Día: 2 abril, 2019

Sólo el 40% de las empresas mexicanas brindan trabajo flexible

En México, la flexibilidad laboral todavía tiene grandes áreas de oportunidad en las empresas. Existe todavía cierta resistencia al cambio organizacional. Según un estudio de Citrix en Latinoamérica, incluido México: “#Quépasa en Latam: cloud, seguridad y trabajo flexible”, sólo el 40% de las empresas brindan opciones de trabajo flexible a sus empleados, el 19% proporciona “home office” y solo 14% posibilita a los empleados que puedan trabajar desde cualquier lugar y cualquier momento.

Con el objetivo de posicionarse como empleador y atraer el mejor talento para cumplir los objetivos de negocio, las compañías tienen que considerar que los estilos de trabajo han cambiado.

El 66% de los gerentes de TI todavía creen que los empleados son más productivos si están en las oficinas. Además, menos de la mitad de los encuestados de los departamentos de TI ve un vínculo directo entre la tecnología y la productividad.

Los trabajadores digitales tienen una visión diferente: el 83% dijo que prefieren un trabajo con horario flexible y que haciendo “home office” serían igual de productivos o más.

Además, el 77% de los gerentes de TI creen que a los directivos de las compañías les hace falta confianza hacia sus empleados para implementar esquemas de trabajo flexibles. En consecuencia, el 52% no han adaptado todavía sus espacios de trabajo físicos para las nuevas políticas de trabajo flexible.

 

Tecnología y Nube 

Una de las tecnologías principales para la implementación de nuevas políticas y esquemas de trabajo flexibles es la nube. Además, en esta era digital, la agilidad es un factor básico en la competitividad de un negocio. En este punto están de acuerdo los trabajadores digitales y las áreas de TI. Con los datos obtenidos durante la encuesta de Citrix se halló que un 70% de las empresas mexicanas transformaron sus expectativas iniciales en beneficios reales, sobre todo en la mejora de la agilidad (21%), flexibilidad (16%), la seguridad (16%) y la experiencia del usuario (12%) a través de la implementación de la nube.

Los servicios de nube permiten el dinamismo de los estilos de trabajo de una empresa y sus empleados. A partir de la información recolectada, se pudo encontrar una relación entre las empresas que usan servicios de nube y aquellas que permiten modos de trabajo no tradicionales:

  • El 53% de las empresas encuestadas dijo usar activamente los servicios de nube, siendo el 44% la privada como preferencia.
  • el 72% de las áreas de TI contestó que la nube les brinda facilidad de acceso a la información por parte de los usuarios. Justamente, esta es la mayor demanda de los trabajadores digitales en las empresas mexicanas, el acceso a sus datos para ser productivos.

Cuando se indagó por los aspectos que evalúan para no migrar a la nube, los especialistas en TI dijeron (54%), en primer lugar, que tenían infraestructura física para el almacenamiento de la información; en segundo lugar, porque tenían cierto nivel de preocupación en referencia al tema de seguridad (28%); en tercer lugar, no le ven el valor agregado al desempeño diario de su giro o actividades (8%).

No obstante, se concluyó que el 52% de las empresas mexicanas sí está planteando invertir en servicios en la nube durante los 3 próximos años. Las empresas locales están visualizando las verdaderas ventajas de negocio que pueden aportar a las tecnologías en la nube y cómo puede ser un factor primordial en la implementación de sus nuevas políticas de trabajo flexible.

 

Seguridad empresarial 

En pocos años, la proliferación de dispositivos y herramientas tecnológicas en los lugares de trabajo ha provocado que los trabajadores mexicanos demanden más acceso a la información corporativa. No obstante, las empresas del país todavía no consideran la ciberseguridad como una prioridad, arriesgando a diario los datos críticos de negocio.  ¿Qué indican los gerentes de TI en México?:

El incidente de seguridad al que más temen es que sus empleados caigan en trampas de hackers o que exista un ataque externo (38%) y a pérdida de dispositivos (37%), que hackers ataquen a su organización (18%) y otros (7%).

Aunque el número de dispositivos conectados aumente progresivamente y haya un mayor número de ataques cada día, el 62% de las empresas encuestadas no planea invertir en seguridad durante este año. El 38% de los que sí van a invertir lo van a hacer porque:

  • Su mayor preocupación (33%) son los hábitos de los empleados.
  • 18% por la administración de dispositivos móviles.
  • 16% por las recientes brechas de seguridad masivas como WannaCry y Petya.
  • 14% por cumplir con las regulaciones.
  • 11% Shadow IT

En conclusión, los estudios de Citrix muestran que existe una gran falta confianza de los directivos en los empleados en lo que respecta a habilitar esquemas de trabajo flexible, pero poco a poco visualizan los múltiples beneficios que aportan los nuevos estilos de trabajo. Por otra parte, la mayor parte de las empresas buscan incrementar agilidad y flexibilizar el manejo de información, además de mejorar la seguridad y protección de datos.

Se puede concluir que la nube es un servicio que provee mayores beneficios que desventajas a empresas de distintas áreas de operación, pero que la falta de una infraestructura adecuada y confianza en la protección de datos presuponen importantes barreras en la integración completa de los servicios de nube.

Por último, la mayor parte de las empresas expresó una mayor preocupación por amenazas originadas desde el interior de la organización, es decir, por parte los empleados y el riesgo con el manejo de información y aplicaciones corporativas.

Los ingresos de la nube pública aumentarán un 17.5% este año: Gartner

Según estudio de Gartner, se prevé que el mercado mundial de servicios de nube pública crezca un 17.5% en 2019 hasta un total de  214,300 millones de dólares, frente a  182,400 millones en 2018.

El segmento de mercado de más rápido crecimiento será los servicios de infraestructura de sistemas en la nube, o infraestructura como servicio (IaaS), que se prevé que crezca un 27.5% en 2019 hasta alcanzar los 38,900 millones de dólares, frente a los 30,500 millones en 2018. La segunda tasa de crecimiento más alta del 21.8% se logrará mediante servicios de infraestructura de aplicaciones en la nube, o plataforma como servicio (PaaS).

“Los servicios en la nube definitivamente están sacudiendo la industria”, dijo Sid Nag, vicepresidente de investigación de Gartner. “En Gartner, no sabemos de ningún proveedor o proveedor de servicios hoy en día que las ofertas de modelos de negocios y el crecimiento de los ingresos no estén influenciados por la creciente adopción de estrategias de nube en las organizaciones. Sin embargo, lo que vemos ahora es solo el comienzo. Hasta el 2022, Gartner proyecta el tamaño del mercado y el crecimiento de la industria de servicios en la nube en casi el triple del crecimiento de los servicios de TI en general “.

Según las encuestas recientes de la firma, más de un tercio de las organizaciones ven las inversiones en la nube como una de las tres principales prioridades de inversión, lo que está impactando las ofertas del mercado.

Gartner espera que para fines de 2019, más del 30% de las nuevas inversiones en software de los proveedores de tecnología pasarán de ser las primeras a la nube. Esto significa que el consumo de software basado en licencias se desplomará aún más, mientras que SaaS y los modelos de consumo de nube basados en suscripciones continúan aumentando.

“Las organizaciones necesitan servicios relacionados con la nube para incorporarse a las nubes públicas y para transformar sus operaciones a medida que adoptan los servicios de la nube pública”, dijo Nag. Actualmente, casi el 19% de los presupuestos de la nube se gastan en servicios relacionados con la nube, como consultoría en la nube, implementación, migración y servicios gestionados, y Gartner espera que esta tasa aumente al 28% para 2022.

“A medida que la nube continúa siendo la corriente principal en la mayoría de las organizaciones, los gerentes de productos tecnológicos para las ofertas de servicios relacionados con la nube deberán concentrarse en brindar soluciones que combinen la experiencia y la ejecución con las ofertas de los proveedores de hiperescala”, dijo el Sr. Nag. “Este enfoque complementario impulsará tanto la transformación como la optimización de la infraestructura y las operaciones de una organización”.

 

IDG.es 

Thales completa la adquisición de Gemalto

Thales ha cerrado la adquisición de Gemalto. Con el movimiento, valorado en 4,800 millones de euros, se gesta un nuevo grupo tecnológico destinado a la identidad y seguridad digital. Éste, que contará con 80,000 empleados en todo el globo, tratará de dar soluciones a la cadena de decisiones críticas de empresas, organizaciones y gobiernos, como por ejemplo la gestión del tráfico aéreo sin intervención de seres humanos, la ciberseguridad de datos y redes, seguridad de los aeropuertos o de las transacciones financieras.

Asimismo, la nueva compañía pondrá el foco en Investigación y Desarrollo (I+D) y contará para ello con 3,000 investigadores, 28,000 ingenieros y 1,000 millones de euros de presupuesto. En la actualidad, el grupo cuenta con una cartera de 20,500 patentes de las cuales más de 400 se registraron en 2018.

Entre sus soluciones, la nueva Thales ofrecerá capacidades que van desde el desarrollo de software al procesamiento de datos, la asistencia a las decisiones en tiempo real, la conectividad y la gestión de redes de extremo a extremo.

Tras la adquisición, Gemalto constituirá la séptima unidad global de negocio de Thales, denominada Seguridad e Identidad Digital (DIS, de sus siglas inglesas), que interactuará con los clientes civiles y de defensa del grupo y fortalecerá de manera significativa su presencia industrial en 68 países. De este modo, Thales ampliará sus operaciones en América Latina (24,500 empleados de los 600 actuales), triplicará su presencia en el Noreste Asiático (de 700 a 1,980), Sureste Asiático (de 800 a 2,500) e India (de 400 a 1,150), y también en Norteamérica (de 4,600 a 6,660 empleados).

Para Patrice Caine, presidente y CEO de Thales, “con Gemalto hemos adquirido un conjunto de tecnologías y de competencias muy complementarias que tienen aplicaciones en todos y cada uno de nuestros cinco mercados verticales, que se han redefinido en aeronaútica y espacio, transporte terrestre, identidad y seguridad digital, defensa y seguridad. Esta compra supone un momento crucial para los 80,000 empleados del grupo. Juntos, estamos creando un gigante de la identidad y seguridad digital”.

 

IDG.es