Artículos, Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Adopción de Wireless en México

Cada vez son más las corporaciones que participan económicamente en la industria tecnológica. Conviene voltear a ver nuestro país y analizar cómo las empresas mexicanas se han comportado ante el gran crecimiento del mercado mundial de las redes inalámbricas (WLAN). En México, dicho incremento ha sido considerable año con año; sin embargo, la falta de información ocasiona que la curva de crecimiento no sea tan vasta como podría serlo. Es por lo anterior, que la necesidad de brindar información completa a los usuarios, así como la de conocer los detalles que hay que cuidar para la exitosa instalación de una red inalámbrica por parte de los expertos, resultan latentes y se presentan a continuación para que, tanto usuarios como integradores, rescaten el canal de comunicación y lleven a México hacia el goce de los máximos alcances de la tecnología. WLAN, lo que no debemos olvidar: Si bien la causa de este desaprovechamiento tecnológico es la falta de información en el usuario, fundamental es que los expertos en el tema realicen una planeación detallada para garantizar así la satisfacción de necesidades de cada empresa y evitar así complejos y costosos procesos de rediseño y reinstalación, incrementando la confianza para invertir en ella. A continuación se presentan los puntos más importantes a considerar: · Áreas de instalación y cobertura interiores. Se deben considerar las características físicas del edificio o edificios donde se ubicará la red, tomando en cuenta la distribución del inmueble, el tipo de construcción y las posibles colocaciones para los puntos de acceso. Para ello, puede ser necesario un levantamiento de radio frecuencia además de los planos e inspección visual. Las zonas de cobertura estarán diseñadas de acuerdo a las costumbres de los usuarios finales para evitar la colocación de puntos de acceso en donde no serán aprovechados o el no tener cobertura suficiente en áreas de uso intenso. · Aplicaciones y Usuarios. Las aplicaciones que deberá soportar la WLAN deberán ser cuidadosamente detalladas durante su planeación. Éstas pueden variar desde aplicaciones comunes de oficina -como Internet, correo electrónico y transferencia de datos-, hasta aplicaciones de audio y video. Algunas de estas aplicaciones son, entre otras, según el giro de la empresa: el monitoreo de alguna planta manufacturera, el rastreo de sistemas de seguridad y el cuidado de pacientes en hospitales. Asimismo, es fundamental identificar el número de usuarios y sus necesidades de movilidad, así como aquellos que requieran sistemas de “roaming” y de intercambio de direcciones de IP. Puede ser también, que los usuarios sean estacionarios – como en el caso de computadoras “desktop”- y que gocen también de la conexión inalámbrica. · Seguridad. La seguridad es y seguirá siendo uno de los inhibidores más importantes dentro de la adopción de soluciones WLAN en las empresas. Es importante por ello definir la sensibilidad de la información que se manejará a través de la red. Se tendrá después que considerar la implementación de algoritmos de encripción, soluciones de firewall personales, o la solución más acorde a la empresa, con el fin de asegurar su información. Además de la seguridad de la información, es muy importante cuidar el acceso a la red, para lo que se pueden manejar niveles de seguridad que van desde una llave de 128 bits o hasta incluso utilizar un sistema de autenticación a la red inalámbrica con certificados de PKI (Public Key Infrastructure). · Características de los equipos. El hardware y los sistemas operativos tendrán influencia sobre la configuración de la red, la configuración y el diseño de los sistemas de seguridad. Dadas las necesidades y requerimientos de movilidad, la duración de la batería en los equipos y el consumo de energía de las tarjetas inalámbricas se vuelven un factor crítico que debe ser tomado en cuenta de acuerdo con las aplicaciones. · Interfaces con diferentes sistemas. Las diferentes aplicaciones requieren interacción y/o intercambio de información con diferentes plataformas como un sistema AS/400 o alguna plataforma basada en Linux o Unix. La interacción entre éstas requiere usualmente de un diseño de software de emulación de terminales o interfaces de conectividad que influyen normalmente en el diseño de la red. · Tiempos y Presupuesto. Los tiempos de implementación y costos son generalmente los factores más críticos. Es difícil determinar qué requerimientos se desean cuando están sujetos al presupuesto. Se recomienda pues, determinar las necesidades sin tomar en cuenta el costo. Si una vez definidas éstas son mayores a las que se pueden cubrir con el presupuesto, se puede diseñar una solución parcial o híbrida temporal que solucione las prioridades. A pesar de que estos puntos se contemplen minuciosamente, puede ocurrir que los requerimientos del usuario aun sean ambiguos. En este caso, se suele recurrir a la instalación de una red de pruebas piloto. Estas pruebas aseguran que las necesidades de los usuarios, aplicaciones, ubicaciones, equipos e interfases, sean cubiertas al realizar el diseño e implementación definitivas. Tendencias El mercado de las redes inalámbricas en México ha mostrado crecimientos muy importantes pasando de un valor de aproximadamente 7.5 millones de dólares en el 2002 a aproximadamente 17.8 millones de dólares en el 2003. El 2004 mostró sucesos importantes como la liberación de protocolos de seguridad (802.11i) y de jerarquías de tráfico (802.11e) que impactaron directamente sobre el crecimiento de la industria. La integración de receptores Wi-Fi en laptops y handhelds, la disminución de costos de los equipos y el desarrollo de aplicaciones especializadas, son también y seguirán siendo factores que motivarán el crecimiento de este mercado. Los acontecimientos mencionados, aunados al gran despliegue de los llamados “hotspots” – que hoy día en México superan los 500 -, hacen inevitable el análisis sobre el crecimiento que tendrá el mercado de las redes inalámbricas así como el de sus diferentes aplicaciones. Las razones principales por las cuales las empresas no consideran la implementación de una WLAN, están fundadas en gran medida, en la falta de información. Un ejemplo de esta desinformación es el creer que los costos son elevados y que la tecnología no es lo suficientemente madura. Contrario a esto, la calidad a la que ha llegado la tecnología en nuestros días, ha impactado directamente a la economía, bajando significativamente sus costos, tendencia que seguirá con el tiempo. Por otro lado, el tema de la seguridad, aunque no mostró ser el inhibidor más importante, no deja de ser uno de los temas de mayor impacto al evaluar la implementación. La movilidad, es sin duda el principal beneficio en las WLAN. Por otro lado, ventajas como el no requerir cableados estructurados, la facilidad de instalación a un menor costo y en un menor tiempo, así como las recientes soluciones en cuanto a velocidad de conexión, no han sido comunicadas a los usuarios de una manera efectiva. Este hecho ocasiona un alarmante desconocimiento del tema y se traduce en la razón principal de la falta de interés en invertir en este tipo de soluciones.