Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Cisco y Free Software Foundation resuelven su disp

Además, Cisco hará una “contribución”, de la que no dio información alguna, a la fundación y notificará a los usuarios de sus productos Linksys los derechos que les asisten bajo las licencias a ellos aplicables. El nuevo director encargado de estos asuntos informará periódicamente a la fundación sobre los esfuerzos de conformidad realizados por Cisco. Este acuerdo parece zanjar un proceso iniciado hace seis años, cuando Cisco compró Linksys y Free Software Foundation (FSF) comenzó a investigar las quejas de muchos usuarios del router wireless Linksys WRT54G por no recibir la totalidad de su código fuente, basado en Linux, y, por tanto, sometido a los principios del código abierto. Según tales quejas, los usuarios tenían derecho a acceder a la totalidad del código del producto según los términos en que Cisco había licenciado el producto. Desde entonces, la fundación asegura haber descubierto transgresiones similares y realizó diversos intentos de trabajar con Cisco para que revelará a los usuarios la información a que tenían derecho. Pero el año pasado, la fundación abandonó sus esfuerzos, acusando a Cisco de no estar dispuesto a dar los pasos necesarios para conseguirlo. Fue entonces cuando decidió acusar formalmente al fabricante de una infracción de derechos de propiedad intelectual. Se trata de la primera vez que FSF ha acudido a los tribunales por una disputa de violación de patentes, según ha asegurado Brett Smith, ingeniero de conformidad de la fundación. “No deseamos hacer negocio, simplemente queremos conformidad, y una compañía que vende software libre no debería poner problema alguno a la hora de proporcionar su código”, explica Smith.