Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Cuatro secretos para convertirse en una estrella d

El éxito no es fácil ni sencillo. Incluso en los mejores tiempos, los lugares de trabajo experimentan cambios radicales, hay tretas políticas y pocas posibilidades de crecimiento. Y estos no son los mejores tiempos. Aun así, algunos encargados de TI logran ser notados y de la mejor manera. ¿Cuál es el secreto de su éxito? ¿Cómo logran brillar algunos líderes en TI? Más allá de lo básico – energía, entusiasmo y pasión por el trabajo – cuatro prácticas importantes pueden ayudar a catapultarlo al éxito, aseguran reclutadores y CIOs. Sea bueno con sus usuarios finales Primero lo primero: Si quiere estar a la cabeza, no haga sentir estúpida a la gente. Este consejo puede ser importante especialmente para los trabajadores de TI, cuya experiencia técnica puede generar ese ambiente. “Las personas fuera del ambiente TI no necesariamente entienden la jerga técnica, por eso uno debe presentar la información de manera que las personas puedan entender la tecnología y lo que aporta a la compañía”, sugiere John Murphy, CIO del Hard Rock Hotel & Casino en Biloxi, Mississippi. La habilidad de Murphy para hacerlo les ha ayudado a él y a sus colegas no tan técnicos. “He sido capaz de traducirles información técnica de manera que puedan entenderlo y asimilarlos y que se pueda ver el beneficio a gran escala”, destaca. Randy Jackson, CIO de la ciudad de Surprise, Arizona dice que entender cómo la tecnología se acopla a la vida de los usuarios es clave para crear soluciones de TI novedosas. Pensar cómo ayudar a una persona a entender lo que queremos decir pude parecer obvio para presentaciones importantes, hacerlo diariamente puede ser más demandante. Pero no deje de lado esas pequeñas interacciones. “Usted desarrolla una opinión de los demás con el paso del tiempo”. Dice Gerard McNamara, Socio de Administración de Heidrick and Struggles, una firma de reclutamiento ejecutivo. En esas interacciones diarias existen muchas oportunidades para distinguirse por la energía, el entusiasmo y el carisma. De esta manera, cuando haya una vacante en un puesto más arriba, el apoyo para ocupar esa posición estará presente, no sólo del jefe, sino de los otros ejecutivos. “Todos somos humanos”, resalta McNamara. “La gente elige a la gente con la que se lleva bien”. Para elevar el nivel de carisma, uno debe enfocarse en tener una mente abierta, menciona Jackson. Haga el esfuerzo de escuchar lo que cada persona tiene que decir y analice lo que oye. Hacerlo refleja respeto y usted podría desarrollar soluciones que no hubieran sido posibles de otra manera. Los usuarios finales, chicos o grandes, son oportunidades que pueden crear relaciones que pueden impulsar su carrera, señala Murphy. Todo se resume a cómo se lidia con esas situaciones que hacen la diferencia. “No haga sentir tonto a un usuario final sólo por no entender. Hágalo sentir bien por acudir a usted con la duda”. Vaya más allá de las murallas de la TI y aprenda el negocio Los líderes en TI que desean ascender deben conocer el negocio y no sólo para entender de lo que se habla, pues al comprender la vida de los usuarios de negocios es más fácil desarrollar soluciones tecnológicas. Marc Probst, CIO de Intermountain Healthcare, afirma que mucho de su éxito se debe a la capacidad de entender a sus usuarios finales y el comprender cómo la TI encaja en sus procesos. Él menciona que el personal de TI que desee subir esa escalera debe “involucrarse en otras áreas de negocio”. Para conocer aún más sobre los retos de las enfermeras y los doctores, y la manera en que la TI puede ayudar, el se reúne con el equipo médico con regularidad y hasta los acompaña en sus rondas. También destaca la necesidad de educarlos en tecnología. Su filosofía es clara: involucrarse en los negocios de los usuarios. “Vayan puerta por puerta”, dice. “Reúnanse con ellos y sus equipos”. Jackson también considera crucial ese consejo. “La TI afecta a cada departamento de la ciudad, por eso necesitamos entender cómo trabajan esos departamentos y la mejor manera de brindar el servicio técnico que se adecue a sus necesidades.” Jackson asevera que quiere que su propio equipo “brinde a los usuarios herramientas que nunca se hubieran imaginado para que puedan ver la herramienta y que el usuario pueda decir ‘Vaya, qué bueno que acudimos a ti’”. Esto sólo es posible si se entiende como se manejan otros grupos y los retos que enfrentan. Desarrollar esa relación ayuda a evitar la tendencia de los usuarios de negocios a crear una sombra del departamento de TI. “Si usted no soluciona esos problemas con buenas soluciones, estarán todo el día a su lado.” Entienda la estructura de la organización y sus metas Si usted quiere subir la escalera del éxito, necesita crear TI estratégica y para lograrlo debe saber lo que la gerencia valora. “Cada compañía tiene una cultura y esas culturas recompensan cosas distintas”, afirma McNamara. La clave para avanzar es saber qué se debe priorizar. Esto significa, por ejemplo, saber en cuáles proyectos conviene ofrecerse como voluntario y como promocionarlos a aquellos arriba de usted. “Saber qué es lo que se valora en la empresa es importante conforme asciende”, comenta Purphy. “Uno debe entender las metas y cómo la TI puede ayudarle a lograr esas metas”. Recomienda no sólo buscar formas en que la TI puede crear valorar sino ser responder cuando las oportunidades se presenten solas. Un lugar donde esto se lleva a cabo es el presupuesto de TI. “Administrar la TI como ganancia/pérdida es clave para ascender”, dice Probst. La TI debe agregar valor y ayudar a diferenciar el negocio. Sin embargo, eso no es posible si la meta de un líder en TI es simplemente ahorrar dinero. Imprima a ese presupuesto lo necesario para agregar valor. Fomente la confianza con su jefe La confianza es el pegamento que fortalece las relaciones, dentro y fuera del trabajo. Sin ella, ascender es virtualmente imposible. Una comunicación honesta es pieza clave para crear confianza con un superior. Comparta las buenas noticias… y también las malas. Evite la tentación de barrer debajo de la alfombra las malas noticias sobre un proyecto. Podría pensarse que le está haciendo un favor a su jefe y le está evitando un mal trato, pero Probst y otros CIOs afirman que es mejor compartir de más que compartir de menos. El truco es saber cuándo y dónde compartir la información. Probst sugiere sentarse con el jefe y hablar sobre los problemas cuando surjan. “No me gustan cuando se filtra la información, como si fuera un secreto. Eso le detendrá en seco. Me gusta saber qué es lo que pasa”, asevera Probst. Murphy está de acuerdo con Probst. “Prefiero saberlo yo, antes que mi CEO me llame y me pregunte qué está mal. Lo último que alguien quiere es que lo dejen de lado”, afirma Murphy. Compartir información se transforma en respeto. “Pienso que es muy importante echar mano de una cadena de comando es mejor que obviar al gerente, pues su trabajo hacerlo ver bien a usted. Si usted no tiene ese nivel de confianza, debe encontrar alguien en quien pueda confiar”, concluye Murphy.