Del dia, Destacado, Movilidad, Noticias, Principal

Bometría móvil podría alcanzar casi 40 millones de usuarios en 4 años

Según un informe de Goode Intelligence, existen diferentes razones para el uso del teléfono móvil con propósitos de seguridad biométrica. La seguridad biométrica en los teléfonos móviles puede aportar, según la firma, un versátil tercer factor para proteger los activos digitales sobre los dispositivos, así como mejorar los procesos de autenticación.

Alan Goode, el autor del informe y fundador de la firma de análisis Goode Intelligence, se están dando las condiciones idóneas para el surgimiento de un fuerte mercado. Tanto es así que este experto prevé que la actual base de usuarios de smartphones biométricos, cuatro millones de personas, aumente hasta alcanzar los 39 millones en el año 2015.

Tal crecimiento se producirá en dos tipos de tecnologías: los sistemas biométricos móviles embebidos, incluidos los sensores de huellas digitales embebidos por los fabricantes de dispositivos; y los sistemas de autenticación basados en tercer factor, basados en el uso de la biométría móvil en combinación con otras soluciones de autenticación múltiple, con especial importancia de la biométrica basada en voz.

Existen actualmente, según Goode, unos 13 millones de dispositivos móviles a nivel mundial que ya se están beneficiando de las tecnologías de biométrica móviles embebidas del primer tipo. Especialmente alta es su presencia en la zona del Sureste Asiático, sobre todo en Japón, donde los consumidores protegen mediante este sistema sus pagos NFS en los puntos de venta.

Goode cree que este modelo irá extendiéndose progresivamente al resto del mundo y que 2011 está siendo un año de pruebas piloto para la adopción generalizada de los pagos móviles NFS.