93% de las personas confiarían en las órdenes de un robot en el trabajo

Oracle y Future Workplace realizaron el estudio “IA en el trabajo”. Los resultados arrojaron que, mientras 70% de las personas utilizan alguna forma de Inteligencia Artificial en su vida personal, sólo 6% de los profesionales de recursos humanos (RRHH) implementan esta tecnología y únicamente 24% de los empleados utilizan alguna forma de IA en la oficina.

En el estudio se analizaron los datos de 1,320 líderes y empleados de RRHH de los Estados Unidos y se encontró que, aunque la gente está dispuesta a adoptar IA en el trabajo y entienden que hay beneficios adicionales a la automatización de procesos manuales, las empresas no están haciendo lo suficiente para ayudar a sus colaboradores en adoptar esta tecnología. En consecuencia, podría tener como resultado una menor productividad, obsolescencia de habilidades y pérdidas de empleo.

De igual forma, la investigación establece el 93% de los empleados confiaría en las órdenes dadas por un robot. Para determinar por qué hay tanta diferencia en la adopción de IA cuando existe la disposición a adoptarla, el estudio examinó las percepciones que líderes de RRHH y empleados tienen sobre los beneficios de Inteligencia Artificial, los obstáculos que impiden su adopción y las consecuencias en el negocio al no adoptarla.

 

Empleados y líderes de RRHH ven el potencial de la Inteligencia Artificial

Todas las personas entrevistadas acordaron que la IA tendrá un impacto positivo en sus organizaciones y cuándo comentaron sobre su mayor beneficio, los líderes de RRHH y los empleados dijeron que aumentará la productividad. En los próximos tres años, las personas entrevistadas esperan que los beneficios incluyan:

  • Empleados: Mejorar las eficiencias operacionales (59%), permitir una toma de decisiones más rápida (50%), reducir significativamente costos (45%), permitir mejores experiencias para clientes (40%) y mejorar la experiencia de los empleados (37%).
  • Líderes de RRHH: Impactará positivamente el aprendizaje y el desarrollo (27%), la gestión del desempeño (26%), la compensación/nómina (18%) y los beneficios de reclutamiento y empleados (13%).

 

Las empresas no están haciendo lo suficiente para preparar su fuerza laboral

A pesar de su claro potencial para mejorar el desempeño de los negocios, los líderes de RRHH y empleados creen que las empresas no están haciendo lo suficiente para prepararlos. Las personas entrevistadas también identificaron una serie de obstáculos adicionales que están deteniendo a las empresas:

  • Casi todos los líderes de RRHH (90%) están preocupados porque no podrán adaptarse a la rápida implementación de la Inteligencia Artificial como parte de su trabajo y de que no tengan la capacitación necesaria para adoptar esta tecnología en su organización.
  • Mientras que más de la mitad de los empleados (51%) están preocupados por no poder adaptarse a la rápida implementación de la Inteligencia Artificial, 71% de ellos cree que las habilidades y conocimientos de Inteligencia Artificial serán importantes en los próximos tres años. El 72% de los líderes de recursos humanos comentaron que sus empresas no ofrecen ninguna forma de entrenamiento en esta tecnología.
  • Además de la diferencia de habilidades, los líderes de recursos humanos y empleados identificaron los costos (74%), el fracaso de la tecnología (69%) y los riesgos de seguridad (56%) como los otros obstáculos importantes para la implementación de Inteligencia Artificial IA en las organizaciones.

 

El no implementar Inteligencia Artificial ahora resultará en pérdidas de empleo, irrelevancia y pérdida de ventaja competitiva

A pesar de todas las conversaciones acerca de personas preocupadas de que la IA exista en sus lugares de trabajo, el estudio encontró que no está sucediendo lo mismo con los líderes de RRHH y colaboradores (79% de los líderes de recursos humanos; 60%de los empleados) creyendo que el fracaso de la adopción de la Inteligencia Artificial tendrá consecuencias negativas en sus carreras, sus colegas y en la empresa en general.

  • Las personas entrevistadas identificaron la reducción de la productividad, la obsolescencia de habilidades y la pérdida de empleo como las tres principales consecuencias de no adoptar Inteligencia Artificial en la fuerza laboral.
  • Desde el punto de vista organizacional, los entrevistados creen que adoptar IA tendrá un mayor impacto en directores y ejecutivos tomadores de decisiones. Al no poder empoderar a los equipos de liderazgo con Inteligencia Artificial, las organizaciones podrían perder su ventaja competitiva.