Día: 6 agosto, 2019

Infraestructura robusta, la clave de los sistemas de videovigilancia

Los sistemas de videovigilancia han ganado terreno y se han convertido en gran un aliado para reforzar la seguridad de empresas, escuelas, centros comerciales e incluso ciudades enteras, obligando a replantear desde la infraestructura.

Tan sólo en la Ciudad de México se encuentran instaladas más de 15 mil cámaras conectadas al Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), y datos del  informe anual de Memoori, “The Physical Security Business 2018 – 2023” indican que en 2018 el mercado de Video Vigilancia tuvo la tasa más alta de crecimiento, alrededor de 8.7%, con respecto a 2017.

Para lograr los resultados esperados, es importante contar con la adecuada infraestructura, pues esto asegura que las cámaras envíen imágenes claras y en tiempo real. “Las largas distancias, las intensas lluvias, las temperaturas extremas o la interferencia electromagnética y de radiofrecuencia, como la que generan las antenas de radio, son algunos de los factores que ocasionan que la señal de las cámaras se deteriore o se pierda” asegura Erick Carmona, Technical System Engineer de Panduit.

La mayoría de las falla en equipos de videovigilancia se originan por una incorrecta elección de la infraestructura física.

Algunas de las recomendaciones de Panduit para una adecuada instalación de cámaras de videovigilancia son:

  • Asesorarse. Acercarse a un integrador certificado o a los fabricantes para conocer los requerimientos, de acuerdo al lugar en el que se instalarán.
  • Reducir cableado. Si se tiene un solo cable por dispositivo, se reducen los puntos de falla. Actualmente existen soluciones como POE (Power Over Ethernet), que incorporan alimentación eléctrica a una red de internet y, con ello, eliminar cableado. Además, esta reducción en materiales logra ahorros de más del 30 por ciento.
  • Verificar la distancia. Algunas veces se instalan equipos alejados en puntos estratégicos para disminuir el número de cámaras. Para estos casos se recomiendan soluciones de cableado certificado, para utilizarse en largas distancias y que conserven la velocidad de transmisión adecuada. Las cámaras de alta tecnología requieren de entre 30 y 50 mb por segundo”
  • Considerar el clima. Las temperaturas extremas de algunas regiones o lugares donde se colocan las cámaras puede aumentar dentro de las tuberías donde se encuentra el cableado y ocasionar que las imágenes que transmiten no sean claras. Por ello se recomienda verificar que la temperatura que soporta dicha tubería, sea superior a aquella a la que estará expuesta continuamente.
  • Pensar a futuro. La mayoría de las renovaciones de equipo activo se realizan cada 5 años. Por lo cual, conviene elegir aquellas soluciones de cableado que están creadas para ser compatibles con los equipos que están por salir al mercado. 

Hoy en día, se cuenta con diferentes recursos tecnológicos que, en conjunto con el factor humano, ayudan a crear entornos seguros. Según Avigilon, el desempeño de un monitorista se degrada de forma considerable después de 20 min. Por lo cual, los dispositivos que incorporan herramientas de inteligencia artificial permiten un mejor desempeño de los elementos de seguridad, al tener un mejor manejo de: control de accesos, iluminación LED, sensores ambientales, almacenamiento de información, entre otros.

México será el primer país de América Latina en tener Red 5G

El 5G se ha colocado como una tendencia que cambiará la forma en la que navegamos la red; sin embargo, su llegada a países como México genera muchas dudas.

De acuerdo al Sistema Global para las Comunicaciones Móviles (GSMA), en 2020 México será el primer país de América Latina en tener Red 5G con la tecnología de AT&T y Telcel.

Sin embargo, el alcance de esta red sólo será del 3% de la población, en zonas limitadas de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Según las estadísticas de dichos organismos se espera que para 2025, al menos 18 millones de mexicanos tendrán conexión a esta red.

“Según el IMT-2020 el objetivo de las nuevas redes es lograr conectar hasta 1 millón de dispositivos por kilómetro cuadrado. Para poder entender la magnitud de esta capacidad, es como si el estado de Chiapas pudiese albergar cuatro veces la cantidad de líneas móviles actualmente en operación en todo el planeta, lo que trae implícito un aumento exponencial de ataques y por tanto la necesidad de estar protegidos frente a ellos” comenta Francisco Cayuela, responsable de Allot para Latinoamérica.

Como resultado, se espera observar la integración más rápida de 5G en México, con 18 millones de conexiones (adopción del 14%) para 2025, seguido de Brasil, con 26 millones de conexiones (adopción del 11%), y Perú, con 4 millones de conexiones (adopción del 10%), señala la GSMA. La llegada de las redes de quinta generación promete velocidades 10 veces superiores a lo que ofrece actualmente una red 4G o LTE.

“La ‘seguridad por defecto’ será uno de los atributos clave del 5G. Aunque el despliegue de la red 5G en México sólo cubrirá el 3% de la población, y todo apunta a que solo estará disponible en zonas limitadas de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, ya estamos trabajando con nuestros clientes en implantar nuestra tecnología en las redes actuales para poder proteger los datos, dispositivos y privacidad de sus clientes” asegura Francisco.