Del dia, Destacado, Hardware, Noticias, Principal

Apple iMac

[widget id="text-31"]

Estas ventajas no le garantizan a Apple o sus clientes un cambio suave de PowerPC a Intel. A pesar de tapar los huecos en su estrategia de lanzamiento de Intel –huecos que Apple está tratando de corregir con velocidad y audacia– la empresa logró conectar un home run y un doble en los dos primeros turnos al bat de Intel en la iMac basada en Intel, la mejor opción de escritorio que Apple ha traído. Sin embargo, los primeros compradores demandantes de MacBook Pro, encontrarán errores – algunos insignificantes. Si bien, considerando que Apple es un comienzo x86 PC, es un gran comienzo. Mucho en común Revisé la iMac de 20 pulgadas de Apple, con un CPU de 2 GHz de doble núcleo y 1GB de memoria, y una MacBook Pro con núcleo doble de 2.16 GHz y 2GB de memoria. Mi proceso de revisión fue sencillo: usé estos sistemas como mis únicas computadoras de escritorio y notebook. Después de más de un mes de pruebas, puedo decirte que cualquier inquietud acerca del desempeño del doble núcleo de Intel puede ser puesta a un lado. Estas máquinas son rápidas; no tan rápidas para un power, pero mucho más rápidas que sus ancestros PowerPC cuando se usan aplicaciones nativas. iMac y MacBook Pro no son idénticas arquitectónicamente, pero se parecen lo suficiente para que la mayoría de sus diferencias sean ignoradas aquí. Me complació saber que Apple no sólo apostó la ingeniería interna de Mac a Intel. Como las Mac PowerPC, iMac y MacBook Pro están armadas con los componentes de la mejor clase seleccionados por Apple, dejando a Intel abastacer en primera instancia al CPU y chipset. Las dos nuevas Macs tienen más o menos el juego de funciones de las PowerPC. Tienen drives opticos con ranuras carga, USB 2.0, FireWire, Gigabit Ethernet, AirPort Extreme inalámbrico, Bluetooth 2.0 con Enhanced Data Rate, y puertos de video digital. Una PCI Express GPU (unidad de procesamiento de gráficos), el ATI Mobility Radeon X1600, da a las Macs Intel un potencial de gráficos en 2D y 3D asombroso. Y ahora Airport Extreme soporta 802.11a. El desempeño de gráficos de las nuevas Macs dejan atrás del de PowerBook G4 en algunas tareas, como cambiar de páginas a través d un largo archivo PDF con gráficos intrincados. Los gráficos de movimiento, como la interfaz de centro de medios Front Row de Apple, son entrecortados con frecuencia. Al carecer de la salida integrada S-Video de PowerBook, MacBook Pro no puede manejar un Cinema Display externo o algún otro panel DVI y un monitor de vídeo o proyector al mismo tiempo. Ambos sistemas tienen una cámara Web integrada iSight con resolución VGA inteligentemente colocada sobre los biseles arriba de su pantalla, para que siempre siempre apunten a tu cara y estén listas para una conferencia de audio y video. Su sensibilidad a la luz es mejor que el promedio y su enfoque es fijo. iMac renace No tengo mucho que decir acerca de iMac; es incomparable. iMac sobrepasa a las PC de escritorio de la mejor clase estableciendo una mucho mejor clase. Es una computadora de escritorio de una pieza, rápida, eficiente en el uso de energía, silenciosa, que requiere de sólo siete pulgadas cuadradas de espacio y virtualmente se desvanece tan pronto como la pantalla se enciende. El doble núcleo de Intel y las gráficas Radeon X1600 de ATI hacen a las iMac la Apple más rápidas. La iMac parece un kiosko – sin botones, bandejas o protuberancias. La tarjeta madre, los periféricos, las fuentes de poder, pantalla y bocinas están envueltas en una tapa indestructible de policarbonato. Los cables se conectan en la parte posterior y desaparecen. Si usas un teclado y un ratón Bluetooth, sólo queda el cable de la corriente. La iMac basada en Intel es muy eficiente en espacio y ahorro de energía. Trabajando a todo su desempeño y con el monitor ajustado al brillo máximo, nunca consumió más de 95 watts de energía – un tercio o la mitad de lo que una computadora de escritorio comparable con un panel LCD de 20 pulgadas de alta calidad usaría. La pantalla de iMac es asombrosa, la mejor que haya visto. Aún con la máxima brillantez, los colores no se deslavan, los negros no se vuelven grises, y el texto siempre es claro. En una máquina cargada con las mejores funciones, la pantalla de iMac es la mejor de todas. Los precios al consumidor de iMac de $1,299 y $1,699 dólares (pantallas de 17 y 20 pulgadas, respectivamente) invitan a la crítica, pero cuando una PC es construída para alcanzar las especificaciones de una iMac, el precio de ésta es competitivo. MacBook Pro: cuarto para crecer MacBook Pro es lo que deseé que fuera: una PowerBook con contenido de Intel. Apple se metió con la fórmula sólo para mejorarla. Por ejemplo, la calidad del teclado de MacBook Pro es excepcional, una gran mejora sobre las últimas PowerBooks. El espacioso trackpad tiene un tamaño como el de una PowerBook de 17 pulgadas, ajustándose a la pantalla de aspecto amplio de MacBook Pro y haciendo una gran diferencia en la funcionalidad. La pantalla, aunque más aguda y brillante que como se anunció, es mucho, mucho más exigente con su ángulo de visión. Si está inclinada verticalmente aunque sea unos cuantos grados del parelelo con tus retinas, la parte de arriba o del fondo de la pantalla se desvanece gradualmente en brillo. Por otra parte, el cristal de la pantalla de MacBook Pro es mas fuerte y resistente a la presión, añadiendo durabilidad que lleva al notebook más cerca de los estándares industriales en su capacidad de abuso. La red inalámbrica de MacBook Pro, con un nuevo chip y una antena de grado de mercado secundario, está radicalmente mejorada y resiste el reto de los muros, pisos, distancia e interferencia, jalando señales limpias y conexiones de 54Mbps en lugares donde dónde anteriormente sólo podía tener de 2Mbps a 5Mbps, o nada. Lo inalámbrico era inicialmente un inaceptable gasto de batería, pero el nuevo software mejoró eso. Por otra parte, los dispositivos USB siguen siendo una constante frustración. Las transferencias de datos de y hacia discos USB externos se colgaban rutinariamente a media transferencia, congelando la máquina. Afortunadamente, los dispositivos de almacenamiento relacionados con el puerto FireWire no son conectables y son completamente confiables. MacBook Pro se calienta. Tenga cuidado de no recargarla en tu regazo, especialmente mientras se está cargando. Finalmente, MacBook Pro produce un chillido agudo durante la operación. ¿Comprar ahora, después, o nunca? Una aproximación de “espera y mira” a MacBook Pro puede ser garantizada, pero no se necesita una precaución así con iMac. La siguiente generación de las CPUs de Intel hará a ambos sistemas más rápidos y aún más eficientes en el uso de la energía, pero esto sólo elevará más a iMac sobre los paquetes PC, más de lo que ya está. A pesar de la actividad del mercado, estos dos sistemas muestran que Apple conoce bien los sistemas Intel, y como el catálogo de aplicaciones nativas de Intel OS X se completan y los usuarios se acostumbran a la idea de ejecutar Windows en hardware Apple, iMac y MacBook Pro tienen un tiro sólido en el liderazgo de las corrientes principales.

Deja un comentario