Año: 2019

HPE y la NASA se unen para volver a pisar la Luna

HPE ha anunciado el diseño personalizado de una nueva supercomputadora para el Centro de Investigación Ames de la NASA, para apoyar el modelado y las simulaciones de entrada, descenso y aterrizaje (EDL) para las misiones de la agencia y el programa Artemis, con el objetivo de volver a pisar la región lunar del Polo Sur para 2024.

Esta supercomputadora que la NASA Ames ha denominado “Aitken”, es un desarrollo inicial de una colaboración multi-fase de cuatro años entre HPE y la NASA Ames, y ejecutará miles de complejas simulaciones más rápidamente a 3,69 petaFLOPs de rendimiento teórico para permitir alunizajes precisos y seguros en la luna.

“HPE tiene una larga colaboración con la NASA Ames, y juntos, continuamos construyendo tecnologías de HPC para alimentar el espacio y el descubrimiento de la ciencia que aumentan la eficiencia general y reducen los costos”, dijo Bill Mannel, vicepresidente y director general de HPC y AI, en HPE.

Aitken se basa en el sistema HPE SGI 8600, una plataforma de computación de alto rendimiento (HPC) de extremo a extremo, construida especialmente para este fin, que incluye capacidades especiales de refrigeración líquida para una eficiencia energética óptima. Aitken se encuentra en las nuevas instalaciones de supercomputación modular de la NASA Ames, basadas en un enfoque de Centro de Datos Modular (MDC) desarrollado conjuntamente con HPE, para ofrecer soluciones avanzadas de HPC que impulsan una mayor eficiencia y reducen significativamente el uso de electricidad y agua.

 

IDG.es

IBM Skills Academy ofrecerá capacitación en IA, Ciberseguridad, Cloud y Blockchain

IBM anunció que está extendiendo la iniciativa IBM Skills Academy a los países latinoamericanos, incluido México, para poner a disposición contenidos, dinámicas y programas que les permitan desarrollar nuevas habilidades tecnológicas, asociadas a los requisitos propios de la era de la economía digital en la región.

IDC pronostica que para 2022, más del 50% del PIB de América Latina estará vinculado a la digitalización, con un crecimiento impulsado por operaciones mejoradas digitalmente.

“Creemos que la adopción de tecnología para transformar los modelos de negocios y una cultura de aprendizaje continuo son las claves para tener éxito en la era de la economía digital”, señaló Ana Paula Assis, presidenta de IBM Latinoamérica. “Programas como IBM Skills Academy crean una sinergia entre el ámbito empresarial y la tecnología dentro de la universidad, donde los estudiantes, graduados y profesores pueden volver a capacitarse en habilidades que son cada vez más necesarias para la fuerza laboral a nivel mundial, lo cual les otorga una ventaja en el mundo empresarial”.

Según un estudio del IBV, en los próximos tres años, 120 millones de trabajadores de las 10 economías más grandes del mundo tendrán que pasar por un proceso de capacitación y actualización, como resultado de los desarrollos en inteligencia artificial y nuevas tecnologías.

IBM Skills Academy se centrará en campos digitales emergentes como inteligencia artificial, ciberseguridad, ciencia de datos, blockchain, nube e IoT.

IBM capacitará a universidades seleccionadas en el contenido, y las universidades instruirán a los estudiantes de una variedad de especialidades –desde lo humanístico hasta las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (STEM)–, quienes pueden obtener certificados de IBM y créditos universitarios, mientras se preparan para el mercado laboral actual y del futuro.

Skills Academy ya está disponible en 10 países de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela

“En IBM tenemos el compromiso de hacer un aporte a la educación y al desarrollo de la fuerza laboral a través de programas que ayudan a profesores, a estudiantes y a la sociedad en general”, manifestó Alcely Barroso, Líder del Programa Global de Universidades de IBM Latinoamérica. “IBM Skills Academy proporciona recursos, orientación y contenido para reunir los mejores elementos de la educación con las nuevas carreras disruptivas, en alianza con la tecnología”.

La tecnología ayudará a abastecer los alimentos en el mundo

A medida que la población mundial se acerca a los ocho mil millones de personas, necesitamos una nueva revolución agrícola para alimentarnos todos. Pero los agricultores solos no pueden aumentar la producción. Solo mediante el aprovechamiento de la tecnología y el trabajo conjunto se puede transformar la forma en que producimos los alimentos.

Lo que se conoce como Agricultura 4.0 utiliza análisis de big data, robótica, sensores remotos y drones para ayudar a los agricultores a aprovechar al máximo su tierra sin dañar el medio ambiente.

Aquí hay cinco proyectos de todo el mundo que están poniendo en práctica estos procesos.

 

1- La agricultura de precisión para maximizar los rendimientos.

La tecnología permite a los agricultores medir y analizar sus campos como nunca antes. Los datos de GPS y los sensores automatizados permiten tomar decisiones informadas sobre el uso de agua, fertilizantes y pesticidas con una precisión milimétrica en campos individuales.

Utilizando una técnica conocida como Precision Viticulture, los productores de uva en el estado indio de Maharashtra utilizaron datos a gran escala recopilados mediante mapeo GPS, sensores de suelo y monitores de rendimiento para aumentar su cosecha. Los resultados han ayudado a impulsar a India al top 10 de los productores mundiales de uva.

 

2 – Abordar la escasez de alimentos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación dice que el mundo se está volviendo más hambriento, con una de cada 10 personas que sufren privación crónica de alimentos. Pero la tecnología se está utilizando para abordar el problema.

En China, la Plataforma Nacional de Servicios de Información Integral Rural (NRCISP) comparte datos a los agricultores, desde el clima hasta las variedades de semillas y los tipos de suelo.

Y en la India, donde la ONU dice que más de 46 millones de niños sufren un retraso en el desarrollo debido a la mala nutrición, la Inteligencia Artificial ya está ayudando a las granjas a aumentar los rendimientos al identificar el momento óptimo para plantar y cosechar sus cultivos.

Por ejemplo, la plataforma de servicios móviles rurales mKRISHI comparte datos sobre el clima, las condiciones del suelo, las semillas y los precios de mercado con cientos de colectivos agrícolas de la India en 10 estados. El servicio ha reducido los costos de insumos y ha aumentado los ingresos agrícolas.

El objetivo es aumentar el actual millón de usuarios a 10 millones y garantizar que los agricultores siempre puedan alimentar a sus comunidades.

3 – Ayudando a la comunidad en general.

Si bien la Agricultura 4.0 puede reducir la necesidad de mano de obra humana en algunas actividades agrícolas, al mejorar la productividad y la producción, también puede generar empleos e impulsar los ingresos rurales. A medida que los agricultores cultivan una cantidad mayor y una variedad más amplia de cultivos, aumenta el número de empleos en el procesamiento de alimentos.

Los datos que mejoran la agricultura también pueden usarse para ayudar a las comunidades. La asignación de los productos locales y las habilidades de la comunidad a la demanda local y global puede proporcionar la base de programas de desarrollo rural personalizados.

 

4- Cosechando los beneficios de los datos.

En todo el mundo, una mejor comprensión impulsada por óptimos datos agrícolas está cambiando la política de los gobiernos. En el Reino Unido, el gobierno se ha comprometido a invertir para impulsar una transformación digital como parte de su plan reciente para la agricultura y el medio ambiente después del Brexit.

El objetivo de Agrimetrics, patrocinado por el gobierno, es recopilar datos de 1.6 millones de campos para que los agricultores de todo el Reino Unido puedan tener una mejor idea de cómo mejorar el rendimiento de los cultivos. Una de las empresas de servicios de agua más grandes del país recientemente nombró a su primer Director de Datos para dirigir un equipo que utiliza herramientas analíticas de datos grandes para impulsar la transformación social al garantizar un suministro de agua resistente.

En la India, la organización benéfica Gram Gaurav Pratishthan, en colaboración con un consejo voluntario local, utilizó datos sobre la lluvia y los recursos hídricos para capacitar a la comunidad para resolver sus propios problemas de deficiencia de agua, en lugar de depender de ingenieros de riego o políticos locales.

5 – Aumentar la confianza

La combinación de los datos de las fincas individuales con la información recopilada a lo largo de la cadena de suministro de alimentos puede aumentar la transparencia, ayudando a crear y mantener la confianza entre los consumidores en los productos que compran y comen.

“Una nueva revolución agrícola digital, Agriculture 4.0, se está consolidando a medida que el análisis de big data, la robótica, los sensores y los drones se convierten en parte importante de la cadena de valor de la granja a la mesa”, comenta Paul D Wood, asesor de estrategia de datos y análisis de la unidad de Análisis e Información en TCS, Reino Unido.

Al permitir que los consumidores sepan más sobre cómo se cultivaron y procesaron sus alimentos, Agriculture 4.0 promete no solo aumentar la productividad y la eficiencia, sino también la confianza.

 

Basado en el informe pArIvartana de Tata Consultancy Services sobre el papel de los datos y el análisis en la transformación social.

Ahorros energéticos y de costo, beneficios de la iluminación conectada al IoT

Signify anunció el lanzamiento de su plataforma Interact Pro en México, una aplicación intuitiva y dashboard diseñados para automatizar, administrar y controlar puntos de luz LED conectados al Internet de las Cosas (IoT), a través de un portal y una aplicación descargable en dispositivos móviles bajo esquema de iluminación conectada.

La plataforma permite tomar decisiones de negocio y gestionar mejoras más allá de la iluminación en materia de eficiencia operacional y reducción de costos.

Esta solución está enfocada al sector PyME, sin embargo, puede ser adaptada a hogares inteligentes, oficinas, bodegas, y estacionamientos, y prácticamente cualquier ambiente que requiera un control y ahorro energético. La plataforma ofrece una serie de estadísticas y otros datos que son visualizados a través del dashboard y de la app de Interact Pro.

“En Signify, creamos soluciones inteligentes y prácticas que ayuden a los pequeños y medianos empresarios a reducir gastos por excesos de consumo energético, y a impulsar la productividad de sus colaboradores en sus negocios”, comentó Pedro Martín, Director General para México en Signify. Por su parte, Norma Ruíz, Directora de Marketing para México en Signify agregó: “Solo el año pasado, los sistemas y servicios representaron más de 900 millones de euros en ventas y un crecimiento comparable del 51% a nivel mundial. Es por eso que a través de Interact Pro, acercaremos el potencial de la iluminación conectada al Internet de las cosas, lo que nos permitirá continuar este crecimiento y extender la oferta en materia de IoT a clientes en nuevos segmentos”.

Este sistema inteligente, genera una comunicación bidireccional de datos que, dentro de sus principales ventajas, incluye la posibilidad de supervisar y gestionar el comportamiento en tiempo real.

Además de almacenar información histórica sobre las operaciones diarias con la finalidad de realizar diagnósticos remotos y así identificar y prevenir cualquier dificultad con la iluminación. Adicional, la plataforma envía notificaciones de seguridad por lo que el software se mantiene actualizado de manera constante.

Interact Pro, funciona con el portafolio de lámparas, luminarias y sensores “Philips Interact Ready”, las cuales habilitan la conexión inalámbrica entre ellas y una sincronización de minutos con el sistema. Es ideal para espacios comerciales que oscilan entre los 1,000 m2 en oficinas y los 10,000 m2 en espacios industriales, para conectar y gestionar hasta 200 puntos de luz desde el portal online, o desde la aplicación disponible en plataformas Google Play y iOS.

Pedro Martín, Director General para México en Signify; y Norma Ruíz, Directora de Marketing para México en Signify.

Las estadísticas desplegadas permite a los dueños de negocio tomar decisiones informadas sobre cómo manejar su consumo de energía, al mismo tiempo que les permite obtener notificaciones ‘push’ y actualizaciones de seguridad para que el sistema se mantenga actualizado automáticamente.

“Sus sensores permiten el encendido automático de las luces al detectar la presencia de personas para luego apagarse cuando no hay nadie en el espacio, también se ajustan al nivel de luz diurna para atenuar la iluminación; además contribuyen con el medio ambiente al reducir emisiones de CO2 por utilizar luminarios LED,” agrega Norma Ruíz.  Adicionalmente, los empleados pueden personalizar la iluminación en sus espacios de trabajo, a través de sus teléfonos inteligentes. Según datos de la empresa, tan sólo en Inglaterra, y en otras partes de Europa, pequeñas y medianas empresas han reportado reducciones en costos de energía de hasta el 80% mediante el uso de Interact Pro, así como un alce en el confort, estado de ánimo y productividad de las personas.

Datos de Europe Lighting indican que 90% del tiempo de las personas laboralmente activas transcurre dentro de edificios, adicional revelan que una iluminación adecuada y de calidad ayuda al aumento de la productividad laboral hasta 4.5%, es por esto que, la iluminación en al ámbito laboral, sin importar que sea un mínimo número de colaboradores, cobra relevancia para crear entornos de trabajo atractivos y con mejor rendimiento.

Con Interact Pro, Signify busca impulsar la adopción y aprovechamiento del IoT para que las empresas agreguen valor a su negocio al tomar mejores decisiones a través de informes de consumo de sus activos de iluminación en tiempo real. Todo con tecnología preparada para el futuro que las hará más eficientes energéticamente, productivas, a la vez que colaboran a un mundo más sostenible.

América Latina, con menos del 20% del espectro móvil sugerido para 2020 por la UIT

La cantidad de espectro para servicios móviles que asignaron los países latinoamericanos arrojó en 2019 un promedio regional de 378,6 MHz, de acuerdo con la última edición del estudio “Análisis de las Recomendaciones de Espectro de la UIT en América Latina” elaborado por 5G Americas. La cantidad es inferior al 20 por ciento de la capacidad sugerida por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para 2020, por lo que es importante que los gobiernos pongan a disposición de la industria más espectro radioeléctrico para los próximos años.

Con datos actualizados hasta el 15 de agosto de 2019, el reporte de 5G Americas encontró que el promedio regional de espectro para servicios móviles actual de 378,6 MHz representa apenas un 19,3 por ciento de la sugerencia de la UIT para 2020, que es de 1.960 MHz para su escenario alto. Vale remarcar que el reporte solo contempla espectro asignado para servicios móviles por debajo de 3 GHz.

Además, el promedio regional de espectro asignado para redes móviles de 2019 es apenas 4 por ciento más alto que el medido por el mismo ejercicio en 2018, por lo que es importante que los gobiernos planifiquen la entrega de más espectro para acompañar la digitalización de la sociedad, indica el estudio.

El reporte concluye que se proyecta una mayor adopción de los servicios móviles por usuarios masivos, pero también por gobiernos y empresas a través de la adopción de nuevas tecnologías, como el Internet de las Cosas (IoT) aplicado a ciudades inteligentes e Industria 4.0.

Este aumento en la demanda agregará presión sobre las redes móviles, que requerirán más espectro para poder dar respuesta a dichas necesidades de conexión.

Asimismo, el estudio sugiere que estas nuevas asignaciones de espectro radioeléctrico que se produzcan por medio de subastas y licitaciones deben realizarse en el marco de planes de espectro de largo y mediano plazo, que además sean visibles por las entidades de la industria para permitir una planeación adecuada de las inversiones.

Estas hojas de ruta del espectro deben contemplar la asignación del recurso en tiempos adecuados y con condiciones que permitan la ampliación de la conectividad en los países. Los reguladores deben tener en cuenta el estado de la industria, la disponibilidad de entornos de tecnologías y considerar en la planeación de nuevas licitaciones las inversiones que requiere la industria no solo para adquirir las licencias del espectro, sino también para despliegue de infraestructura que permita el aprovechamiento del recurso.

De acuerdo con el reporte, hay 7.092 MHz de capacidad potencial de espectro que puede ser asignada en la región en licitaciones y subastas pautadas para 2019-2020 (fechas sujetas a cambio por cada administración). En estos concursos ya se contemplan bandas que pueden poner los “cimientos” de 5G en América Latina, como 600 MHz, 2,5 GHz, 3,5 GHz, 26 GHz y 28 GHz.

El reto de estos nuevos procesos es el de asignar capacidad para mantener el desarrollo de 4G y 5G, pero también de encontrar nuevos mecanismos que permitan reducir la brecha digital. Entre las propuestas del reporte se encuentran la de considerar disposiciones especiales para estas nuevas licencias, como condiciones diferenciadas para zonas rurales, entre las que se pueden analizar menores costos del espectro para estas zonas o intercambiar pagos de espectro por inversiones en conectividad.

El estudio “Análisis de las Recomendaciones de Espectro de la UIT en América Latina” fue elaborado por 5G Americas.

Estándar PCI pronto podría ser obligatorio, ¿Está preparado?

Debido al uso cada vez más constante de tarjetas de crédito/débito en transacciones financieras por parte de la población mexicana, y al potencial riesgo en ciberseguridad que este método de pago implica.  S21sec pronostica que en los próximos años el cumplimiento del estándar PCI DSS podría ser obligatorio para las empresas relacionadas con la industria de pagos con tarjeta.

En opinión de Marcos Méndez Trejo, Team Lider del área de PCI de S21sec, esta tendencia es cada vez más visible ante la necesidad de combatir fraudes y garantizar la continuidad del servicio, con el fin de evitar situaciones como la del pasado 10 agosto en la Ciudad de México, cuando una falla en un centro de datos impidió que los clientes de varios bancos pudieran pagar sus compras con tarjetas bancarias y retirar efectivo de cajeros automáticos.

“Evidentemente, las instituciones bancarias son las más interesadas en que los comercios y proveedores de servicios cumplan con esta norma”, establece Méndez Trejo, y puntualiza: “Debido al análisis permanente de tendencias que realizamos como consultores de seguridad, nosotros vislumbramos que en aproximadamente cinco años será una cuestión obligatoria para cualquier entidad que maneja los datos de los titulares de las tarjetas, y dejará de ser considerada como una petición”.

La norma PCI DSS: Payment Card Industry Data Security Standard es un conjunto de requerimientos para gestionar la seguridad y medidas de protección que intervienen en el tratamiento, procesamiento o almacenamiento de información de tarjetas de pago.

Fue desarrollado por el Comité de Estándares de Seguridad para la Industria de Tarjeta de Pago (PCI SSC, por sus siglas en inglés), conformado por representantes de las cinco compañías de tarjetas de crédito y débito más importantes a nivel internacional.

“El estándar considera los entornos tecnológico y de negocios; al no cumplir con él, las organizaciones no solo corren el riesgo de fuga de información, sino que además pueden ser acreedoras a sanciones que van desde la pérdida de permisos para procesar transacciones con tarjeta, hasta auditorías por parte de los bancos o multas que ascienden a los 100 mil dólares al mes”, expone el especialista.

A pesar de que esta certificación no es nueva, pues generalmente siempre estuvo enfocada a las grandes empresas que realizan transacciones equivalentes a más de 6 millones de dólares en operaciones realizadas al año, ahora se dirige también hacia las pequeñas y medianas empresas con transacciones menores a los 20 mil dólares anuales.

“Los bancos suelen enviar comunicados de manera recurrente, incluyendo a PyMEs, y otorgan un plazo que oscila entre los tres y seis meses para que el comercio o proveedor de servicio se ponga en contacto con ellos con el fin de informar en qué nivel del proceso de certificación PCI se encuentran”, comenta Méndez. “Obviamente, en el caso de las pequeñas y medianas empresas no se espera que cumplan con los 403 requisitos, cuyo total es reservado para aquellas entidades que también almacenan datos de tarjeta de pago: a las PyMEs solo se les pide contar con ciertas medidas de seguridad específicas”, puntualiza.

De acuerdo con el especialista, para estos casos existen opciones en el mercado que apoyan a la pequeña y mediana industria: “Muy pocos proveedores en servicios de ciberseguridad ofrecen herramientas automatizadas que permiten realizar autoevaluaciones con el fin de establecer puntualmente con qué requerimientos cuenta una empresa para lograr la certificación, de tal manera que en menos de una semana ésta pueda brindar una respuesta al banco solicitante y a un costo mucho más accesible por tratarse de empresas pequeñas”, asegura Méndez Trejo.

Sin embargo, contar con esta certificación también brinda beneficios más allá de evitar multas y sanciones: “Existen valores agregados que el cumplimiento de PCI puede ofrecer, ya que, al establecer un marco normativo eficiente, este se refleja en los procesos del negocio y mejora incluso el control de activos y la gestión de operaciones, sin olvidar la mayor seguridad ante posibles fraudes”, concluye el consultor.

¿Qué hay detrás del mundo de datos en el que nos movemos?

La movilidad y conectividad han convertido a los datos en protagonistas de nuestra vida. Literalmente, a cada momento estamos generando, viendo, leyendo, buscando o solicitando información; es decir, interactuando con datos: desde que enviamos el primer e-mail mientras tomamos el café de la mañana hasta cuando vemos alguna película en Netflix después del trabajo, pasando por cada servicio de Uber que solicitamos, cada historia que subimos en Instagram, las negociaciones internacionales que hacemos vía videollamada por Skype, los múltiples search en Google, los videos de YouTube y muchas cosas más.

¿Qué tanto nuestro día a día se basa en datos y más datos? El proveedor de sistema operativo basado en nube, Domo, ha contabilizado que en sólo un minuto Google atiende casi 4.5 millones de búsquedas, Giphy provee 4.8 millones de GIFs y Airbnb hace 1,389 reservaciones.

Además, en todo el mundo en ese mismo tiempo enviamos 511,200 tweets, 188 millones de e-mails y 18.1 millones de mensajes de texto, hacemos 231,840 llamadas por Skype, subimos 55,140 fotos y 277,777 stories a Instagram, vemos 4.5 millones de videos en YouTube y 1 millón en Twitch, y bajamos 390,030 apps, por citar sólo unos ejemplos.

La información está por doquier, presentada en múltiples formas, empaques y tamaños, y tenerla al instante, de manera efectiva y a través de cualquier dispositivo, es la principal demanda de la humanidad, tanto en el ámbito de los negocios como en la vida en general.

El reto para los enormes centros de datos regados por el planeta, encargados de albergar, proteger y mantener disponible toda esta horda de datos, para quien los solicite en el momento que sea, es inmenso. Más allá de la interfaz tecnológica en la que se nos presenta esta información (sea a manera de texto, imagen, audio, video, etcétera) está la infraestructura tecnológica que hace que este inmenso intercambio sea posible; es decir, la que permite que tengamos, en cuestión de microsegundos, la definición del término que estamos buscando, la ubicación de ese restaurante que nos recomendaron, el precio más bajo del gadget más nuevo, etcétera.

En el ámbito empresarial, esta infraestructura es también vital para que los negocios no se detengan, porque en la era de la transformación digital es necesario que la operación, colaboración y manejo de datos no paren en ningún momento para ofrecer respuesta al ritmo que los clientes, socios y accionistas esperan: antes que la competencia.

Es un desafío mayúsculo considerando que estamos inmersos en un mundo de datos. De acuerdo con Statista, en 2018 el mundo alcanzó los 33 zettabytes de datos a nivel global, 16.5 veces más que hace apenas 9 años, pero eso no es nada porque la empresa calcula que innovaciones tecnológicas como el Internet de las Cosas (IoT) harán que hacia el año 2035 la cantidad de datos generados llegue a 2,142 zettabytes (para precisar más, cada zettabyte equivale a 1,000 millones de terabytes).

Administrar y mantener seguros todos estos datos será un reto cada vez mayor. En el Reporte de Administración de Datos en la Nube 2019, Veeam destaca que hoy en día una gestión deficiente de los datos cuesta a las organizaciones $20 millones de dólares al año a nivel mundial, y que el 73% de las organizaciones actualmente no son capaces de satisfacer la demanda de los usuarios de contar con un acceso ininterrumpido a datos y aplicaciones.

En el caso de México, las cifras de una gestión deficiente de datos aumenta, costando $23 millones de dólares y 89% de las compañías no están preparadas para ofrecer continuidad de servicio, y no es difícil imaginar que, de no hacer algo, los datos serán cada vez más desalentadores.

En esta era dominada por redes sociales, colaboración en tiempo real, negocios globales y movilidad, el cúmulo de datos seguirá multiplicándose, de forma que los data centers empresariales requieren no sólo incrementar su capacidad de almacenarlos y migrarlos según sea necesario, sino ir mucho más allá de eso. Es por ello que ya trabajan en hacerse de una Gestión de Datos en la Nube, la cual garantiza que todos esos datos e interacciones de nuestro día a día seguirán teniendo lugar en tiempo y forma, tendremos acceso a ellos en el instante en que lo requerimos y la información que generamos tampoco se verá comprometida, gracias a los niveles de visibilidad, control, orquestación, integración y automatización que provee.

 

Por: Jan Ryniewicz, director de Marketing de Veeam para Latinoamérica.

Amenazas cibernéticas dirigidas al sector financiero

Los cibercriminales continúan atacando el sector financiero, robando datos de tarjetas de pago y cuentas bancarias en línea, y comprometiendo cajeros automáticos con el uso de ransomware, criptominería u otro malware. Protegerse contra esto es cada vez más difícil debido a retos como la combinación de nuevas tecnologías con sistemas heredados y el acatamiento a estándares de cumplimiento.

El reciente Informe del Panorama de Amenazas de Fortinet destaca las amenazas dirigidas a varias industrias, incluyendo el sector financiero. Las tres amenazas más destacadas en el informe son:

 

Silence Group, una empresa criminal

Si bien su principal objetivo son las instituciones financieras de Rusia y Europa Oriental, la infraestructura de la que dependen para realizar sus actividades criminales se ha ampliado para incluir a Australia, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Irlanda y Suecia.

A la vez, Silence Group se ha vuelto más sofisticado. Las herramientas preinstaladas y públicas como PowerShell les permiten acelerar el movimiento lateral a través de una red mientras mejoran la evasión al utilizar procesos que la red ya ha identificado como legítimos.

En otro ataque, Silence Group utilizó la estrategia de spear phishing para realizar un ataque conocido como “Jackpotting”, en el que comprometió a bancos para recopilar datos financieros y habilitar el retiro remoto de dinero de cajeros automáticos.

 

Grupo criminal Emotet

Se trata de otro equipo criminal que lanzó varias campañas durante el primer trimestre de 2019 utilizando módulos de robo de información, ransomware y troyanos bancarios.

Fue una de las tres botnets más vistas en América Latina y el Caribe en el cuarto trimestre de 2018.

Emotet es un troyano bancario avanzado y modulado que funciona principalmente como descargador de otros troyanos bancarios. Emotet sigue siendo uno de los malware más costosos y destructivos que afectan a las instituciones financieras públicas y privadas en todo el mundo.

 

Ransomware hechos a la medida

Otro desarrollo importante son los ataques aleatorios y el uso de programas de ransomware hechos a la medida. Un ejemplo reciente es LockerGoga, una variante de ransomware que apareció a principios de este año.

A pesar de haber causado graves interrupciones en los sectores financieros de Europa y Estados Unidos a través de ataques de investigación y diligencia, los expertos han afirmado que el objetivo final de estos ataques no era la extorsión. Todavía no hay una explicación clara de cuál era su objetivo.

Lo que está claro es que estos ataques dirigidos, especialmente cuando se combinan con tácticas avanzadas, ayudan a los cibercriminales a evadir la detección, eludir los sensores de seguridad y alcanzar sus objetivos con mayor facilidad.

Los cibercriminales continúan modificando sus estrategias de ataque para aumentar la precisión y llegar a sus objetivos principales. Para el sector financiero, esto puede resultar en ataques dirigidos a cuentas bancarias en línea, tarjetas de pago e incluso cajeros automáticos.

Para poder defenderse contra estas amenazas complejas, las instituciones financieras deben confiar en la inteligencia de amenazas y en el análisis avanzado de comportamiento y de sistemas para identificar las amenazas y evitar el impacto de estos nuevos ciberataques dirigidos.

 

Por: Anthony Giandomenico, estratega senior de Seguridad de Fortinet.

Proveedores se preparan para despliegue de 5G en México

En su Ericsson Supplier Day, la compañía sueca reconoció a algunos de sus principales proveedores nacionales, quienes se están preparando para desplegar la red 5G en México. Según Elie Hanna, presidente de Ericsson Latinoamérica Norte y Caribe, hay señales de que el 5G podría llegar a México este mismo año.

“Se anticipa que el despliegue de 5G comience en 2020. Sin embargo, ya estamos viendo señales de que se acelere para tener esta tecnología este mismo año”, reveló Elie Hanna. “La participación de los proveedores y socios estratégicos, resaltó, es de vital importancia para lograrlo”.

El involucramiento de los proveedores en la estrategia internacional de 5G de Ericsson significa que compañías mexicanas y latinoamericanas participarán en la implementación de una tecnología que revolucionará por completo la industria y estilo de vida actuales.

La red 5G contará con capacidades destacadas y muy diferentes a su antecesora, la 4G/LTE, como la transferencia de datos en tiempo real, la optimización de videos de máxima resolución y holográficos, y la cantidad de dispositivos conectados por unidad de servicio.

“El 5G es clave para nosotros, ya que nos permitirá seguir siendo un actor muy importante en México en el área de telecomunicaciones”, explicó Hanna. “Este año celebramos 115 años de estar en el país y con 5G estaremos durante muchos más”.

Ericsson cree en el 5G como catalizador de la Cuarta Revolución Industrial, lo que significa que cada industria se transformará con esta tecnología.

Datos del Ericsson Mobility Report 2019 estiman que para finales de 2024, el 35% del tráfico global será operado por 5G y hasta el 65% de la población mundial tendría cobertura de esta tecnología. Esto haría del 5G la generación de telecomunicaciones que más rápido se despliegue en toda la historia, transformando diversas industrias a gran velocidad. El reporte también menciona que los ingresos en industrias como manufactura, energía y agricultura, podrían incrementar un 36% si aprovechan las nuevas oportunidades de mercado que traerá el 5G.

Instituciones en México aprovechan el potencial de los drones

Es una realidad que hoy en día los drones para uso personal se han posicionado rápidamente entre los consumidores debido a la perspectiva que ofrecen al crear contenido. Sin embargo, existen también varias industrias en las que el uso de los drones ha ido incrementando su presencia; esta es en el mundo empresarial, sus aplicaciones son implementadas para la seguridad pública, educación, búsqueda y rescate, así como para industrias como la agricultura, minería y construcción.

En México, cada vez son más las empresas y agencias gubernamentales que adoptan esta tecnología para mejorar la eficiencia y efectividad de sus operaciones. Los drones empresariales cuentan con características como capacidad de reproducción de audio en tiempo real, sensores térmicos o luces LED, que brindan soluciones para impulsar las ventajas competitivas de los negocios. Aquí algunos casos de éxito en el país.

 

Seguridad pública

Elementos de seguridad pública de distintos estados como Baja California, Colima, Guadalajara y el Estado de México, por mencionar algunos, han adquirido drones para fortalecer sus labores de vigilancia y apoyar en diversas emergencias de protección civil como incendios, explosiones, derrumbes e inundaciones.

Los drones les permiten monitorear en tiempo real zonas específicas desde una perspectiva aérea y de esta manera comunicarse con el personal en tierra para poder tener una toma de decisiones inteligente y eficientar recursos. Sirven también como apoyo a recursos ya existentes como cámaras de vigilancia y aumentan la eficacia de respuesta ante emergencias, como 911, al proporcionar datos detallados y valiosos para el análisis y plan de acción.

 

Búsqueda y rescate

Debido a su perspectiva aérea, los drones reducen el tiempo de protocolo de búsqueda y rescate de personas perdidas. Por ejemplo, en Cerro Grande, Chihuahua, un joven fue localizado después de sufrir un golpe de calor, por la División Drones de la Unidad de Operaciones Aéreas del estado. Aunque se desconocía su ubicación exacta, mediante el uso de drones fue posible localizarlo y marcar una ruta de acceso para los elementos de bomberos y policía.

Según el reporte “More Lives Saved: A Year Of Drone Rescues Around The World” presentado por DJI en 2018, al menos 124 personas han sido rescatadas gracias al uso de drones a nivel mundial.

“Los drones le permiten a los rescatistas la localización de gente perdida, entrega de suministros necesarios como comida o ropa y acorta los tiempos de búsqueda de horas a minutos”, mencionó Brendan Schulman, Vicepresidente de Política y Asuntos Legales de DJI.

Agricultura

La forma de operar del sector agrícola en México ha evolucionado e incorporado diversas tecnologías, como la utilización de drones, que le permiten eficientar y automatizar sus tareas en diferentes niveles.

Los drones son implementados en labores que van desde el monitoreo de campos y la obtención de imágenes para conocer su estado, hasta para aplicaciones por aspersión como fertilización y fumigación.

En Guanajuato, de acuerdo con información de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el uso de drones en los campos para optimizar procesos ya es una realidad. Luis Lara Doris, parte del Consejo del Clúster de Tecnologías de la Información de Guanajuato (CLUTIG), afirma que el uso de drones le permite a los agricultores del estado obtener información relevante sobre sus tierras como presencia de plagas, niveles de humedad y acidez, para que de esta manera puedan tomar medidas rápidas en cuanto al cuidado de las cosechas.

 

Mapeo de carreteras

En industrias como la arquitectura y construcción, los drones complementan métodos tradicionales dentro del sector, logrando generar mayor eficiencia, aumentar la seguridad y ahorrar tanto tiempo, como dinero invertido.

En diferentes proyectos de infraestructura a nivel nacional los drones han ayudado en la producción de imágenes aéreas para el seguimiento de la obra, la geolocalización de obstáculos como árboles, puentes o instalaciones delicadas y el mapeo de autopistas, entre otras funciones.

“Lo importante es que los drones se están convirtiendo en una herramienta crítica y poderosa para la fuerza laboral de la próxima generación. Además, estamos viendo que más empresas incorporan esta tecnología en sus flujos de trabajo. Los drones también se están convirtiendo rápidamente en un elemento habitual en los campos de seguridad pública, donde disponer de un apoyo aéreo con un despliegue sencillo y flexible ofrece beneficios inmediatos.”, mencionó Jan Gasparic, Director de Asociaciones Estratégicas de DJI.

El uso de la tecnología de drones para fines empresariales abre nuevas expectativas para la innovación de procesos en todas las industrias y la oportunidad de generar nuevas oportunidades de negocios.