Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Internet, una ventana al conflicto iraní

[widget id="text-31"]

Sin embargo, para evitarlo, el gobierno de Irán ha reducido a la mitad la capacidad de la banda ancha en el país y busca fórmulas para controlar los contenidos en Internet. Internet y, de forma muy especial, las redes sociales como Twitter y Facebook, se están convirtiendo en uno de los principales enemigos del gobierno del presidente Mahmud Ahmadineyad. Y es que, los opositores al recién reelegido presidente, han encontrado en estas herramientas la única solución para mostrar al mundo los enfrentamientos que se están sucediendo en Irán y las manifestaciones contra la controvertida mayoría absoluta conseguida por Ahmadineyad conseguida en las elecciones presidenciales del pasado viernes. Ante las restricciones que el gobierno iraní está realizando con la prohibición de prensa extranjera en ciudades como Teherán, y los cortes que realiza en el servicio de telefonía celular durante determinadas horas y en lugares concretos, los ciudadanos están volcándose en el uso de sistemas como redes sociales y al volcado de información, en este caso de imágenes y vídeos, en servidores Proxy en el extranjero para evitar el control gubernamental. Las imágenes que a través de estos usuarios están llegando a agencias y medios de comunicación de todo el mundo mostrando la situación que vive el país, ha llevado a que el gobierno iraní haya reducido la capacidad de la banda ancha y ha lanzado un mensaje de advertencia a los bloggers para que retiren de la Red “todo el material que pueda crear tensión”. Sin embargo, fotos y vídeos de las manifestaciones con los enfrentamientos que están sucediendo en el país están ya en las redacciones y medios de todo el mundo por lo que, según fuentes de varias agencias, el gobierno podría estar tratando de controlar aún más los contenidos en Internet. Una vez más, las nuevas tecnologías vuelven a desempeñar un papel clave, por lo que, a buen seguro, seguiremos viendo cómo Internet y las redes sociales se erigen como clave en estos acontecimientos.

Deja un comentario