Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Crecerá 9% Virtualización en Latinoamérica, IDC

En la ponencia “La Visión regional de IDC: Retos y oportunidades de los nuevos ambientes virtualizados”, dentro de la Dynamic Infastructure, Storage & Virtualization Conference 2008, el Director General de IDC México, Edgar Fierro, señaló que en nuestro país 15% de las empresas han implementado la virtualización, mientras que en Argentina el 22% y en Brasil el 30%. Entre las ventajas que ofrece la virtualización en TI se encuentran: la reducción de costos al maximizar la utilidad de los servidores y disminuir los gastos de energía y enfriamiento; la simplificación de la administración; una mayor eficiencia; y acelera las respuestas a los cambios en el negocio, destacó Edgar Fierro. Y es que, hoy en día, construir un nuevo data center tiene un costo de $1.000 dólares por metro cuadrado, señaló el directivo de IDC México, por lo que el gasto en este rubro aún será elevado dado al pronóstico que tiene IDC de crecimiento de unidades de servidores para 2010, que es del 900%. La virtualización tiene tres atributos fundamentales: aísla aplicaciones, permitiendo aprovechar al máximo el uso del hardware; las máquinas virtuales son manejadas como archivos que se pueden copiar, renovar, replicar y respaldar; y brinda la posibilidad de la migración en vivo. Ante este panorama, el Director General de IDC México recomendó a las empresas interesadas en realizar la virtualización, tomar como base el número de máquinas virtuales que llegan a tener por servidor en Latinoamérica, el cual es de ocho. Finalmente, agregó que deben responder a 10 preguntas básicas para ver si pueden iniciar la transición: 1.- ¿Qué está intentando lograr: consolidación de servidores y/o aplicaciones? 2.- ¿Hay una evaluación de habilidades de virtualización? 3.- ¿Cómo planeo cambiar estos procesos de negocios y TI? 4.- ¿Qué aplicaciones quiero virtualizar? 5.- ¿Hasta qué punto será el involucramiento de los actores, tanto internos como externos, en el proceso? 6.- ¿Considera planes de continuidad de negocio? 7.- ¿Qué aplicaciones se pueden o deben consolidar al mismo tiempo? 8.- ¿Ha considerado las implicaciones en el soporte y licenciamiento? 9.- ¿Necesitará capacidad de migración en vivo? 10.- ¿Está lista la infraestructura para el cambio?