Artículos, Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Encuentre el mejor sistema de respaldo para su com

Las necesidades de almacenamiento nos han impulsado a buscar nuevas formas de trabajar en las empresas, una de las alternativas actuales son los almacenamientos externos, desde los discos USB hasta los sistemas de almacenamiento externo de los cuales platicaremos en esta edición. 1) SAN: Storage Area Network, se refiere a una red de almacenamiento, en esta red se conectan arreglos de discos que pueden ser ópticos, SCSI, SATA o ATA, existen arreglos que pueden usar las tres tecnologías, además se pueden conectar servidores y librerías de respaldo ya sean de cintas, CDROM o discos duros. Los dispositivos se conectan por medio de fiber channel (fibra óptica), es posible por medio de cableado normal nivel 5 o 6 pero las ventajas de la velocidad y distancia se pierden. Los sistemas SAN deben ser muy rápidos para poder aprovechar al máximo todos los equipos; dependen de un servidor para que el resto de los usuarios puedan acceder a estas unidades y normalmente se asigna un espacio de los arreglos de discos para cada servidor o servicio. Suelen ser sistemas muy caros por la infraestructura requerida, el espacio y las condiciones especiales de energía y temperatura, además siempre se recomienda tener sistemas de espejo y respaldo, además es conveniente contar con una unidad extra de cada tipo de disco para que en caso de falla sea reemplazada de manera inmediata. 2) NAS: Network Attached Storage, en este caso es un equipo específico que se conecta directamente a la red para que todos los usuarios lo usen, podemos compararlo con un servidor que comparte su disco duro, pero los sistemas NAS tienen capacidades y controles que no son tan comunes en los servidores de tamaño chico o mediano, por ejemplo el reemplazo de discos estando en uso o que es un sistema que esta dedicado a controlar arreglos de discos por lo que lo hace muy eficiente, se pueden encontrar en el mercado sistemas NAS que usan las tecnologías SCSI, SATA, ATA y discos ópticos. Estos son sistemas más económicos que el anterior además de ser más pequeños, es bueno considerar el contar con uno o dos discos de reserva en caso de tener que hacer un reemplazo o que se requiera más espacio de almacenamiento. 3) DAS: Direct Attached Storage, es una unidad conectada de forma directa a un servidor por medio de una fiber channel, USB o RJ45 la cual se comparte con el resto de la red. Suelen ser unidades muy eficientes y rápidas y son generalmente SCSI o SATA y su principal inconveniente es que dependen de un servidor. Los sistemas DAS son la versión de respaldo más barata y fácil de incorporar y los respaldos pueden realizarse en unidades de cinta conectadas al mismo servidor lo cual es muy recomendable. Ahora que conocemos los medios de almacenamiento revisaremos en que casos se aplica cada tipo. Como de costumbre depende de nuestras necesidades, los sistemas DAS son para las empresas que solo necesitan más espacio de almacenamiento en los servidores con la posibilidad de incrementar más en el futuro sin detener las operaciones para cambiar unidades o agregarlas. Para el caso de los sistemas NAS están diseñados para empresas con necesidad de grandes espacios de almacenamiento y comparición de la información y que requieren de la facilidad de crecer estos sistemas sin detener operaciones. Se recomienda que sean sistemas con discos ópticos de base y ATA de respaldo o bien SCSI de base y ATA, esto con el fin de que las operaciones sean más rápidas, otra cosa que es muy recomendable es contar un espejo de la información contenida y un respaldo en cinta de esta forma se puede garantizar la seguridad de la información. Por último los sistemas SAN, estos son muy robustos y de crecimiento muy fácil, es para empresas que necesitan de grandes espacios de almacenamiento y compartir información, por estar en una red separada los respaldos de información y los espejos son muy rápidos, su crecimiento es enorme ya que se pueden incorporar no solo más arreglos de discos, se pueden agregar librerías y servidores, para que los usuarios puedan hacer uso de este enorme recurso tienen que acceder a los servidores que administran discos y los tiempos de respuesta dependen de estos servidores a este mismo arreglo se pueden agregar sistemas NAS, lo que los hace más flexibles.