¡Alerta! Estafas por SMS

En dichas páginas, un instalador modificado del programa solicita un código para completar el proceso de instalación, que el usuario supuestamente recibe luego de enviar entre dos y cuatro SMS a un número específico, cuyo costo por cada SMS puede variar de 2 a 8 dólares dependiendo el país. Sin embargo, este código nunca es enviado al usuario, quien finalmente resulta estafado. Esta técnica utilizada por los sitios web se denomina SMS Scam y sucede cuando se intenta engañar al usuario a través del SMS. El nombre de la técnica se origina gracias al Scam tradicional (conocido también como estafa nigeriana o Scam 419) por correo electrónico, donde se engaña al usuario para que transfiera su dinero a una cuenta bancaria con la promesa de que luego recibirá mayores beneficios a cambio (herencias, premios, etcétera). Ante esto, ESET aconseja la descarga de software desde la página oficial del fabricante y explorar cada software descargado con un antivirus con capacidades preactivas.