Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Cuatro claves para migrar con éxito a Vista

[widget id="text-31"]

La resistencia de las compañías a migrar sus sistemas a Windows Vista parece haber crecido en los últimos meses. Sin embargo, su implantación en las empresas es cada día mayor y, a finales de abril pasado, Microsoft anunció que había vendido más de 100 millones de licencias de Windows Vista desde su lanzamiento en enero de 2007. Ante estos datos, algo está claro: alguien sí que se ha pasado a Vista. Según el informe de Forrester “Lecciones de los Primeros Usuarios de Windows Vista”, existen cuatro tácticas para aquéllos que están preocupados por migrar a Vista. “Aunque la mayoría de las dificultades –sobre todo la compatibilidad con hardware y software– no son algo nuevo de Vista”, señala Benjamin Gray, analista de Forrester, “las soluciones sí lo son”. 1- Hacer coincidir el cambio de so con la actualización de los ordenadores de la empresa Debido a las exigencias de Vista en materia de hardware, la migración del SO y la actualización de las computadora personales debería considerarse como un solo proyecto consolidado. Además, “los profesionales de mantenimiento de ordenadores deberían apoyarse en la herramienta gratuita de Microsoft, Windows Vista Hardware Assessment, para comprobar la compatibilidad de sus equipos en red”. 2- Estar atento a los problemas de compatibilidad de las aplicaciones “Los problemas de compatibilidad de las aplicaciones suponen un dolor de cabeza a la hora de migrar de sistema operativo”, advierte Gray. Sin embargo, hay que destacar dos tipos de aplicaciones: las desarrolladas por terceros y las que se han desarrollado dentro de la empresa. “Los que ya han adoptado Vista han advertido de problemas a la hora de ejecutar aplicaciones de distribuidores de gigantes de la seguridad como McAfee y Symantec, distribuidores de redes como Cisco y Nortel, y grandes empresas como Adobe e IBM,” asegura. “Pero la mayoría de esos problemas se han resuelto y Microsoft asegura que hay 2.300 aplicaciones certificadas para usar con Windows Vista”. 3- Rehacer el software interno para combatir los retos de instalación y derechos de usuario Gray advierte que, con Windows XP, la mayoría de las empresas se han visto forzadas a meter a todos sus trabajadores en la cuenta de administrador. ¿Por qué? “Porque la cuenta de usuario normal no tenía suficientes privilegios administrativos para llevar a cabo tareas tan sencillas como cambiar el horario o conectarse a una red inalámbrica no protegida”, explica. Por ello, Microsoft elevó los derechos de administración en la cuenta de usuario normal de Windows Vista, “lo que implica que la mayoría de los empleados puedan utilizarla ahora. Sin embargo, las aplicaciones personalizadas sí están convirtiéndose en un obstáculo significativo en materia de compatibilidad con Windows Vista”. Como los usuarios ya no tendrán todos los derechos, los departamentos de TI tendrán que rehacer estas aplicaciones. 4- configurar el control de cuentas de usuario (UAC) para evitar eliminar usuarios Los consultados por Forrester mostraron su preocupación por desplegar Windows Vista con el UAC activo y acabar recibiendo miles de quejas de los usuarios, molestos con las continuas interrupciones. “Estas interrupciones están diseñadas para saltar cuando un usuario intenta instalar una aplicación, garantizando así que TI tenga el control completo sobre qué aplicaciones están permitidas en cada computadora”, señala. Gray reconoce que esas preocupaciones tienen fundamento. “Es importante encontrar tiempo extra durante las fases de reconocimiento y pruebas de la migración a Windows Vista para garantizar que se ha configurado el UAC adecuadamente para cada categoría de usuario”.

Deja un comentario