Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Empresas podría retrasar la implantación de Window

[widget id="text-31"]

La llegada de Windows 7 está llevando a que muchas empresas estén sopesando la migración de sus sistemas al nuevo sistema operativo. Sin embargo, y a pesar de las muchas virtudes que se han publicado sobre el nuevo sistema, muchas corporaciones parece que podrían resistirse a migrar a Windows 7, principalmente, por cierto temor a que haya problemas de compatibilidad de sus aplicaciones con el nuevo sistema operativo. Al menos así se desprende del estudio realizado por ScripLogic en una encuesta enviada a más de 20,000 administradores de TI de empresas y a la que han respondido un millar de ellas. De acuerdo con las respuestas que han obtenido, la firma apunta que muchas corporaciones han visto reducidas sus inversiones en actualizaciones de software debido a la actual crisis económica, por lo que el despliegue del nuevo sistema operativo podría retrasarse en este segmento del mercado. Cabe señalar que, según ScriptLogic, muchas compañías rechazaron la implantación de Windows Vista por su inestabilidad, como el caso de Intel, que ha seguido dando soporte a XP. A esto, ahora se le suma la incertidumbre que muchas compañías tienen y que se suma a la actual y delicada situación del mercado. Por ello, según el estudio, 6 de cada 10 empresas que han respondido al cuestionario, esto es, un 60 por ciento, sostiene que no tiene planes actualmente para desplegar Windows 7 cuando esté disponible en el mercado el próximo 22 de octubre. Sin embargo, un 34 por ciento sí apunta que tiene planes para proceder a su despliegue a finales de 2010, mientras que tan sólo el 5,4 por ciento declara que lo desplegará a finales de este año. Además, otro de los puntos destacables de esta encuesta es que el 42 por ciento de las compañías que la han respondido aluden a la falta de tiempo y de recursos como principal motivo para no adoptar Windows 7. Sin duda, la razón económica ha adquirido un peso importante en la toma de decisiones a la hora de invertir en el paso al nuevo sistema operativo de Microsoft, razón por la que un 35 por ciento de las compañías apunta que, para ahorrar dinero, han descartado, por el momento, llevar a cabo actualizaciones o han decidido retrasar sus compras en materia de TI. Además de motivos económicos, el argumento sobre las dudas acerca de la compatibilidad de Windows 7 con las aplicaciones empresariales con las que cuenta cada compañía es el que esgrimen el 39 por ciento de las firmas que han participado en este sondeo. Por todo ello, desde ScriptLogic apuntan que estos motivos que arguyen las compañías en la encuesta ahora publicada pueden hacer que el 60 por ciento de las empresas no adopte, al menos por el momento, el nuevo sistema operativo.

Deja un comentario