Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Intel y Nvidia se enfrentan en los tribunales

Intel pidió a un tribunal estadounidense que dictamine que Nvidia no tiene licencia para producir chipsets compatibles con procesador alguno de Intel con la funcionalidad de controlador de memoria integrada, como es el caso de la familia Nehalem. Fue en noviembre cuando Intel lanzó sus primeros chips Nehalem, con la introducción de Corei7. Estos sistemas integran los controladores de memoria dentro del chips, lo que ayuda a la CPU a comunicarse más rápidamente con la memoria. Se espera que los futuros procesadores para portátiles y sobremesas de Intel también incluyan esta clase de controladores. Durante más de un año, Intel y Nvidia han intentado resolver sus diferencias respecto a este asunto al margen de los tribunales, pero, según Chuck Mulloy, portavoz de Intel, estos esfuerzos no han tenido éxito. En respuesta a la demanda presentada por el gigante de los chips, Nvidia dijo ayer que cuenta con una licencia de bus con Intel desde hace cuatro años y que tal acuerdo le da derecho a construir chipsets basados en CPU de Intel con controladores de memoria integrada. La licencia en cuestión está relacionada con el uso de un bus, o interconexión punto a punto, que permite a la CPU comunicarse con los componentes del PC. La actividad de Nvidia incluye el desarrollo de chipsets –conjuntos de circuitos integrados- para CPU de AMD e Intel con el fin de facilitar la comunicación de los procesadores con componentes como la red o los controladores de almacenamiento.