Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Gartner sugiere prudencia para invertir en WiMAX

En términos generales, Gartner cree que, por ejemplo en Estados Unidos, las redes WiMax estarán comercialmente disponibles dentro de dos años, por lo que, hasta entonces, estaremos ante una tecnología de nicho, que tendrá más utilidad en zonas rurales donde todavía no ha llegado la banda ancha. Otro de los grandes factores contra los que ha de luchar WiMax, según Gartner, es que sus redes no son capaces de ofrecer una cobertura global. Es decir, las operadoras que están empezando su despliegue lo hacen de momento en un número limitado de ciudades, por lo que los usuarios que quieran hacer uso de WiMax se verán limitados. Asimismo, la consultora está convencida de que los usuarios profesionales quieren tener terminales capaces de operar, tanto en voz como en datos, sobre redes WiMax y de telefonía móvil tradicional. Sin embargo, habrá que esperar unos dos años hasta que estos terminales, denominados duales, estén ampliamente disponibles en el mercado. Pese a todas estas dificultades, Gartner cree que WiMax tiene “grandes oportunidades en diferentes mercados”, especialmente en “mercados y economías en desarrollo, donde la banda ancha no proviene de operadores de redes fijas”.