Día: 2 octubre, 2018

Nueva tecnología de Tim Berners-Lee permitirá al usuario tener control de sus datos

Tim Berners-Lee, científico creador de la World Wide Web, ha anunciado la creación de Solid, una tecnología que, según él, dará el control a la gente sobre sus datos. En su lucha por una web más justa para todos, opina que, la web se ha convertido en un motor de inequidad y división; influenciado por fuerzas poderosas que lo usan para sus propias agendas.

Además, Berners-Lee afirma que las grandes compañías de tecnología no pueden seguir abusando de los datos de los usuarios, especialmente a raíz de todo el escándalo de Cambridge Analytica. De hecho, el pasado viernes, la red social de Zuckerberg anunció una brecha de seguridad que afectaba a unos 50 millones de usuarios dejando al descubierto no solo sus datos, sino sus cuentas, que han estado a merced de ser controladas por los hackers.

“Hoy, creo que hemos llegado a un punto de inflexión crítico, y ese poderoso cambio para mejorar es posible, y necesario. Esta es la razón por la cual, en los últimos años, he estado trabajando con algunas personas en el MIT y en otros lugares para desarrollar Solid, un proyecto de código abierto para restaurar el poder y la agencia de los individuos en la web”, asevera el Berners-Lee.

Solid pretende cambiar el modelo actual donde los usuarios tienen que entregar datos personales a gigantes digitales a cambio de un valor percibido. “Necesitamos evolucionar la web para restablecer el equilibrio, dándonos a cada uno de nosotros el control total de los datos, personales o no, de una manera revolucionaria”, comentó.

 

Una web mejor y más equilibrada

Solid, es el proyecto de código abierto en el que ha estado trabajando durante los últimos años, y que espera dar a los usuarios un mayor control sobre sus datos, permitiéndoles decidir cuáles de sus aplicaciones pueden acceder a ellos.

Inrupt será la nueva compañía que proporcionará una estrcutura comercial dentro de la cual impulsar Solid. “Inrupt será la infraestructura que permita a Solid florecer. Su misión es proporcionar energía comercial y un ecosistema para ayudar a proteger la integridad y la calidad de la nueva web construida en Solid”, señaló.

 

IDG.es

México apuesta por el Edge, DCIM, eficiencia energética y modularidad

México sigue destacando como mercado estratégico en América Latina y las cifras avalan esta afirmación. Los usuarios del mercado mexicano apuestan por modernizar o mejorar sus instalaciones en gran medida, pero también aumentan los centros de datos de nueva construcción, que representan una porción importante del pastel.

Según datos procedentes de la encuesta DCD México a más de 1,200 usuarios, un 18% está involucrado en proyectos de nueva instalación de data centers y un 42% está modernizando o mejorando sus instalaciones ya existentes. A estas cifras se suma otra que, si bien aún está en sus inicios, puede darnos una idea de hacia dónde quiere ir el sector: un 5% de los usuarios cuenta con una nueva instalación edge.

En cuanto a tecnologías de interés, las propuestas de data centers modulares, las de DCIM y tendencias como Inteligencia Artificial o Machine Learning siguen copando los primeros puestos en las preferencias los usuarios, al igual que aquellas que permiten ampliar espacio, como SSD o almacenamiento flash.

Estas nuevas inquietudes contrastan con otras más clásicas, como la seguridad o las fuentes de alimentación crítica. Por lo que respecta a los sectores más activos del mercado, en México destacan sobre todo servicios de TI, gobierno, sector financiero y Telecomunicaciones.

 

 

 

Lecciones que nos deja el reciente problema de seguridad de Facebook

La semana pasada, Facebook se encontró en el centro de las noticias debido a un fuerte problema de seguridad que puso en riesgo la información personal de millones de usuarios de la red social.

El 28 de septiembre surgió la noticia de que un atacante explotó una vulnerabilidad técnica en el código de Facebook que le permitiría ingresar a las cuentas de cerca de 50 millones de personas.

Si bien Facebook fue rápido al atender la vulnerabilidad y corregirla, señalan que no saben si alguna cuenta fue efectivamente vulnerada.

Este problema sigue al escándalo de Cambridge Analytica de principios de este año que resultó en un grave mal manejo de los datos de millones de personas que usan Facebook. Ambos eventos ilustran que no podemos ser complacientes con la seguridad de los datos. Las empresas que resguardan datos personales y sensibles deben estar muy atentas a la hora de proteger los datos de sus usuarios.

Sin embargo, incluso las más vigilantes también son vulnerables. Incluso unaa simple brecha de seguridad puede afectar a millones de usuarios, como podemos ver.

Hay algunos aspectos que podemos aprender de esto que aplican a otras conversaciones sobre seguridad: implementarla bien es notoriamente difícil y los atacantes persistentes encontrarán errores para explotar. En este caso, se trató de una combinación de tres errores en la plataforma de Facebook aparentemente sin relación entre sí.

Esta es una lección para cualquiera que diga que puede construirse un acceso excepcional de forma segura. No es un momento para el júbilo, sin embargo. Creo que la transparencia con la cual los ingenieros de Facebook se enfrentaron a este problema contribuirá a los esfuerzos de la red social para reconstruir la confianza con sus usuarios. Y seamos sinceros, esos ingenieros encontraron el problema ellos mismos a través del monitoreo de sus sistemas.

Facebook no solo proporciona los medios técnicos de acceso a sus propios servicios, sino también para otros. Si bien aún no hay pruebas de que se hayan comprometido las aplicaciones de terceros, creo que debemos pensar en descentralizar algunos de estos mecanismos de inicio de sesión antes de que colapse uno de estos castillos de naipes. No se trata de algo trivial, ya que construir y mantener estos sistemas de manera segura requiere de muchos recursos, que no están disponibles para todos.

Se trata de un problema complejo, que está ganando notoriedad como un asunto significativo que debemos resolver pronto si realmente queremos ver una Internet abierta, globalmente conectada, confiable y segura para todas las personas.

 

 

Por: Olaf Kolkman,

Chief Internet Technology Officer,

Internet Society.

 

La tecnología ayudará a frenar la escasez de agua en el mundo

El aprovechamiento de los recursos naturales ha sido un tema siempre presente en la agenda política de los países del mundo. Optimizar y aprovechar cada uno de ellos, se ha convertido en un objetivo común que bien podría alcanzarse mediante la implementación de procesos innovadores.

Pero, ¿y si ya no hubiera más recursos naturales para abastecer a la humanidad? De acuerdo con la organización Global Footprint Network, el pasado 1° de agosto de este año se clasificó como el Earth Overshoot Day, es decir, el día en el que toda la humanidad consumió los recursos naturales que el planeta podría renovar en todo el año, esto significa que a partir de ahora éstos deberán ser racionados.

Tomando en cuenta el comportamiento de consumo de los seres humanos, hoy se requieren 1.7 planetas por año para poder abastecer la demanda mundial de recursos.

Actores de todos los sectores se suman día con día, motivados en la persecución de nuevos métodos que permitan extender la vida de los recursos y de esa manera asegurar la existencia de los seres vivos que conforman el planeta. Tal es el caso de la compañía franco mexicana, Veolia, la cual a través de tecnología ofrece extender la vida de recursos tan esenciales como el agua, lo cual es fundamental para el desarrollo sustentable de nuestro país.

Tal vez te interese: Cómo las TICs podrían ayudar a solucionar la escasez de agua en México

Con un portafolio de alrededor de 350 tecnologías, en conjunto con Veolia Water Technologies, contribuyen a la optimización del agua a través de sus procesos de tratamiento del recurso. En el caso de México aplican procesos innovadores para lograr la purificación de agua hasta niveles de uso potable directo e indirecto, recuperando con ello gran parte de las aguas residuales que se producen en las grandes urbes. En cuanto al sector industrial a través de sus soluciones tecnológicas, aprovechan al máximo aguas residuales en la industria, para de esa manera alcanzar el concepto de ‘cero descarga’.

Las tecnologías son un gran aliado para la optimización de los recursos, sin embargo, no se puede ignorar más la importancia del consumo responsable del usuario, sobre todo en el caso del agua. Hacer un uso adecuado de ella es responsabilidad de cada persona.

Expertos prevén que a este ritmo, se habrá agotado todo el agua consumible para el 2050. Aún estamos a tiempo de extender la vida del vital recurso y por consiguiente la de todos los seres vivos del planeta.