Del dia, Destacado, Noticias, Principal

El retiro de Windows XP no preocupa a corporacione

[widget id="text-31"]

En una semana, Windows XP ya no estará disponible en la mayoría de las tiendas, pero los usuarios corporativos no tienen por qué preocuparse pues seguirán teniendo acceso al sistema operativo de Microsoft y a los parches de seguridad para resolver cualquier vulnerabilidad hasta 2014. El 30 de junio es la fecha que Microsoft fijó para que las tiendas ya no puedan ordenar cajas de XP. Una vez que el inventario actual se agote, también lo hará XP excepto en las PCs de ultra bajo costo, donde estará disponible hasta 2011, dependiendo de la disponibilidad de Windows 7. Para la mayoría de los consumidores, el 30 de junio significa el adiós a XP y el ‘hola’ a Vista. Sin embargo, para los usuarios corporativos es una historia diferente. Las compañías que prefieran XP Professional encontrarán el sistema operativo disponible si utilizan los “downgrade rights” (derechos para bajar de nivel) cuando adquieren computadoras personales con Vista Business o Ultimate. También seguirá disponible para quienes tengan contratos de licenciamiento por volumen. La opción de bajar de nivel también está disponible para los consumidores que adquieran máquinas con Vista Business o Ultimate antes del 31 de enero de 2009. Algunas compañías como Dell, HP, Lenovo, NEC y Sony ofrecen esta opción. Los derechos para bajar de nivel le permiten a los usuarios instalar XP en lugar de la versión Vista que viene con una PC en particular. Pero todas las modificaciones de XP son dudosas para los usuarios corporativos, quienes normalmente adquieren las versiones comerciales o empresariales del sistema operativo. “Para la empresa, creo que esto no es un problema simplemente porque las empresas compran productos que vienen con derechos para bajar de nivel”, asegura Al Guillen, analista de IDC. “Y la realidad es que la mayoría de ellas tiene una imagen del sistema operativo estándar colocado en cada PC que entra por la puerta. Se deshacen del sistema instalado y ponen el que prefieren”. Y para las compañías que quieren XP, es eso lo que pueden instalar. “Si la máquina viene con Vista [Business o Ultimate] o XP no tendrá importancia”, dice Gillen. Pero si el 30 de junio es la fecha en que XP dejará de distribuirse para el mercado de consumo, ¿cuándo ocurrirá lo mismo para los usuarios corporativos? “Hay una fecha, pero está muy lejos en el futuro y no es algo por lo que deban alarmarse los usuarios ahora”, asegura Gillen.

Deja un comentario