Del dia, Destacado, Noticias, Principal

33 millones de usuarios pagarán con celulares en 2

La extensión de los canales de pago está llevando a que cada vez más usuarios apuesten por los que les resultan más cómodos, especialmente los pagos a través de dispositivos móviles. Tal y como apunta la directora de investigación de Gartner, Sandy Shen, “los sistemas de pago móviles podrían traer nuevas oportunidades para las operadoras y, potencialmente, para los bancos que los desplieguen”. En este sentido, las cifras de Gartner indican que es en la región de Asia-Pacífico donde se han localizado más usuarios que realizan pagos a través de dispositivos móviles, en concreto, 85 millones, lo que supone el 85 por ciento de los existentes a nivel mundial. Según la consultora, se espera que Europa Occidental tenga casi 500,000 usuarios este 2008 y que la región de Norteamérica tenga un millón de usuarios de pagos móviles. De acuerdo con la analista de Gartner, “el negocio resulta más obvio para las operadoras que para los bancos; sin embargo, éstos pueden justificar la inversión que están realizando en desarrollar sistemas de pago a través de dispositivos móviles ya que ven a éstos como una extensión de sus canales de pago con servicios adicionales de banca”. Desde la consultora definen los pagos móviles como una forma de pago por un producto o servicio utilizando las tecnologías móviles disponibles, como pueden ser los mensajes a teléfonos móviles (SMS), las sesiones WAP, los servicios de datos USSD (Unstructured Supplementary Service Data) o NFC (Near Field Communications). En este sentido, quedan incluidas las opciones de telebanca utilizando un teléfono móvil para llamar al centro de servicios, así como los sistemas en los que el valor del recibo ya ha sido pagado con anterioridad y almacenado en el teléfono. Este pago se realiza mediante el teléfono, aunque no es necesario disponer de una red inalámbrica, como en el caso de las comunicaciones NFC. En opinión de Sandy Shen, es más fácil que este tipo de servicios proliferen más en los mercados emergentes, donde mucha gente no dispone de banco y existen pocas opciones para poder realizar pagos. No obstante, en mercados maduros, los pagos a través del teléfono móvil están comenzando a desarrollarse como parte de los servicios ya existentes y para incrementar la fidelidad de sus clientes. Ante este panorama, el estudio llevado a cabo por Gartner alerta a los bancos de la proliferación de servicios alternativos procedentes de instituciones no bancarias, como pueden ser los ofertados por PayPal y Obopay, que pueden competir con tarifas más bajas y transacciones más rápidas. Gartner prevé que en 2011 el número de personas que realicen pagos a través de dispositivos móviles se triplique respecto a la cifra actual y alcance los 103,9 millones de usuarios.