Del dia, Destacado, Noticias, Principal

CNSF regula sus procesos

“Teníamos que poner orden el desarrollo de sistemas”, así lo indicó Luis Raúl Chio, Director de Sistemas, “ya que existía un levantamiento de información deficiente, pues una vez que se establecía la necesidad del usuario, se hablaba con él sobre cuál era la mejor forma de satisfacer sus requerimientos, sin embargo cuando estaba listo el sistema, a veces no era lo que el usuario esperaba; en algunas ocasiones no entendía cómo operaba la nueva funcionalidad; se establecían acuerdos de mejora ‘de palabra’ y por ende no existía ninguna documentación al respecto”. Por lo anterior, se hacía urgente contar con un proceso ordenado que les permitiera “no sólo controlar los cambios a los sistemas, sino tener en tiempo y forma los requerimientos de los usuarios, y que éstos fueran lo que se había acordado”. Raúl Chio indicó que lo anterior los llevó a la adquisición de la metodología Rational de la compañía ITERA, la cual mediante varias disciplinas permite formalizar el ciclo de desarrollo de sistemas. Uno de los primeros módulos implementados fue el de Administración de Requerimientos, “éste nos permitió una mayor cercanía entre el usuario y TI estableciendo un lenguaje común para todos que nos permitiera conocer a fondo qué es lo que quieren y en dónde impactaban cada una de las modificaciones. El segundo módulo implementado fue la Administración del Control de Cambios, “el mismo usuario levanta su requerimiento, se le asigna a la persona que atenderá su petición, e incluso puede saber cuándo estará lista“. Otro módulo implementado fue el de Pruebas, nos ayuda a probar los cambios en el sistema para saber si funcionan como esperamos; además monitorea el avance del proyecto, para tomar mejores decisiones y ver si hacen falta más recursos para el proyecto, o hay que hacer más pruebas”. Por lo que respecta al cuarto módulo implementado éste es el de Configuración, el cual asegura que los cambios que se hicieron al sistema se integren en la última versión, “anteriormente se copiaban todos los cambios de forma manual, este módulo nos permite trabajar en versiones y en forma paralela”. El último módulo implantado fue el de Análisis y Diseño, “contamos con varios desarrollos y los más grandes que requieren de mucha lógica del negocio, y esta disciplina nos permite meternos más a detalle a los diagramas y saber cómo se resolvió la necesidad de ese usuario”. En cuanto a los beneficios generales que les permitió este sistema, fue “contar con una metodología de cómo se hacen todos los desarrollos y cambios; estamos más organizados; nos permite tener los desarrollos de una forma más fluida; la optimización del recurso humano, ya que bajó de soportar las pruebas de concepto de siete personas a sólo dos personas del departamento; y las complicaciones de operación y entendimiento entre las áreas también disminuyeron”. Raúl Chio concluyó que la implantación de estas disciplinas les llevó entre cuatro y cinco años, y lo que sí es un hecho es que “las hemos implementado poco a poco, ya que es un cambio de forma de trabajar”.