Día: 22 octubre, 2018

Multicloud y Data Protection, están impulsando la nueva era de la seguridad en México: Estudio

Thales anunció los resultados de su 2018 Estudio de Tendencias de Cifrado en México. El informe, basado en una investigación independiente del Ponemon Institute y patrocinado por Thales, refleja algunos de los cambios y desafíos que las organizaciones mexicanas experimentan debido a tendencias como multicloud, la necesidad de proteger la información confidencial de fuentes internas y externas, divulgación accidental y las continuas amenazas de los hackers hacía la seguridad de los datos.

El reporte revela que las empresas están adoptando el cifrado en México para proteger datos o aplicaciones confidenciales, el 30% de los encuestados dicen que tienen una estrategia de cifrado aplicada de forma consistente en sus organizaciones. Sin embargo, está por debajo del promedio global del 43%.

México obtuvo la calificación más alta para los hackers como una amenaza para los datos confidenciales en comparación con cualquier otro país en la encuesta global.

Los registros financieros (52%) y los datos relacionados con los pagos (51%) son los dos tipos de datos que comúnmente se cifran más en México. Este es un cambio significativo respecto al año pasado, donde los datos de empleados / HR fueron el tipo de datos que se cifró de manera dominante .Y, por segundo año consecutivo, México, más que cualquier otro país en la encuesta, clasificó la gestión de claves como una característica de cifrado de alto valor.

 

Crecimiento constante proyectado del cifrado en la nube

El uso cada vez mayor de múltiples proveedores de la nube hace que las organizaciones luchen por hacer frente a un mayor número de implementaciones de cifrado, lo que hace que sea necesariopersonal más capacitado y experimentado que maneje la administración de claves. A pesar del alto valor que las organizaciones mexicanas asignan a la administración de claves, también reportaron el nivel más alto donde se requiere mayor esfuerzo (77%) asociado con la falta de personal calificado.

  • El 46% de los encuestados de México está utilizando más de un proveedor de nube pública y el 71% planea hacerlo en los próximos dos años;
  • El 78% de los encuestados de México usan la nube para aplicaciones y datos confidenciales / no sensibles hasta el momento, o lo harán en los próximos dos años; y,
  • El 45% de las organizaciones indica que solo usarán claves para el cifrado de datos en reposo que ellos, en lugar de un proveedor de la nube, controlan.

Un caso para la protección de claves, gestión de claves y aplicaciones de encriptación.

Tanto las soluciones de gestión de claves como los módulos de seguridad de hardware (HSM), así como las aplicaciones de cifrado, desempeñan un papel importante en las iniciativas de protección de datos. El rendimiento, la aplicación de políticas, el soporte para algoritmos emergentes y la gestión de claves son muy importantes a medida que crece el uso del cifrado

Para México, se espera que el uso de HSM crezca a lo largo del próximo año para varios casos de uso incluidos principalmente el cifrado de bases de datos, el cifrado de la nube pública, el procesamiento de transacciones de pago y el suministro de credenciales de pago.

¿Estamos listos para la revolución autónoma?

El famoso dicho “el cambio es la única constante” es más que apropiado para esta era digital. ¿Por qué? Las nuevas tecnologías están transformando casi todas las industrias y compañías, y la mayoría de los individuos – independientemente del trabajo que realicen – están sintiendo el efecto. Estas fuerzas disruptivas están causando un efecto dominó, exigiendo a las empresas a responder de una manera mucho más holística y estratégica. Los líderes de negocios no sólo deben convertir los desafíos en oportunidades, sino también prepararse para manejar consecuencias inesperadas. ¿Cómo pueden, entonces, preparar sus negocios de cara al futuro y mantenerse relevantes para los consumidores?

Hoy en día podemos ver cómo la inteligencia artificial – combinada con machine learning, automatización y poder de cómputo masivo – está marcando el camino hacia la revolución autónoma. Por primera vez, creemos a las máquinas capaces de realizar actividades que antes considerábamos más allá de sus capacidades – como por ejemplo, tomar decisiones, analizar sentimientos en tiempo real o incluso manejar autos.

En un auto que se maneja sólo, uno ingresa la dirección de destino y deja que el auto lo lleve reconociendo las mejores rutas, navegando el tráfico y hasta lidiando con las dificultades para estacionar – todo a tiempo para llegar a la próxima reunión. El auto que se maneja sólo elimina la necesidad de manejar, e incluso la necesidad de aprender a manejar, reduciendo a la vez los riesgos asociados al error humano. ¿Y si tus sistemas de tecnología de la información pudieran ser así de inteligentes?

Lo autónomo lleva la innovación en la nube hacia un nuevo nivel, que varios analistas incluso reconocen como una nueva categoría.

Imaginemos – ¿y si nuestros servicios de nube pudieran ofrecer capacidades de auto-administración, auto-aseguración y auto-reparación para que las organizaciones puedan reducir costos, minimizar riesgos, acelerar la innovación y obtener insights predictivos? Hoy, todo esto ya es posible. De hecho, lo autónomo es el próximo nivel de automatización: minimiza los riesgos, mejora la eficiencia operacional y permite a los negocios incorporar rápidamente la innovación y, en consecuencia, crecer.

¿Cómo va a impactar la era autónoma en México?

La Unidad de Inteligencia de The Economist presentó recientemente el Índice de Preparación para la Automatización, un ranking de naciones en función de su capacidad para integrar fluidamente la automatización inteligente en sus economías.

México ocupa el puesto número 23 en el ranking general y es considerado un mercado emergente en cuanto a políticas e iniciativas relacionadas a dicho proceso.

El reporte encontró que incluso los países más preparados tienen trabajo que hacer. Las áreas foco que se proponen giran alrededor de la necesidad de desarrollar políticas de educación y programas de entrenamiento aún más efectivos; hacer énfasis en el aprendizaje continuo para asegurarse de que la velocidad con que se dan los cambios no deje a las personas con desventajas en torno a los empleos del futuro, mucho más orientados a lo humano y en sintonía con la ejecución de rutinas automatizadas por parte de robots o máquinas.

En su origen, lo autónomo es posible gracias a la inteligencia artificial y el machine learning, y muchos negocios argentinos y latinoamericanos de diversas industrias ya están adoptando este paradigma revolucionario. Para las organizaciones de la región, es una gran oportunidad para dar un salto de calidad y abrazar la onda de lo autónomo, poniendo a punto su infraestructura tecnológica de cara al futuro y posibilitando un crecimiento exponencial del negocio.

Es importante notar que la tecnología en sí misma puede ayudar en la transición; después de todo, apunta a incrementar las habilidades humanas y liberar a las personas para que puedan dedicarse a trabajo de mayor valor, en lugar de buscar reemplazarlas. Todo esto significa menos tiempo dedicado a tareas manuales, con la consecuente disminución de errores humanos, y más tiempo para el enriquecimiento y el trabajo colaborativo.

Muchas empresas progresivas ya están disfrutando de los beneficios de lo autónomo en el negocio, tales como ciclos de innovación más rápido, mejores experiencias de usuario, mayor eficiencia operacional y productividad, entre otros. Entonces, ¿estamos listos para la revolución autónoma?

 

Por: Raman Krishnamoorthy, Vicepresidente IT, Bata India Limited y Ratan Sanjay, Director- Platform & Infrastructure Cloud Solutions, Oracle India.

 

¿Qué buscan los mexicanos en su operador móvil postpago?

Al segundo trimestre de 2018 (2T18) se contabilizan 21.4 millones de suscriptores móviles en la modalidad de postpago, lo que representa 18.2% del total del mercado. Este agregado de usuarios registró un crecimiento anual de 7.9% en comparación al segundo trimestre de 2017 y una proporción al alza explicado por las mejores condiciones de oferta en este segmento, a saber: más MB de datos móviles, consumo ilimitado en apps de redes sociales, mensajería instantánea y transporte, así como la inclusión de suscripciones a plataformas de video bajo demanda por internet.

En su distribución por operador, Telcel alcanza un total de 13.1 millones de usuarios o 61.3% del mercado de postpago, seguido por AT&T con 5.9 millones (participación de mercado de 27.7%) y Movistar con 2.4 millones (11.1%), con un incremento anual de 6.3%, 9.1% y 15.2% en su base de usuarios, respectivamente.

El mayor crecimiento de Movistar es producto de una estrategia agresiva en su oferta de postpago, adicional a una relativamente baja tasa de desconexión y a la disponibilidad de servicios de valor agregado como Blim y Spotify a precio preferencial. Por su parte, AT&T mantiene una trayectoria positiva sostenida en usuarios atribuible a su fuerte inversión en publicidad, aumento de cobertura y mejora en la provisión de servicios.

A pesar de registrar la menor cifra de crecimiento, Telcel mantiene una estrategia enfocada en la atracción de clientes de alto valor al fijar tarifas agresivas en esta modalidad, así como al ofrecer planes con mayores subsidios a equipos y la proveer servicios móviles 4.5G.

Distribución de Mercado de Suscriptores de Postpago, 2T18

Fuente: The Competitive Intelligence Unit con Información de los operadores.

En términos de ingresos, los operadores móviles generaron un total de 21.8 millones de pesos correspondientes al mercado de postpago durante el 2T18. Ello implica una disminución de 0.5% con respecto al mismo periodo de 2017. Esta contracción se debe a una fuerte reducción del gasto promedio por usuarios (ARPU por sus siglas en inglés), motivada por la oferta de planes competitivos y la consecuente migración del usuario a planes atractivos en términos de precio.

Para comprender la configuración del mercado, se requiere conocer los determinantes de elección de operador. Tan sólo 11.0% de los suscriptores postpago señalaron no haber tomado la decisión sobre qué operador contratar.

Casi 9 de cada 10 tomaron su decisión basada en factores como la calidad de los servicios, el precio, el posicionamiento de la marca entre otros.

Al momento de decidirse por un operador, la característica que los usuarios de postpago ponderan principalmente es la cobertura, tal que 40.2% de los suscriptores eligieron a su operador basado en este factor. En este sentido, los operadores en este mercado tienen un reto de garantía de disponibilidad de servicios en el territorio nacional. En tanto, la calidad del servicio ocupa el segundo puesto en términos de las preferencias de elección de operador elección de operador (37.4%). En contraste, tan sólo 5.3% y 4.3% de los suscriptores declararon que el precio y las promociones fueron determinantes en su elección de operador.

Preferencias de los Usuarios de Postpago en la Elección de Operador
(Proporción del Total, %)

Fuente: The Competitive Intelligence Unit.

Si bien la concentración que aún registra el mercado móvil, incluso en el segmento de postpago, beneficia al operador preponderante en términos un mayor músculo financiero para el despliegue de infraestructura con sus efectos en cobertura y calidad de red, los operadores competidores requieren mejorar su posicionamiento de marca, generar acuerdos para mejorar su cobertura y continuar con su fuerte ejercicio de inversión para optimizar la calidad del servicio. Enfocar estrategias de mercado y campañas de difusión en factores determinantes para la elección de operador resultará en una mayor eficiencia en el gasto publicitario, así como en una eficaz atracción de usuarios a su red.

 

Por: Javier Medina y Santiago Yunes | The Competitive Intelligence Unit.