Día: 29 octubre, 2018

¿Cuándo es el mejor momento para migrar UNIX a Linux?

El papel de las áreas de TI (Tecnologías de la Información) ha avanzado considerablemente en los últimos años: han dejado de ser centros de costo para transformarse en generadoras de valor.

Esto no ha pasado desapercibido para la alta administración de las empresas, que las ve como un catalizador de una estrategia de negocio exitosa, al grado que, de acuerdo con Gartner, en 2018 los presupuestos de TI se incrementaron.

Para TI es una oportunidad de probar su capacidad de innovar, así como de adoptar una mentalidad progresista; no obstante, un obstáculo al que podrían enfrentarse sería tener que destinar fondos a mantener sistemas legados (software y hardware), muchos de los cuales aún están basados en sistemas propietarios como UNIX.

Integrar los viejos entornos con los nuevos y lograr que se comuniquen entre sí representa también una tarea compleja que demanda recursos y tiempo de los expertos técnicos, quienes se han dado cuenta de que los beneficios que ofrecían los sistemas heredados se están esfumando, que es complicado encontrar al personal capacitado que los gestione, y que la inseguridad se incrementa debido a que los servicios de soporte ya no están disponibles.

Hasta hace unos años, se optaba por UNIX debido a su confiabilidad para sustentar aplicaciones de misión crítica, particularmente en industrias con regulaciones estrictas como servicios financieros, salud y servicios públicos.

Actualmente, la viabilidad de la plataforma UNIX va en descenso. Se puede observar que muchos proveedores de TI dejan de invertir en este sistema operativo para hacerlo en Linux.

Para muestra: 82% de las aplicaciones que corren en Amazon Web Services (AWS) lo hacen sobre el software desarrollado por Linus Torvalds.

Fuente de innovación

Desde su creación hace 27 años, Linux ha estado ofreciendo una base común, estandarizada y predecible, que permite innovar constantemente. Ha sido además el catalizador de avances que están definiendo el futuro de la tecnología misma y los negocios. Por ejemplo, el cómputo en la nube es resultado de su creciente adopción. De no ser por la eficiencia técnica y los bajos costos que ofrece, el cloud sería totalmente distinto a como lo conocemos hoy: se asemejaría más a stacks de UNIX aislados e inflexibles.

Asimismo, la tecnología de contenedores surgió gracias a que utilizan componentes estandarizados del sistema operativo del pingüino que brindan una forma novedosa de agrupar y consumir aplicaciones empresariales. A esto se añade la creación de Kubernetes y proyectos de código abierto como Docker.

Asimismo, Linux contribuyó a abrir un espacio entre las aplicaciones y el hardware para dar origen a servidores x86. En conjunto, todas estas derivaciones están abriendo las puertas de la innovación a la TI empresarial, la cual ha dejado de dedicarse únicamente a mantener funcionando sistemas con altos costos de mantenimiento y licenciamiento.

Dar el salto

Desde el punto de vista financiero, de modernización y adaptación al mercado, son evidentes los beneficios para las organizaciones que están migrando de los entornos legados a los modernos basados en estándares abiertos.

No obstante, tomar la decisión de hacerlo requiere planeación y un marco de tiempo que considere varios factores.

De hecho, para el grueso de las empresas, el momento óptimo para dar el salto a Linux es cuando finaliza el contrato de mantenimiento de los servidores que contienen las cargas de trabajo relevantes. Normalmente, es de tres a seis años a partir de la fecha de contratación.

Debe hacerse una cuidadosa planeación antes de que termine dicho convenio para evitar tomar decisiones precipitadas o enfrentarse a un marco de tiempo reducido para ejecutar el proyecto.

Los líderes de TI están conscientes de que los planes de migración se realizan por etapas y evitan hacer la transferencia de todas las cargas de trabajo a la vez. Además de reducir el riesgo, este método permite dar prioridad a los cambios que generarán el mayor beneficio con el mínimo esfuerzo.

En ocasiones las aplicaciones legadas no están disponibles para correr sobre Linux, por lo que se debe realizar la conversión de código de forma interna, contratar a un tercero o traer a desarrolladores independientes. Hay que considerar que dicha conversión puede variar considerablemente de una aplicación a otra.

Se debe tener en mente que, en algunos casos, el tiempo y el esfuerzo necesarios para llevar las aplicaciones y cargas de trabajo a una plataforma de código abierto como Linux podría tener un impacto negativo en los beneficios potenciales.

Camino a la modernización

Dejar atrás las plataformas propietarias para abrazar una infraestructura basada en estándares es un paso fundamental hacia la modernización y, por ende, a la transformación digital de una compañía.

Implica también adoptar una cultura abierta, la cual permea desde los líderes empresariales hasta los niveles operativos y técnicos, que permite ser más ágiles y responder de inmediato a un entorno de negocio más complejo.

Desde su origen, Linux ha estado definiendo el rumbo de la evolución tecnológica y ha creado un ambiente propicio para la innovación y la participación constantes. Y más importante aún, ha impulsado la colaboración con comunidades de código abierto, lo que acelera su robustez y confiabilidad.

Es, sin duda, un ingrediente de la fórmula que está llevando a las organizaciones a competir con éxito con las empresas nativas digitales, que han prosperado en la economía digital que sirve de marco a la Cuarta Revolución Industrial, así como con sus iguales tradicionales que han comprendido que no pueden quedarse estancadas con una infraestructura monolítica que retrase su crecimiento y las condene a desaparecer.

_________________________

Por: Mario Silva, Solution Architect Manager de Red Hat México.

DJI presenta Drone para usos industriales y operaciones de rescate

DJI presentó un nuevo miembro a su familia de drones, con la incorporación del Mavic 2 Enterprise, un drone portátil especialmente diseñado para profesionales en el ámbito de operaciones de búsqueda y rescate, así como empresas, gobiernos, instituciones educativas y otros profesionales.

El Mavic 2 Enterprise fue diseñado con los estándares de la U.S. Federal Aviation Administration (FAA) en mente y está pensado para empresas que deseen transformar sus operaciones con la tecnología de los drones.

Tiene un diseño compacto y plegable con un amplio rango de controles y accesorios que incrementan sus capacidades durante operaciones críticas, tales como la lucha contra el fuego, la respuesta a emergencias, la actuación de las fuerzas de seguridad y la inspección de infraestructuras.

“El Mavic 2 Enterprise fue diseñado para servir a compañías que estén preparándose para probar los beneficios de la tecnología de drones, con una herramienta fiable y segura con la que los profesionales podrán integrar los drones en sus operaciones”,  comentó Roger Luo, Presidente de DJI.

El Mavic 2 Enterprise incorpora una cámara de 12 MP de alta resolución con un estabilizador en tres ejes que realiza fotos y videos estables y fluidos. La cámara sirve para extender la visión del piloto con su zoom óptico 2x y su zoom digital 3x. Este zoom mejora la capacidad de los drones de identificar e inspeccionar zonas difíciles, así como de asistir a los servicios de emergencia a proteger vidas y propiedades.

Es posible montar nuevos accesorios de DJI en el cuerpo del Mavic 2 Enterprise y manejarlos con la aplicación correspondiente. Entre los accesorios que las empresas podrán encontrar destacan:

  • Foco M2E – Un foco dual con un brillo de 2400 lúmenes que permite a los operadores desarrollar su trabajo en zonas oscuras o con pobre iluminación. Este foco es ideal para operaciones de búsqueda y salvamento, así como para inspecciones industriales.
  • Altavoz M2E – Un altavoz con un volumen máximo de 100 decibeles (a 1 m de distancia) que permite a los pilotos reproducir hasta 10 mensajes de voz personalizados en cualquier momento. Al abrir un canal de comunicación con individuos cercanos al dron, puede resultar vital durante operaciones de salvamento de emergencia.
  • Baliza M2E – Diseñada de acuerdo a los estándares Night Waiver de la Administración de Aviación Federal de los Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés), la Baliza M2E puede emitir una luz estroboscópica visible a hasta tres millas de distancia. Esto permite a los pilotos llevar a cabo sus misiones en condiciones con poca iluminación o de noche con mucha mayor seguridad. Además, permite a los operadores de drones o de aeronaves tradicionales cercanos ser conscientes de la presencia del dron.


Funciones de seguridad reforzada

El Mavic 2 Enterprise incluye nuevas funciones para proteger la integridad de fotos, videos, registros de vuelos, y cualquier otra información generada durante vuelos sensibles. El Mavic 2 Enterprise tiene 24 GB de memoria interna y protección con contraseña, permitiendo discernir responsabilidades por todos los accesos a las funciones y a los datos guardados en el dron.

Una nueva función de marca de tiempo GPS codifica la fecha, hora y lugar en que se tomó una imagen, permitiendo así una mejor asignación de responsabilidades para los pilotos y asegurando que los datos capturados por el dron sean fiables y puedan tener usarse en contextos como la inspección de infraestructuras críticas o procesos legales.

Además, los usuarios del Mavic 2 Enterprise con una necesidad particularmente estricta de seguridad pueden utilizar el modo local de datos de DJI que, al activarse, interrumpe el flujo de datos entre el dispositivo móvil conectado al drone e Internet. De esta forma es posible responder a las necesidades especialmente elevadas de seguridad en vuelos relacionados con infraestructuras críticas, proyectos gubernamentales u otras misiones sensibles.

Además, todos los Mavic 2 Enterprise están equipados con la tecnología AirSense de DJI, que permite ser más conscientes de su situación y mejorar la seguridad del espacio aéreo. AirSense utiliza un receptor integrado en el drone que alerta automáticamente al piloto al detectar señales ADS-B procedentes de aeronaves y helicópteros cercanos, y proporciona alertas de posición en tiempo real a través de la aplicación móvil DJI Pilot. Esto supone un nivel adicional de seguridad para operadores profesionales de drones que vuelen en espacios aéreos concurridos o cerca de operaciones complicadas, como puedan ser operaciones de lucha contra el fuego, respuesta a desastres naturales o vigilancia de infraestructuras. DJI AirSense es un sistema clave para garantizar que los drones se incorporen de forma seguro a los cielos.

Los motores de propulsión FOC del Mavic 2 Enterprise, junto con sus hélices generan menos ruido, permitiendo alcanzar un tiempo de vuelo máximo de 31 minutos y una velocidad punta de 72 km/h. Además, integra una nueva batería que le permite rendir en condiciones ambientales adversas que pueden bajar hasta los -10 ºC.

El sistema FlightAutonomy de Mavic 2 Enterprise incluye detección omnidireccional de obstáculos, que recibe información de ocho sensores visuales de alta resolución y dos infrarrojos, para facilitar un vuelo más seguro.

Protección de datos, una prioridad para el equipo Williams Martini Racing de F1

El Gran Premio de México 2018 de Fórmula 1 realizado este fin de semana evidenció nuevamente que, además de la pericia de los pilotos y del ejército de técnicos que apoyan cada escudería, se trata de un deporte basado en datos. El caso del equipo Williams Martini Racing es un claro ejemplo de ello.

En sus 40 años de historia –desde 1977 cuando creada por Frank Williams y Patrick Head– sus datos siempre han sido protegidos de acuerdo con los más altos estándares de la industria y actualmente el equipo cuenta con sistemas para mantenerse así. Sin embargo, como los demás equipos de la Fórmula 1, esta escudería enfrenta un desafío: el creciente volumen de datos.

Y es que la información proveniente de los procesos de telemetría, diseño, ingeniería, CFD (dinámica de fluidos computacional), el túnel de viento y la fabricación del vehículo es de vital importancia en la Fórmula 1. La pérdida de datos en cualquiera de estas etapas no es una opción porque puede tener un efecto negativo en el rendimiento del equipo donde más importa: la pista de carreras.

“Tenemos tres cajas fuertes llenas de cintas que contienen cientos de terabytes de datos”, explicó Graeme Hackland, CIO de Williams Martini Racing. “Necesitábamos un socio tecnológico que nos ayudara a lidiar con la protección de datos de una manera más eficiente”.

Señaló que anteriormente Williams tenía una estrategia de copia de seguridad tradicional: usar el NDMP (Protocolo de Administración de Datos de Red) y almacenar datos en cintas. Pero a pesar del uso de NDMP, la ventana de respaldo creció exponencialmente de un año a otro, de manera que las copias de seguridad llevaban más y más tiempo completar. Llegó al punto en que el equipo ya no podía manejar la cantidad de datos que necesitaban ser protegidos cada día en la fábrica de Williams. Además, las tareas nuevas para copia de seguridad no se podían iniciar porque las copias anteriores todavía se estaban ejecutando.

Por si esto fuera poco, la recuperación de datos también representó un desafío, ya que tratar de encontrar datos y luego recuperarlos se convirtió en una tarea de tiempo completo. Los administradores debían garantizar que las copias de seguridad se estuvieran ejecutando correctamente, solucionando los problemas a medida que surgían. A pesar de que tuvieron que hacer muy poca recuperación, les tomó demasiado tiempo efectuar esta tarea. Y cuando el administrador recuperaba finalmente los datos de la copia de seguridad, “a menudo la persona que la había solicitado ya estaba en otra tarea o concentrado en otra cosa”, recordó el CIO.

Un proceso transformador y seguro

Cuando en 2014 Hackland se unió a Williams Martini Racing como CIO, comenzó a impulsar la transformación digital de la empresa. Esto incluyó una amplia adopción de servicios basados ​​en la nube para aumentar la productividad y aprovechar el poder de cómputo adicional que ésta podría proporcionar.

Cabe señalar que Williams utiliza la nube para efectuar análisis de datos, empleando dos racks de servidores que coloca en su garaje durante cada carrera. La compañía también tiene más de 1,000 buzones de Microsoft Office 365 y evalúa el uso de SharePoint en línea.

acronis-williams-f1-premio-de-mexicoSin embargo, el sistema de respaldo que utilizaba en la fábrica no podía proteger las cargas de trabajo en la nube del equipo. Williams requería una nueva solución que no discriminara entre entornos locales y de nube, para así proteger todas las cargas de trabajo. “Necesitábamos un socio de protección de datos para ayudarnos a ser más agresivos con nuestra nube y asegurarnos de que siempre tengamos una copia de repuesto de todos nuestros datos”, afirmó Hackland.

Para enfrentar sus desafíos de protección de datos, Williams Martini Racing formalizó una asociación tecnológica estratégica con Acronis, mediante la cual esta empresa de origen suizo proporcionó una protección de datos completa para la fábrica de Williams, aplicaciones empresariales, así como la infraestructura necesaria para las labores de pista y talleres en cada competencia.

Esta protección requiere la implementación más de 200 servidores de propósito general, tanto SQL físicos como virtuales, así como 650 estaciones de trabajo para el equipo de ingeniería de Williams y más de 1,000 buzones de Microsoft Office 365. De esta forma, la información se almacenan dentro de un centro de datos de Williams con la opción de replicarlos en un centro de datos externo o en la nube de Acronis para una protección adicional.

Esta configuración ha permitido a Williams iniciar el proceso de erradicación de las cintas y mantener los datos fácilmente accesibles.

La siguiente etapa de la implementación incluirá la protección de las cargas de trabajo en la nube y las herramientas de productividad, como las cuentas de Microsoft Office 365 y los entornos de SharePoint. Acronis proporcionará una copia de seguridad de nube a nube y un almacenamiento seguro de datos en la nube, proporcionando visibilidad de los datos a través de la misma interfaz de administración utilizada para todos los demás datos.

La función Acronis Active Protection incorporada también detecta, finaliza y se recupera automáticamente de los ataques de ransomware, que es la variedad de malware más generalizada y destructiva. “Esta tecnología es rápida e intuitiva, y ha ayudado a Williams a optimizar nuestros recursos de TI”, concluyó Hackland.

IBM adquiere a Red Hat

IBM quiere ser un fuerte referente en el mundo de cloud híbrida. Lleva, de hecho, años moviendo su negocio hacia la nube y ha visto una oportunidad clara para acelerar este paso en el gigante del software de código abierto, Red Hat, al que comprará todas las acciones ordinarias emitidas y en circulación a un precio de 190 dólares por acción en efectivo, lo que representa un valor total de la empresa de aproximadamente 34,000 millones de dólares.

La operación ha sido ya aprobada por los consejos de ambas compañías y se prevé que se cierre completamente en la segunda mitad de 2019, una vez que los reguladores hayan dado el visto bueno.

Esta será una de las mayores operaciones de la historia del sector tecnológico, la mayor del ámbito del software, superior al montante que Microsoft pagó por Linkedin (23,200 millones de dólares), pero no tan alta como los 67,000 millones de dólares que Dell pagó por EMC (compra que no solo incluía software sino, fundamentalmente, el codiciado hardware de almacenamiento esta última compañía).

En palabras de Ginni Rometty, presidenta y directora ejecutiva de IBM, “la adquisición de Red Hat representa un cambio de juego. Cambia todo el mercado de cloud“. Según afirmó, gracias a esta operación el Gigante Azul, un superviviente de más de cien años, “se convertirá en el proveedor de cloud computing híbrido número uno del mundo, ofreciendo a las empresas la única solución de nube abierta que desbloqueará todo el valor de cloud para sus negocios”.

Tras el cierre de la adquisición, Red Hat se unirá al equipo de Hybrid Cloud de IBM como una unidad distinta, donde se preservará.

Según dio a comentaron los del sombrero rojo en comunicado, IBM obtendrá “la independencia y neutralidad de la herencia y el compromiso de desarrollo de código abierto de Red Hat, la cartera actual de productos y la estrategia de lanzamiento al mercado, así como una cultura de desarrollo única”. El propio Jim Whitehurst, presidente y CEO de la compañía, será quien siga al frente de la empresa junto al actual equipo directivo, aunque Whitehurst también formará parte del consejo de dirección de IBM reportando a Ginni Rometty. La pretensión de IBM es mantener las oficinas centrales, las instalaciones, las marcas y las prácticas de Red Hat.

“Es el siguiente capítulo de ‘cloud”

Tal y como explica Rometty, solo un 20% de empresas han completado su viaje en la nube, mientras que el 80% restante “trata de desbloquear el valor real del negocio e impulsar el crecimiento”. Este, según la presidenta mundial de la corporación, “es el siguiente capítulo de la nube”, que precisa cambiar las aplicaciones de negocio a la nube híbrida, extraer más datos y optimizar cada parte del negocio, desde la cadena de suministro hasta las ventas, y ahí es donde IBM quiere ayudar con el empuje de Red Hat.

En esta línea, según Jim Whitehurst, “el código abierto es la opción por defecto para las soluciones de TI modernas”. El directivo añade que la unión con IBM les proporcionará “un mayor nivel de escala, recursos y capacidades para acelerar el impacto del código abierto como base para la transformación digital y llevar a Red Hat a un público aún más amplio, al tiempo que preservamos nuestra cultura única y nuestro compromiso inquebrantable con la innovación en código abierto”.

Ambas compañías llevan trabajando juntas más de 20 años en materia de Linux, contenedores, Kubernetes, gestión multinube, y gestión y automatización de la nube.

IBM fue, de hecho, una de las primeras empresas en apostar por Linux y a colaborado con Red Hat para ayudar a desarrollar y hacer crecer este sistema operativo en la empresa y, más recientemente, para acercar a los clientes los Kubernetes y las soluciones híbridas en nube de la empresa.

En la actualidad el negocio de cloud híbrida de IBM asciende a 19.000 millones de dólares, según la compañía.

 

IDG.es