Cloud Computing aumenta el poder de decisión de directores de finanzas

La apuesta por el cloud se sigue extendiendo y cada es más evidente que las empresas apuestan por su adopción. Las grandes corporaciones están presentando nuevos servicios basados en estas tecnologías y sus posibilidades están haciendo que un gran número de compañías decidan migrar su sistema a la nube. En España esta tendencia también se confirma y un estudio de Vanson Bourne encargado por Google lo demuestra.

Entre los ejecutivos de finanzas españoles, un 94% destacan que en los próximos 12 o 18 meses las tecnologías cloud computing serán importantes para el éxito de sus compañías. Este tipo de tecnologías permiten nuevas posibilidades a las empresas y puede ser clave para que en los próximos meses se mejores sus resultados y se consigan superar las dificultades económicas actuales.

Los servicios en la nube aumentan, en contratación y en posibilidades. Amazon, Google Microsoft, todos ofrecen distintas opciones que al tiempo de ofrecer variedad, hacen que el sistema crezca. Las opciones son múltiples, pero en líneas generales, los responsables de tecnologías de las empresas coinciden en que siempre generan beneficios. El 97% de los encuestados por Vanson Bourne ha asegurado que piensa que este tipo de tecnologías en la nube aporta beneficios cuantificables a sus empresas.

Sobre dichos beneficios, el 56% habla sobre la disminución de los costes de mantenimiento. Las compañías que ofrecen el servicio en la nube se ocupan de la gestión de los equipos de almacenamiento, por lo que el mantenimiento es su responsabilidad. La reducción de costes TI, de costes de operación y la mejora de la eficiencia también son beneficios destacados por los participantes en el estudio.

En cuanto a la adaptación real de estas tecnologías en las empresas, un 65% de los directivos encuestados ha confirmado que su empresa ya tiene sistemas en la nube o piensa adquirirlos próximamente, en decisiones que presumiblemente tomarán los directores financieros, más que los CIO, ya que está aumentando el poder de decisión de los directores financieros a medida que el ‘cloud computing’ empieza a formar parte de la agenda de los consejos de administración. Se trata de un porcentaje elevado pero no absoluto, que permite entender que todavía hay un gran margen de mejora para el crecimiento de estos sistemas.