Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Ellas prefieren ITIL

[widget id="text-31"]

De acuerdo con los resultados de un estudio realizado por Dimension Data entre 370 directores de sistemas en 14 países para conocer sus preferencias para el despliegue de metodologías de mejores prácticas para la gestión de servicios. Según esta investigación, dos terceras partes de las organizaciones optan por ITIL frente a otras alternativas. Aunque también otros marcos de gestión de servicios TI (ITSM- IT Services Management) gozan de una creciente aceptación, lo hacen a un ritmo más moderado que ITIL, según Dimension Data. Scott Petty, director de Servicios de la compañía, subraya que, en general “cada vez más organizaciones reconocen el potencial de las metodologías que les ayudan a obtener una mayor alineación estrategia entre las TI y sus negocios, además de aumentar su capacidad para emprender proyectos de innovación e integrar más firmemente tecnología y procesos críticos”. Pero, aunque podría decirse que la tendencia afecta a la mayoría de los modelos de gestión, el estudio también revela que “ITIL goza de aceptación como estándar de facto”. En concreto, se trata de la alternativa elegida por más del 65% de los entrevistados en esta investigación. MOF y Six Sigma gozan respectivamente de penetraciones dl 47% y del 41%. Menor –oscilando entre un 28 y un 34%- es la contratación de Prince 2, ISO, CMMi, ASL, CoBIT y TQM, así como las de las metodologías Super y Agile (menos de 20%). Cuando se le pidió a los CIO que calificaran los distintos sistemas de mejores prácticas en términos de amplitud, claridad, relevancia y aplicabilidad sobre una escala del 1 al 5, ITIL volvió a resultar ganador con una calificación media de 3. Según Dimension Data, las ventajas de ITIL frente a otras metodologías son de diversa índole. Por una parte, su desarrollo y revisiones periódicas han sido dirigidas por un grupo externo de proveedores independientes. En segundo lugar, recoge un glosario común de términos previamente definidos, reduciendo así los fallos de comunicación entre diferentes grupos. Y, finalmente, no exige adoptar todas las partes de la metodología para que las empresas perciban los beneficios de su implementación.

Deja un comentario