Día: 13 agosto, 2019

Digitalización aplicada al uso de agua en México

La Industria 4.0 entra al saneamiento y uso del agua en México. Siemens presentó su más reciente innovación tecnológica para mejorar el aprovechamiento del vital líquido, dirigido a desarrolladores y grandes consumidores como la industria hotelera y las Comisiones Estatales del Agua que ya lo están aplicando, con el fin de eficientizar el consumo del líquido e impulsar la sustentabilidad de este recurso.

Se trata del variador de frecuencia SINAMICS G120X, el cual se caracteriza por controlar motores que bombean agua e impulsan el aire para realizar diferentes aplicaciones dentro del sector de infraestructura para agua potable.

SINAMICS G120X se encuentra listo para la digitalización gracias a un módulo específico que permite la recolección y analítica de datos en tiempo real.

“Es la primera vez que la digitalización se aplica a los procesos en torno al agua en México, un adelanto que se presentó en la feria industrial de Hannover Messe y que ya se está aplicando en el país, lo que implicará un mejor aprovechamiento por parte de plantas de tratamiento, y de bombeo de fuentes naturales”, destacó Alejandro Preinfalk, Vicepresidente de Digital Industries de Siemens.

Mediante aplicaciones digitales y de análisis de información, las empresas pueden tener un consumo eficiente en cuanto al bombeo, tratamiento de agua potable, transporte por tuberías, sistemas de riego e irrigación, aire acondicionado, tratamiento de aguas residuales y procesos industriales, así como desalinización de plantas.

La entrada de la digitalización al uso de agua permitirá que se generen ahorros de hasta 60% anual en el consumo de electricidad en bombas de agua y otros motores relacionados con este sector.

“El agua y el aire son dos de los recursos naturales más poderosos y valiosos que tenemos, y aprovechar al máximo sus virtudes y cualidades nos lleva a tener una mejor calidad de vida, un mayor grado de sostenibilidad y un mejor futuro”, explicó Alejandro Preinfalk, Vicepresidente de Digital Industries de Siemens.

A través de un módulo adicional, SINAMICS Connect 300, se recolectan datos del variador que posteriormente pueden ser enviados a la nube para su análisis y toma de decisiones. Por medio de la aplicación “Analyze MyDrives” se realiza un diagnóstico de la información adquirida para optimizar procesos y determinar estrategias de mantenimiento para los motores. El lanzamiento de esta nueva serie comprende tres premisas, que engloban sus nuevas funciones:

  1. Simplicidad: es simple en cuanto a su selección, mantenimiento, integración a las aplicaciones existentes y configuración utilizando el módulo “Smart Access”.
  2. Confiabilidad: tiene un rango de potencia muy amplio (1 Hp a 700 Hp) y puede operar en ambientes desde -20° hasta 60°. Adicional, es robusto porque a pesar de la fluctuación de entrada de voltaje, el variador mantiene estable la salida del mismo.
  3. Eficiencia: viene preconfigurado con algunas funciones para las industrias a las que está enfocado. Por ejemplo, para la industria del agua, viene preconfigurado con el control multibomba, permitiendo el control de varios motores con un solo variador. Además de la función de llenado de tubería, que llena suavemente las tuberías al inicio del proceso de control evitando así el efecto del golpe de ariete, antes de entrar a la operación controlada.

 

Tecnología y Tendencias del Sector Financiero en Latinoamérica

El sector financiero en Latinoamérica está siempre evolucionando y adoptando nuevas tecnologías. Bancos, casas de bolsa, financieras y aseguradoras se reinventan constantemente para atender a los requisitos de la era digital que demandan cambios profundos y de largo plazo en la forma en que las instituciones se relacionan con sus clientes.

Aproximadamente el 50% de las empresas del S&P 500 serán sustituidas en los próximos 10 años, de acuerdo con el informe 2018 Corporate Longevity Forecast.

De acuerdo con Gartner, casi mitad de las organizaciones globales de servicios financieros aún están en una etapa muy precoz o inmatura de su jornada de transformación digital.

Ello destaca la importancia y la grandeza que la transformación digital tendrá en la modernización del segmento financiero.

Si pensamos en las grandes tendencias del sector para este año, considero que en Brasil, México y Argentina las instituciones financieras buscan adoptar tecnologías y metodologías que traten de iniciativas relacionadas a Fintechs, Blockchain, Multi-Cloud, Inteligencia Artificial, Automación Inteligente, Seguridad y Conformidad. Entender cada una de las iniciativas es importante, por eso, comparto mi percepción.

1 – Fintechs

El modelo de negocio de las empresas financieras cambió mucho. Las Fintechs, antes vistas como una amenaza, ya forman parte de la cadena productiva de las instituciones financieras y están recibiendo más inversiones a cada año. Ellas son consideradas una fuerza de quiebre, utilizando innovación para reducir el riesgo de las grandes instituciones en sus negocios.

Una encuesta difundida por la LAVCA, Asociación para Inversión de Capital Privado en Latinoamérica, reveló que las fintechs fueron el tipo de negocio que más movieron ofertas de inversión en la región en los últimos dos años. Algunos grandes bancos ya poseen sus propias Fintechs y los que no tienen ya se asociaron a alguna de ellas. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, las fintechs crecieron más del 50% en dos años en Latinoamérica. En 2019, Brasil tiene 550 fintechs, seguido de México con 394 y Argentina con 140.

En el actual modelo, las instituciones financieras están dejando de trabajar en servicios satélite para trabajar en servicios ‘core’, o sea, están abriendo sus APIs para las Fintechs, o empresas financieras, desarrollaren nuevos servicios que puedan ser ofertados al mercado. Este nuevo modelo basado en APIs abiertas debe facilitar la entrada de nuevos participantes y funcionar como una oportunidad para que las instituciones financieras hagan más rápida la oferta de nuevos productos.

2 – Blockchain

 El Blockchain es una realidad mundial, cerca del 90% de los principales bancos australianos, europeos y norteamericanos ya lo están probando. Esa tecnología se popularizó gracias al tremendo éxito de las criptomonedas como el Bitcoin. Algunos bancos ya están probando o invirtiendo en tecnologías de Blockchain como una oportunidad de reducir atrito y costos.

En Brasil el uso ha aumentado de forma continua y algunos expertos muestran que en los últimos dos años ya fueron invertidos más de US$ 500 millones en la tecnología, que ya es adoptada por la Receita Federal, por intermedio del DataPrev, para intercambiar informaciones con base en el catastro de persona física de una red comisionada.

En México el uso de la tecnología se ha expandido. Una encuesta de Innventia mapeó 81 empresas de diferentes áreas que utilizan el Blockchain en el país. Ya en Argentina hay diversas iniciativas de apoyo al uso de la tecnología. El Ministerio de Producción y Trabajo del país se comprometió a invertir en proyectos Blockchain de hasta US$ 50 mil, via plataforma de intercambio Binance.

 

3 – Multi-Cloud

La mayoría de las empresas financieras en Latinoamérica está interesada en los beneficios y en la flexibilidad de pasar sus operaciones para la nube y analizan activamente temas de riesgos y restricciones regulatorias relacionadas. Con la evolución de la nube, hoy no solo hablamos de nubes públicas o privadas.

El escenario ahora es Multi-Cloud, lo que aumenta los desafíos de los CIOs en relación a la visibilidad de costo, seguridad, desempeño, automación y migración.

Hasta el final del 2019, 25% de los bancos del retail habrán sustituido sus sistemas legados de acceso online y mobile. Se estima que el 80% de las empresas transferirán parte de su infraestructura, 75% de estas para servicios multi-cloud. Estas empresas están siguiendo el ejemplo de 38% de los bancos, que ya utilizan esos servicios para obtener una mayor eficiencia en la operación y productividad.

4 – Automación Inteligente

Actualmente, casi un tercio de las empresas obtiene 32% de sus ingresos por los canales digitales, un número que debe crecer 48% hasta el 2022. Con la habilidad de las empresas de adoptar tendencias e innovaciones, las instituciones del sector financiero siguen creciendo en Latinoamérica, destacándose en el mundo, y transformándose en referencia en términos de eficiencia operacional y calidad de servicio al cliente.

Gran parte de ese éxito se debe a las instituciones financieras que están transformando sus modelos de trabajo, centrándose en la eficiencia de los procesos y reduciendo costos operacionales del 10 al 25%. Además, 68% de los clientes de la banca ya compraron productos o servicios adicionales gracias a la atención personalizada.

 

5 – Inteligencia Artificial

La industria financiera está bien posicionada para beneficiarse de la inteligencia artificial gracias al gran volumen de datos globales, registros históricos precisos y detallados, y la naturaleza cuantitativa de los mercados financieros. Esa realidad puede ser vista en los más avanzados proyectos financieros, en los cuales los mayores bancos del mundo ya empezaron a probar diversos casos, como aprobación de préstamos, gestión de activos y evaluación de riesgos.

Muchos de esos cambios están en la disminución de la frecuencia con que los clientes van a las agencias, por ejemplo. El impacto económico total de la Inteligencia Artificial en los servicios financieros debe alcanzar mil millones de dólares hasta el 2030, lo que permitirá una reducción de costos estimada en alrededor del 22%.

6 – Seguridad y Compliance

Cumplir los requisitos regulatorios y de seguridad es una de las principales prioridades para el sector en la región, lo que exige un gran presupuesto para provisionar reservas y enfrentar el creciente número de ataques cibernéticos, eso sin considerar las legislaciones vigentes. Estimativas indican que las infracciones a la GDPR deben afectar hasta en un 4% las ganancias globales de las empresas.

En Brasil las nuevas reglamentaciones, como la resolución n° 4.658, del 26 de abril del 2018 de Banco Central, se refieren a la política de seguridad cibernética y requisitos para la contratación de servicios de procesamiento y almacenamiento de datos y de computación en nube. En México la Ley para Reglamentar las Instituciones de Tecnología Financiera ofrece una mayor certeza jurídica a los usuarios de servicios financieros por plataformas digitales, desde marzo del 2018. Ya en Argentina, el Estado demostró una postura abierta y colaborativa para el desarrollo del ecosistema Fintech, sin planes de reglamentación hasta que el mercado esté suficientemente maduro.

Esos cambios en las reglamentaciones pueden exigir inversiones en los modelos operacionales de muchas instituciones financieras, pero el sector como un todo debe estar preparado con las nuevas tecnologías de automación y seguridad para evitar incidentes que puedan afectar su reputación corporativa.

Lo que percibo en todos estos años conversando con instituciones financieras en diversos países, especialmente de Latinoamérica, es que en un mundo digital, globalizado y ampliamente competitivo que estamos, es muy importante que las instituciones financieras tengan tecnologías eficientes y disruptivas, que soporten las transformaciones que el sector enfrenta para obtener éxito, ventaja competitiva y, principalmente, que posibiliten ofrecer una experiencia única a sus clientes.

 

Por: Eduardo Lugo, Vicepresidente Latinoamérica de BMC Software.

La industria de wearables alcanzará los 54,000 millones de dólares en 2024

Las ventas de ‘smartwatches’ liderarán el crecimiento del sector de wearables, que se apoyará también en el uso de los dispositivos en mercados como el de la salud o el de la logística.

“En los próximos años, los wearables se volverán más inteligentes, a medida que incorporen tecnologías como la inteligencia artificial y la realidad aumentada”. Son las palabras de Ed Thomas, analista principal de investigación temática de tecnología de GlobalData. La firma de estudios de mercado prevé que el sector generado alrededor de estos dispositivos multiplique su valor por dos en los próximos cuatro años para llegar a los 54,000 millones de dólares en 2023.

Para alcanzar este volumen, la industria de wearables crecerá a un ritmo anual del 19% desde los 23.000 millones de dólares que se prevé que facture en 2019. “Su relevancia —explica Thomas—, particularmente para los usuarios empresariales en todas las industrias, solo aumentará”.

Este es uno de los factores clave en el crecimiento del mercado de estos dispositivos, que pasarán de ser empleados de forma más genérica por consumidores particulares a gozar de una crecimiente adopción por las compañías para distintas aplicaciones. En particular, la firma de análisis distingue en su reciente informe Wearable Tech – Thematic Research, que se beneficiarán de esta integración los sectores de atención médica, logística, seguros, tecnología financiera y defensa.

En el crecimiento del mercado de consumo, los principales impulsores serán los smartwatches.

Los relojes inteligentes están viviendo un momento de creciente popularidad gracias a la diversificación de la gama de funciones que ofrecen, que van más allá de la conectividad móvil o del control de variables vinculadas a la salud para incorporar otras capacidades, como el pago sin contacto.

Se detecta también un descenso en las pulseras especializadas en fitness, que se relaciona con la limitación de sus posibilidades respecto a los de los relojes.

Pero estos no serán los únicos dispositivos que tendrán presencia en el mercado, como explica Thomas. Otros elementos, como los auriculares inteligentes, han ido ganando en popularidad, a medida que integran asistentes virtuales activados por voz. La consultora Gartner prevé, incluso, que se convertirán en los principales wearables en volumen de ventas en 2022. Distintas previsiones que definen un mercado efervescente y que se verá enriquecido en los próximos años.

 

IDG.es