos entre distintos actores creando confianza y transparencia, tiene el potencial de incluso ayudar a las personas y organismos a reaccionar mejor en situaciones de emergencia y desastres naturales.

Esta perspectiva resulta particularmente interesante para países que necesitan cada vez más tecnología que ayude a hacer más efectiva y pronta la reacción ante estos sucesos.

En los últimos 10 años, México ha reportado pérdidas de 470 mil millones de pesos debido a desastres naturales, de acuerdo con cifras del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Torsten Zube, VP de Blockchain para SAP, indicó que el Blockchain ofrecería un acercamiento completamente nuevo para movilizar equipos y organizaciones tanto públicas, como privadas cuando ocurran desastres, debido a que el problema más grande en dichas circunstancias no suele ser la falta de recursos, sino la logística para dirigir y entregar eficientemente el apoyo.

Según explica Zube, el sistema confiable, descentralizado y transparente del Blockchain es capaz de conectar a diversas entidades —ya sean de gobierno, grupos comunitarios, proveedores de servicio de salud u otros— ayudándolos a alinearse mejor para cumplir con la demanda inmediata y llevar ayuda a quien más lo necesita. Dando la apertura para que todos se involucren, accedan y proveen data en una plataforma de open source, “la dinámica en la atención de desastres podría cambiar por completo”, aseguró.

Esto quiere decir que el Blockchain, al utilizar el Smart Contract —un algoritmo simple y abierto insertado en la cadena de bloques y que funciona como una medida para que todos sigan las mismas reglas—, las solicitudes de apoyo pueden ser casi automáticamente atendidas gracias a un sistema de registro compartido que reduce cualquier retraso logístico y evita malas prácticas, sumando transparencia en todo el proceso.

En ese sentido, la red basada en esta tecnología brindaría:

  • Poder distribuido: Todos los participantes tendrían la capacidad de hacer una planeación conjunta en los operativos de atención a damnificados.
  • Interoperabilidad: El Blockchain proveería una sola fuente actualizada en tiempo real y cualquier participante podría consultar el historial completo.
  • Flexibilidad: Cualquier elemento podría unirse o salir de la red en cualquier momento.
  • Privacidad: Cada equipo contaría también con el control de sus datos sin la necesidad de exponer todos sus recursos gracias a un entorno seguro.

Si bien ninguna tecnología tiene las posibilidades de prevenir desastres, las innovaciones disruptivas como el Blockchain brindan soluciones más eficientes en el manejo de información y capacidades de reacción estratégico, lo cual lo convierte en una gran solución ante escenarios de desastres naturales de alto riesgo.

Puntos a considerar al momento de elegir un wallet para Criptomonedas

Hoy en día existen diferentes tipos de wallets para criptomonedas en el mercado por lo que es importante que las personas tengan en cuenta cuáles son las características que más les favorecen a la hora de elegir una  de ellas para guardar sus criptodivisas.

“Se trata de un monedero de criptomonedas, que también es conocido como wallet. Allí es donde se almacenan las diferentes criptodivisas. Lo primero que se deben saber los usuarios  sobre estas carteras virtuales, es que cada criptomoneda usa una diferente, así que antes de realizar una transacción hay que asegurarse que la criptomoneda que enviamos va dirigida a un monedero que pueda admitirla, de lo contrario se podrían perder las criptomonedas enviadas”, comentó Giovanny Vargas, Cofundador de Cripto Al Día.

El bitcoin ha sido tendencia en los primeros meses del año 2018 gracias a sus fluctuaciones y cambios constantes.

México se ubicó, de acuerdo a un ranking realizado por Local Bitcoin, en puesto número 15 dentro de los países en los que más crecieron los intercambios de moneda local por bitcoins (y viceversa).

A continuación, enumeramos los 5 consejos que todo usuario debe tener en cuenta a la hora de elegir un monedero o una wallet.

 

1. Tipo de inversión

Es importante que se tenga en cuenta el tipo de inversión que se va realizar ya que esto definirá que monedero elegir. Por ejemplo, si lo que se quiere es ser un Holder (inversores que no venden sus criptomonedas y las almacenan) pueden utilizar un monedero físico o una wallet virtual del que tengan acceso inmediato. “Es recomendable para este tipo de inversores que tengan una wallet física para evitar hackeos y que puedan perder sus criptomonedas”, dijo Vargas.

Por otra parte, para los Traders (Inversores que utilizan exchanges para intercambiar criptomonedas) se recomienda que tengan wallets que se utilizan en las plataformas de intercambio. Por último, es recomendable para quienes hacen actividades de inversión y de almacenamiento que tengan un sistema de wallet física y virtual para mayor seguridad.

 

2. Seguridad

Sin lugar a dudas, es importante elegir un proveedor que brinde las garantías necesarias para tener un monedero seguro. Para ello, el punto más importante a tener en cuenta es seleccionar una wallet en la web. Si esta es HTTPS, entonces significa que la información que se transfiere está cifrada. Y eso es justo lo que se debe buscar.

 

3. Transparencia

Siempre se recomiendan que la billetera sea de código abierto, ya que de esta forma asegura dos ventajas: saber cómo se está asegurando el bitcoin y verificar de manera efectiva si hay alguna vulnerabilidad, según el portal de Cripto Al Día.

4. Hacer un respaldo o backup

Fundamental. No solo para las criptomonedas o las finanzas, sino esta medida de seguridad vale para todo lo que acontece en el mundo digital. No es suficiente con tener los datos en la nube, además, es esencial que exista un respaldo de esa información en un hardware como puede ser un disco o pendrive. Es necesario tomar todas las precauciones posibles para evitar tragedias.

 

5. Elegir un monedero móvil

Con ellos se puede acceder a las criptomonedas desde un smartphone lo que es una ventaja ya que siempre se van a tener a mano para realizar transacciones mediante el escaseo de un código QR, sin la necesidad de copiar largas direcciones de envío.

“Los monederos móviles una buena alternativa para hacer compras en tiendas y pronto podrían ser el sustituto de las tarjetas de crédito o el dinero fiat. Hay carteras que solo soportan el uso de bitcoin (Electrum), pero también se pueden encontrar algunas que pueden soportar el uso de cientos de criptomonedas”, concluyó Vargas.