Día: 15 marzo, 2019

Panduit sigue apostando por México: los casos de la IFT, Heineken y CPM

En el marco del GSIC, el evento anual de Panduit que se está llevando a cabo en la Rivera Maya, la compañía especialista en infraestructura para el mundo conectado destacó el papel que tiene México para la compañía a nivel global.

“México se ha vuelto clave para nosotros ya que representa el 61% de los ingresos anuales en Latinoamérica, esto quiere decir que México es uno de los países más importantes desde el punto de vista estratégico del desarrollo del negocio”, aseveró Kaleb Ávila, Vicepresidente para Panduit Latinoamérica.

Por su parte, Dennis Renaud, CEO de Panduit, agregó que México a nivel global es un mercado clave, al ser el principal motor para llegar al resto de Latinoamérica, siendo sede de su evento año con año, así como sede de su Solution Center en Ciudad de México, donde dan soporte a nivel latam. “El mercado que tenemos aquí es muy importante, estamos en constante crecimiento, e invirtiendo en innovación. Definitivamente es de nuestros principales mercados objetivos”, comentó.

Dentro de las nuevas estrategias de Panduit para expandirse a empresas mexicanas es el entender las necesidades del CIO, los retos que enfrentan en su día a día ante toda la disrupción tecnológica. Basada en esta primicia, la compañía puede crear o adaptar soluciones que cumplan con estas expectativas reales de los usuarios.

 

Sustentables y eficientes, los casos de éxito en México

Los esfuerzos que ha realizado la compañía en el país han destacado en fuertes e importantes casos de referencia. En GSIC, asistentes pudieron conocer de voz de sus mismos clientes los diferentes proyectos llevados con Panduit. Se trata del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Heineken y Caja Popular Mexicana.

Guillermo Fernández, CIO del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El primero de ellos desarrolló desde cero un centro de datos verde y certificado Tier III, a fin de ofrecer un mejor servicio a este organismo regulador de las telecomunicaciones de México, sin perder la continuidad de operaciones, logrando resguardar información sensible y garantizar la constancia en los servicios.

Esta implementación, además, está logrando una reducción en consumos energéticos, a pesar de ser el nuevo data center del doble de tamaño que el anterior, ahorrando hasta un 30% de eficiencia energética bajo uso de tecnologías verdes. Gracias a las nuevas opciones de almacenamiento y ahorro de espacios, se puede ampliar la capacidad conforme las exigencias del negocio lo demanden.

Gracias a esta implementación, se lograron beneficios como lograr un mantenimiento concurrente, asegurar la continuidad y disponibilidad del negocio, redundancia eficaz en equipos eléctricos y mecánicos, así como en trayectorias eléctricas, mecánicas y de telecomunicaciones. El centro de datos está construido casi en su totalidad con tecnología de Panduit y sus partners.

Heineken, una de las cerveceras con mayor presencia en México y el mundo, desarrolló una nueva planta sustentable en Meoqui, Chihuahua. Para lograrlo, se apoyaron de las soluciones de Panduit, desde la fibra de cableado hasta gabinetes, todo pensado en contar con sistemas de energía eficiente, sustentable y amigable con el medio ambiente, a fin de contar con las principales normas nacionales e internacionales.

Se trató de un proyecto de infraestructura muy ambicioso al contar con una red de alta disponibilidad, confiablidad y lista para adoptar las tecnologías y todos los retos que conlleva la industria 4.0. Para llegar a ellos se implementaron varias etapas de construcción: centro de datos verde, disponible y altamente redundante; cuartos de distribución secundaria, distribuidos de manera estratégica para espacios de telecomunicaciones para asegurar la conexión en toda la planta; fibra óptica, para la red industrial de la empresa; y canalizaciones, para asegurar la protección de información y continuidad del negocio.

Por último, la Caja Popular Mexicana desarrolló Primer edificio Leed en Bajío basado en la consultoría y apoyo de Panduit y sus socios estratégicos. Este edificio fue pensado desde su construcción en ser amigable con el medio ambiente, buscando la certificación LEDD, otorgado a edificaciones que comprueben estar diseñados, construidos y operados bajo estándares sustentables de alto rendimiento.

Esta edificación ha significado reducción de un 30% a 50% en consumo energético, reducción del impacto negativo al medio ambiente, ahorro de hasta 40% en uso de agua potable, y reducción también en desechos enviados a vertederos.

 

-Karina Rodríguez, Computerworld México.

PC Gaming atrae cada vez más a mujeres mexicanas: Intel

El número de videojugadoras en el mundo continúa creciendo. De acuerdo con la consultora de mercado Statista, del 2006 al 2018, el número de mujeres con gusto por el gaming, conocidas como gamers en todos los segmentos (PC, consola y móvil) pasó del 38% al 45% en Estados Unidos. En México, las cifras son similares.

De acuerdo a The CIU, 41% de los jugadores en México son mujeres, mientras que NewZoo, afirma que, del universo de video jugadoras mexicanas, 41% de ellas lo hacen desde una PC.

Ante este panorama, Intel reafirma su propósito de impulsar esta industria a través de su tecnología, sino que también continúa fomentando la diversidad y la inclusión de las mujeres en los videojuegos para llevar la experiencia del PC gaming y los deportes electrónicos al siguiente nivel.

“Nuestra visión es transformar la PC en la plataforma que impulsa la contribución de cada persona al permitirle que se centre, cree y se conecte de formas más significativas. Nos consideramos un catalizador para promover la innovación en toda la industria de PC Gaming, desde ofrecer la tecnología para los principales títulos de videojuegos, hasta impulsar torneos y eventos a nivel profesional en todo el mundo. Observamos un potencial enorme para seguir innovando y creciendo en los siguientes años”, señaló Vanessa García Fiol, directora de marketing de Intel México.

Prueba de lo anterior es Intel Extreme Masters (IEM por sus siglas en inglés), uno de los esfuerzos más sobresalientes de Intel para seguir acercando a las mujeres al escenario mundial de los esports. Desde 2006, Intel, de la mano de ESL organiza este evento que reúne en competencia a los mejores jugadores del mundo en múltiples títulos de esports.

México ocupa el lugar 12 a nivel mundial en el consumo de videojuegos y posee un universo de 59.1 millones de jugadores. Dicho panorama lo pone entre los países que mayores ingresos genera por esta industria en América Latina, seguido de Brasil, Argentina y Colombia.

De manera adicional, un informe de Statista sobre la plataforma de streaming de videos Twitch, y la favorita de los gamers para exhibir su juego en línea, mostró también un alza de mujeres adultas gamers a nivel global, al pasar del 30% al 35% en un año. Así, la creencia de que los videojuegos no son “cosas” de niñas o de que el género femenino únicamente se destaca en juegos “sencillos” se va derribando aceleradamente.

El mito de que las mujeres no juegan es eso, un mito. También lo es la idea de que no saben jugar, según Vanessa García, directora de marketing de Intel México.

Cables submarinos son esenciales para transmisión de datos en el mundo

Cuando usamos el celular para realizar una llamada a otro continente generalmente pensamos en nuestros datos siendo enviados a través de un satélite. Sin embargo, lo más probable es que esa llamada esté pasando por un cable submarino. Cerca del 99% de los datos transmitidos entre continentes pasan a través de estos cables, de acuerdo con el libro “The Undersea Network” de Nicole Starosielski, profesora de medios, cultura y comunicaciones.

Los cables submarinos se han vuelto una opción mucho más popular para transmitir información debido a que pueden soportar un mayor volumen de datos que un satélite.

Los cables más modernos pueden mandar hasta 64 terabytes de datos por segundo. Para ponerlo en perspectiva, en México hay cerca de 129 millones de personas. Si todos ellos hicieran una llamada al mismo tiempo, solamente se usaría menos del 15% de la capacidad de ese cable.

Además de sus ventajas técnicas, los cables han demostrado ser superiores a los satélites porque no están sujetos a las condiciones atmosféricas; siguen funcionando a pesar de que haya un huracán. Incluso han probado ser de ayuda para otras cosas además de las telecomunicaciones. Por ejemplo, se han instalado sismógrafos y detectores de tsunamis en muchos de estos cables. Gracias a que la información que viaja a través de ellos va a la velocidad de la luz, los cables submarinos se han convertido en la mejor red de detección de sismos.

Sin darnos cuenta, esta tecnología se ha convertido en parte fundamental de nuestro consumo de datos y se prevé que estos cables se vuelvan más eficientes en el futuro.

En miras de la implementación de redes 5G, NEC ha diseñado un nuevo cable para que pueda transmitir hasta 80 Terabytes por segundo, lo cual significa un gran incremento con respecto a la capacidad actual. Es por ello que esta nueva tecnología será el futuro para las telecomunicaciones.

 

Por: Gabriel Ortiz, subdirector de telecomunicaciones en NEC

Seguridad, factor clave para el crecimiento del comercio electrónico

En un mundo que está permanentemente interconectado, contar con información que permita responder ante cualquier amenaza, es la clave para garantizar la rentabilidad y supervivencia de las empresas, señaló Giselle Wong, subdirectora de Reaseguro en Aon México.

Actualmente nuestro país ocupa el 1er lugar en comercio electrónico y banca móvil en Latinoamérica, lo que presenta un panorama amplio en posibilidades en temas de innovación, pero también un gran potencial de riesgos para las empresas y los usuarios.

La infraestructura del Internet en un inicio era, hasta cierto punto, limitada; lo que permitía a las empresas tener mayor control sobre la seguridad de información de sus clientes. Comprar un boleto de avión en línea o descargar música desde la red, eran actividades comunes para los internautas que entonces representaban menos del 20% de la población.

Con el desarrollo de la tecnología y de la red, los usuarios se fueron sumando a un esquema de comunicación con el que todo era posible, desde comprar dispositivos tecnológicos y productos de consumo diario, hasta realizar transacciones interbancarias con solo introducir sus datos y dar ‘clic’.

La transición a la era digital se dio de una forma tan orgánica que pocos hicieron conciencia sobre las repercusiones que esto tenía en la privacidad y la sensibilidad de la información que se comparte a través de Internet.

Ante esta transformación digital, en el informe de Aon “Cyber Security Report 2019: What’s Now and What’s Next”, se advierte que a medida que las empresas continúan utilizando la tecnología para agilizar la transferencia de información y la compra y venta de productos y servicios en línea, surgen oportunidades que generan también un conjunto de riesgos radicalmente diferente, que las organizaciones deben anticipar y gestionar dentro de sus procesos de transformación digital.

Prueba de lo anterior, es la red que ahora cuenta con un aproximado de 4,388 millones de usuarios, es decir, poco más de la mitad de la población mundial, el tráfico de información es constante y las situaciones de riesgo van en aumento. La directiva de Aon, destacó: “Hoy la nube es utilizada por 7 de cada 10 empresas, y solo en la Ciudad de México existen 19 millones de ataques cibernéticos al día, lo que representa un riesgo latente para la estabilidad y rentailidad de cualquier organización, sin importar si es una gran transnacional, una pyme o un startup”.

Con frecuencia, ante estas amenazas, las organizaciones se ven obligadas a interrumpir sus operaciones, lo que puede derivar en pérdida de ganancias, contratos; daños reputacionales y sanciones legales.

De acuerdo a la regulación, las empresas están obligadas a reportar cualquier incidencia o riesgo potencial ante instancias como el IFAI y el INAI, que son los órganos responsables de vigilar las normas en cuanto al resguardo de información. Según la consultora, las multas por temas concernientes a la pérdida de información van desde los 5 a los 50 millones de dólares, a los que se suman los recursos invertidos en el proceso de investigación.

En algunos de estos casos, las compañías optan por transferir el riesgo y hacer alianza con expertos. En este sentido, Wong precisó: “A través de la interpretación de datos, en Aon dotamos a nuestros clientes de herramientas para responder a un posible ataque cibernético de forma oportuna, lo que puede hacer la diferencia para la rentabilidad y la permanencia de las empresas”, remarcó que, para lograrlo, la consultora trabaja de la mano de sus clientes para dar un diagnóstico puntual y crear protocolos de protección personalizados, capacitar al personal y, así, dar  una asesoría integral que agregué valor a cada una de las estrategias de negocio.