Artículos, Del dia, Destacado, Noticias, Principal

A las TI les faltan estrógenos

[widget id="text-31"]

Qué sería este mundo sin las mujeres? Al menos el mío no sería el mismo. Si cuando era niño y adolescente le reclamaba a la vida que me hubiera dado cinco hermanas y una madre controladora, hoy creo que fue una de las mejores cosas que me pudo haber ocurrido. Incluso en la universidad y en la mayoría de los empleos que he tenido, las mujeres han sido el género dominante, de hecho, un buen porcentaje de mis mejores amigos son del sexo femenino. Sin embargo, no todos tienen la misma suerte, y en particular los hombres que se mueven en el mundo de las tecnologías de información. Sólo mire a su alrededor y haga un cálculo de la proporción de los marcianos y venusianas. No hay que ser matemático para darse cuenta de que la ventaja masculina es más que evidente. Si bien las mujeres se abren cada vez más paso en el mundo de las TI, no les ha sido nada sencillo; incluso muchas abandonan sus objetivos en el camino. Este no es un fenómeno exclusivo de México – pasa en todas partes del mundo. Para muestra un botón. El Instituto de Mujeres en Tecnología Anita Borg y el Instituto para la Investigación de Género de la Universidad de Standford entrevistó a 1,795 hombres y mujeres de niveles medios que laboran en compañías de alta tecnología de Silicon Valey para realizar un estudio sobre el desempeño de las mujeres en tecnología (www.antiaborg.org/news/research/). La conclusión a la que llega es que las mujeres están haciendo grandes sacrificios para avanzar en sus carreras en TI, y que en muchos casos sus esfuerzos no siempre son recompensados. Titulado “Subiendo la Escalera Tecnológica: Obstáculos y Soluciones para las Mujeres de Nivel Medio en Tecnología”, este reporte señala que una tercera parte de las mujeres encuestadas dijeron haber pospuesto la maternidad para alcanzar sus objetivos profesionales, en comparación de sólo 18% de los hombres. Incluso, las mujeres son tres veces más propensas que los hombres a renunciar totalmente a tener hijos para lograrlo. En donde la cosa se pone pareja es en ir al altar: 12.3% de las mujeres y 11.9% de los hombres posponen su matrimonio para establecerse profesionalmente. Pero algunas féminas van más allá: 7.8% de ellas dijeron que permanecerían solteras para dedicarse a su carrera. Pero, ¿vale la pena sacrificar la vida personal en un mundo dominado por los varones? Los autores del estudio tienen sus reservas. “Una mujer dijo que tener una familia sería un impedimento para escalar en TI”, citan. Lo que sí es un hecho es que las mujeres encuestadas afirmaron que tienen que trabajar más horas y esforzarse más que los hombres para ser promovidas debido a los prejuicios y estereotipos que dominan en las compañías. En general, las mujeres son vistas como técnicamente menos competentes. Debido a esta percepción se les asignan tareas con menor visibilidad y que supuestamente son “femeninas”, como soporte técnico o asistentes. Como en toda guerra, hay caídos, mejor dicho, caídas, el 56% de las mujeres deciden dejar sus trabajos para buscar nuevas y mejores oportunidades en otras áreas. No hace falta decir que el erróneamente denominado sexo débil ha demostrado tener la capacidad de desempeñar trabajos que antes se creían del dominio exclusivo del sexo opuesto. TI no es la excepción. Creo que una buena dosis de estrógenos no nos caería nada mal.

Deja un comentario