Big data, Business Intelligence/Analytics, Cloud Computing, Del dia, Desarrollo, Destacado, Nuevos Productos, Procesos, Tecnologia, Tendencias, Transformación Digital, Wearables

60 años de Inteligencia Artificial, ¿A dónde nos llevará en el futuro?

[widget id="text-31"]

A lo largo de 60 años, la inteligencia artificial (IA) ha transformado a cada generación. Ya no es una tendencia del futuro o una idea para una película de ciencia ficción.

 

El pasado

Se desarrollaron ofertas comerciales en tecnologías del habla, asistencia virtual, visión artificial y centros de atención automatizados, por nombrar algunas áreas. Si usted es aficionado al cine, ya está familiarizado con esto sin saberlo. Desde 1995 estas tecnologías han mejorado el procesamiento de imágenes y video.

También hemos aplicado la IA a los análisis de redes sociales y conversaciones en chat. Nos ayuda a comprender mejor las emociones, los sentimientos, los niveles de satisfacción y la intención del cliente.

Gracias al análisis de Big Data, ahora estamos utilizando estas tecnologías para ayudarnos a manejar de manera más eficiente e impulsar la automatización de manera más rápida. Esto significa que comenzamos a ver la inteligencia de máquinas de una manera diferente a como la hemos visto antes.

 

El presente

Mucha gente no se da cuenta de que ya interactúa con la IA de manera cotidiana. Si utilizan el reconocimiento de voz en su smartphone o cuando utilizan un motor de búsqueda para responder una pregunta, están usando IA.

En los AT&T Labs, estamos desarrollando una red que se repara y aprende por sí misma de forma constante a través de agentes de software basados en tecnologías de IA.

Hoy en día, continuamos investigando y desarrollando maneras de crear sistemas inteligentes que puedan adaptarse, aprender y madurar con el tiempo. Este es un enfoque diferente al estándar de la industria en donde normalmente se construyen sistemas inteligentes orientados a realizar alguna tarea en particular. Estos sistemas solamente ayudan a resolver un problema específico y no son capaces de aprender a ser más inteligentes.

Un ejemplo sencillo de esto es el enrutamiento de llamadas: Una máquina diseñada para realizar determinadas rutas, no podrá ejecutar otras porque no las conoce. Esto no cambiará ni mejorará por sí solo. Alguien deberá modificar el diseño y el desarrollo.

Los sistemas de IA pueden procesar conjuntos de datos más extensos para realizar más de una tarea. De hecho, estos sistemas realmente pueden aprender, predecir y mejorar sin supervisión gracias a los datos.

 

El futuro

En el futuro la IA mejorará la experiencia del cliente al acelerar el tiempo que se tarda para evaluar un problema. Estos sistemas inteligentes ofrecerán una experiencia personalizada y conectada para cada cliente.

La IA analizará y predecirá cómo se sienten los clientes y proporcionará respuestas automatizadas para abordar sus problemas y ofrecerá recomendaciones personalizadas para que coincidan con las ofertas y servicios que más les gusten.

La IA está evolucionando en AT&T a través de tres generaciones de aplicaciones:

  • Reconocimiento de voz: La Generación 1 comenzó con la innovación de aplicaciones de voz y la tecnología de reconocimiento de voz. Esto incluye  reconocimientos de voz, biometrías de voz, procesamiento de lenguaje natural y procesamiento de video.

 

  • Transformación de red: El grueso de la Generación 2 es la transformación de nuestra red de hardware a software. En última instancia, nuestra red se reparará y aprenderá por sí misma gracias al poder de la IA. Esto significa que podremos predecir de mejor manera los problemas de la red y resolverlos antes de que sucedan para que nuestros clientes no resulten afectados.

 

  • Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y Big Data: Ya estamos desarrollando la Generación 3. Estamos trabajando para alojar IoT, seguridad y servicios de Big Data dentro de las plataformas de IA. Imagine que sus electrodomésticos se pudieran comunicar entre sí y que hicieran la lista del supermercado o que prepararan la comida, o que su auto se manejara solo, se fuera a reparar y regresara a su casa sin que usted tuviera que hacer nada. Las posibilidades son infinitas.

Salvando vidas

Piense sobre las posibilidades de la IA en el futuro. Tiene el potencial de ayudar a curar a los pacientes antes que incluso muestren síntomas de una enfermedad.

Con el uso de sensores para capturar datos durante las primeras etapas de una enfermedad, los médicos serán capaces de atender a sus pacientes antes de que su condición se vuelva más grave.

Hoy en día los relojes inteligentes pueden monitorear el latido de su corazón, medir la presión arterial y llevar el conteo de los pasos que da durante el día.

En el futuro los dispositivos inteligentes serán capaces de registrar signos vitales avanzados como frecuentes análisis de sangre, medir los niveles de glucosa y más. La tecnología recibirá estas señales de manera periódica, igual que cuando visita al doctor.

La IA ayudará a identificar importantes anomalías y detectar con anticipación cualquier problema, con ello se disminuirán drásticamente las visitas a hospitales y los tiempos de espera. Y lo más importante, ayudará a identificar con anticipación cualquier problema de salud de manera más rápida, sin tener que esperar la visita anual al médico. Incluso podría recomendar el mejor curso de acción o tratamiento basado en miles de millones de datos.

Esto será posible porque los pacientes podrán controlar y compartir sus propios datos e información de manera segura. La IA puede lograr esto al saber a quién y a dónde se deben enviar los datos y si el receptor de la información es seguro.

 

Así es como se vislumbra el mundo del futuro.

Creemos que el trabajo que estamos haciendo en los AT&T Labs, en conjunto con otras compañías de la industria, emprendedores, universidades y la comunidad científica, nos ayudará a hacer posible esta nueva realidad mucho más rápido de lo que imaginamos.

 

 

Por Mazin Gilbert, Vicepresidente Adjunto, Sistemas Inteligentes e Investigación de Plataformas, AT&T Labs

Deja un comentario