Del dia, Destacado, Noticias, Principal

La nube híbrida, una buena alternativa en tiempos

Negocios como los sitios de Internet, correo electrónico hospedado o almacenamiento escalable han optado por el cómputo en la nube, ya que les ofrece el tipo de cómputo que necesitan, cuando la necesitan y a un precio razonable. Además, los proyectos se implementan de forma más rápida y las TI están mejor preparadas para modelos de tráficos no predecibles, para un pico o una emergencia de último minuto. Pero, a pesar de que los beneficios del hosting basado en la nube son atractivos, todavía existe una cierta resistencia a su adopción. Ésta proviene principalmente de dos fuentes: los profesionales de TI, que están acostumbrados a administrar su propio hardware; y los directivos de negocio, que todavía ven la cloud como un entorno desconocido e inseguro, donde la información de todos se entrecruza sin límites ni protección. No obstante, el particular contexto económico que vivimos, con presupuestos cada vez más ajustados y menos recursos, hará que tanto los profesionales de TI como los responsables del negocio dirijan su mirada a la cloud. Empezar con un sistema híbrido La nube tiene respuesta para algunas de las aplicaciones y necesidades de la infraestructura de TI actuales. Es importante tener en cuenta que la informática en la nube no tiene que ser una proposición de todo o nada sino que puede ser un componente más de una estrategia de TI más amplia que puede incluir data centers in-house, co-location y hosting administrado. De hecho, la combinación híbrida de cómputo en la nube y la infraestructura tradicional es probablemente la mejor respuesta para la mayor parte de empresas. Un enfoque híbrido puede proporcionar a las organizaciones los ahorros de costes, una estructura bajo demanda escalable y la seguridad que demandan. En un entorno económico como el actual, los grandes presupuestos ceden paso a la creatividad y a cómo hacer más con menos. En este sentido, si su empresa está haciendo cambios en la estrategia de su infraestructura, no conviene pasar por alto la posibilidad de una nube híbrida, que le permitiría ahorrar miles de dólares y seguir creciendo en este entorno tan hostil.