Cloud Computing, Del dia, Destacado, Noticias, Principal

La nube no es para todos

Desde hace un tiempo se viene hablando bastante de la nube. De ella se ha dicho que ofrece muchos beneficios a las empresas y que su adopción es necesaria para que las firmas puedan acceder a la agilidad que los nuevos tiempos demandan. Sin embargo, se pude decir que recién estamos ingresando a un periodo en donde comenzamos a tener todo en claro.

La nube no será adoptada por todos de manera igual. Las grandes empresas optarán por crear nubes privadas en combinación con nubes públicas, mientras que las empresas de menor tamaño utilizarán los offerings de nubes públicas para acceder a ciertos servicios. Y todo ello requiere como condición previa, como prerrequisito, la adopción de soluciones de virtualización en la empresa.
 
Ese es, a grandes, rasgos el mensaje que nos dejó el VMware Forum 2011 que se realizó recientemente en Lima, y en el que uno de los platos fuertes fue la presentación de Raghu Raghuram, vicepresidente y director general de Virtualización y Plataformas de Nube de VMware.
 
El evento se realizó el pasado 20 de setiembre, y se inició con las palabras de Pedro Vignola, sales manager de VMware para Perú, quien rompió fuegos ofreciendo cifras del avance de la virtualización y la nube como negocio.
 
Las cifras iniciales
Vignola fue directamente al punto, proporcionando impresionantes cifras del crecimiento de la tecnología de virtualización en el mundo.
 
A nivel global se está generando una máquina virtual cada seis segundos. Además, hay más de 20 millones de máquinas virtuales en el mundo, una cifra que si se pudiera colocar una al costado de la otra, generaría una fila con el doble de largo de la Gran Muralla China, sostuvo el ejecutivo.
 
Vignola también sostuvo que en la actualidad hay más de 800 mil administradores de vSphere, la plataforma de consolidación de servidores de VMware; y más de 68 mil profesionales certificados en VMware en 146 países.
 
Con estas cifras tan reveladoras sobre el avance de la virtualización, Vignola pasó a sostener que en este mundo su compañía había conseguido un liderazgo reconocido por los analistas de la industria.
 
Para demostrarlo citó a Thomas Bittman, analista de Gartner, quién sostuvo que a mediados de 2010, el 85% de las máquinas virtuales corrían sobre VMware, y que en el 2012 el 76% de las empresas emprenderá una estrategia de nube privada.
 
Vignola también sostuvo que Lydia Leong, también analista de Gartner, afirmó que en el 2015 la mayoría de los negocios adoptará una infraestructura de nube híbrida, y que VMware vCloud Director sería el estándar para la interoperabilidad.
 
Estamos en las cuatro industrias más consumidoras de virtualización, donde más se ha sentido los beneficios de cambiar de un ambiente físico a uno virtual: salud, banca, telecomunicaciones y retail, finalizó el ejecutivo.
 
Máquinas virtuales monstruosas
La importancia del evento de VMware se vio demostrada con la presencia del vicepresidente y director general de Virtualización y Plataformas de Nube de VMware.
 
Raghuram sostuvo que el típico presupuesto de TI se divide en cuatro partes. Un 42% se dedica al mantenimiento de la infraestructura, el 30% se utiliza en el mantenimiento de las aplicaciones, otro 23% se dedica a la inversión en aplicaciones, y tan solo un 5% va hacia la inversión en infraestructura.
 
Esto significa que menos del 30% del presupuesto se dedica a la innovación y la ventaja competitiva, lo que significa que se está generando un problema.
 
La virtualización ataca este problema, indicó el ejecutivo. De acuerdo a las cifras presentadas por Raghuram, el 2009 fue un punto de inflexión en el que las máquinas virtuales comenzaron a superar en número a los hosts físicos. Y, por tanto, se puede encontrar en este año, un momento desde el cual la virtualización comenzó a despegar como tecnología.
 
Ante este escenario VMware decidió concentrarse en algunas áreas, siendo una de las más importantes aquella dedicada a la infraestructura y administración de la nube.
 
En este campo, el ejecutivo sostuvo que se pueden identificar tres olas sucesivas que han ido configurando el desarrollo de los modelos de virtualización.
 
La primera de ellas se inició en el año 2000 y se extiende hasta el 2008, cuando la virtualización se concentraba en el propio departamento de TI y buscaba la eficiencia del hardware. Su uso se dedicaba al manejo de archivos, impresiones y a la propia web.
 
Una segunda ola se presentó entre el 2008 y el 2010, cuando la virtualización se concentraba en las líneas de negocio y buscaba la resiliencia de estas unidades. Su uso se dedicaba a las aplicaciones core.
 
Finalmente, la tercera ola se inició en el 2010, cuando la virtualización se concentró en las TI como servicio, y buscaba la agilidad del negocio. Su uso se dedicaba a otorgar flexibilidad a la firma, ofrecer autoservicio a los empleados, y manejar la federación de las nubes.
 
¿Qué hay de nuevo en este campo? Una de las novedades que presentó Raghuram fueron las máquinas virtuales monstruosas (monster VM). Estas máquinas son tan grandes que una sola de ellas tiene 32 CPU virtuales y 1TB de RAM virtual, y puede procesar dos mil millones de transacciones diarias, el equivalente al número de transacciones diarias del NASDAQ.
 
Otra de las novedades que presentó el ejecutivo fueron las acciones que ha tomado la empresa para habilitar nubes privadas, públicas e híbridas. Parte de estas acciones implica tener acuerdos con empresas proveedoras de nubes públicas (como Telefónica, Telmex, Verizon, Telecom, etc.) para que éstas tengan una infraestructura similar a la que ellos ofrecen a sus clientes para sus nubes privadas. Al tener una infraestructura similar tanto en la nube privada como en la pública, se puede lograr un flujo más fluido de datos entre estos dos ambientes cuando sea necesario.
 
Raghuram fue el segundo de los expositores y no pudimos dejar pasar la oportunidad para conversar con él y profundizar en algunos de los temas que tocó en su exposición durante el evento.
 
La virtualización es definitivamente el primer paso para cloud computing. Las compañías de todo el mundo tienen que pasar por un viaje en el que el primer paso es comenzar a virtualizar la infraestructura que ellos tienen, luego desplegar las aplicaciones de negocios críticas, y luego proporcionar automatización y autoservicios para convertir el centro de datos en una nube privada, sostuvo el ejecutivo.
 
Raghuram también sostuvo que una vez que las empresas consiguen una nube privada y requieren de más capacidad, pueden ir a la nube pública y obtener capacidad y desplegar aplicaciones en forma interna o externa, y manejarlo todo de la misma forma.
 
Ese es el camino por el que vemos que los clientes transitan. Ese es el mismo patrón que hemos visto en todo el mundo, agregó.
 
Cuándo y cómo
El tercer expositor de aquella mañana fue Martín DElia quien expuso el tema Cloud computing: evolución y no revolución. El gerente regional de Marketing de EMC, sostuvo entonces que se ha logrado mucho en el centro de datos.
 
Los data centers funcionan, el punto es cómo los queremos. ¿los queremos fácil? ¿sencillos? Y a partir de esto es que podemos comenzar a hablar de qué hacer para que esto pase, sostuvo el ejecutivo.
 
Evidentemente, la solución es la cloud computing. Pero la adopción no es tan sencilla. De acuerdo al ejecutivo, la nube es el camino y sus aseveraciones se basan en diferentes estudios que señalan que las inversiones que están realizando las empresas apuntan en esa dirección.
 
El tema no es sí o no sino cuándo y cómo. Cada empresa ve cuándo y cómo va a mover su centro de datos hacia esta infraestructura. Por eso siempre nos gusta decir que esto es una evolución y no una revolución, sostuvo DElia.
 
Todo comenzó cuando las empresas comenzaron a ver la nube como una forma de ahorrar costos, pero ahora se puede apreciar que es una forma de darle flexibilidad a las empresas, ese es hoy el objetivo.
 
Uno de los factores que han impulsado esta necesidad es la llamada consumerización de las TI. Los departamentos tecnológicos de las empresas se ven ahora en la necesidad de ofrecer productos y servicios con la misma velocidad con la que un usuario puede conseguir un servicio en un portal gratuito.
 
Lo que pensamos en EMC es que la virtualización es un cambio de paradigma. No es lo mismo en virtual, sino que es otro mundo que requiere otras maneras de pensar las soluciones. Toda la infraestructura la tenemos que pensar en un mundo virtualizado y eso implica nuevos desafíos. Si utilizamos los mismos conceptos y sólo virtualizamos nos quedamos a la mitad del camino, sostuvo el ejecutivo.
 
El modelo de madurez que presentó DElia es uno en el que poco a poco se va incrementando el porcentaje de virtualización, hasta llegar a un punto en el que se alcanzan demostraciones de agilidad tan grandes como la de lograr encender 500 desktops en cinco minutos, algo que normalmente puede llevar hasta cuatro veces ese tiempo.
 
Al igual que con Raghuram, con DElia tuvimos una conversación en la que puntualizamos algunos de los temas que se desarrollaron durante su presentación. Y por supuesto, luego de escuchar su charla, nos preguntamos si todo el ruido que se hace sobre la cloud computing tiene su correspondencia con las implementaciones que realmente se están dando en las empresas.
 
Diría que la cloud computing es un tema muy nuevo. El punto es que nosotros hablamos mucho pero estamos hablando del futuro, prácticamente de una guía de una arquitectura para dar servicios. Creo que para que se vea intensamente, faltan unos dos años largos de mucho trabajo. Hoy se ven grandes empresas que han probado la virtualización, no la nube, sostuvo el ejecutivo.
 
Así, desde su perspectiva con la implementación de la nube se podrá transformar al centro de datos, que ha sido clásicamente un centro de gastos, en un centro de negocios. Sin embargo, ese camino no va a ser ni corto ni fácil.
 
Sabemos a dónde queremos ir, pero faltan incluso crear componentes, aseveró DElia.
 
Finalmente
Luego de las presentaciones principales se desarrollaron otras dentro del evento que tenían como propósito presentar las soluciones y la visión de algunos de los socios de VMware.
 
Esas actividades fueron las que colmaron todo el día y que tuvieron que desarrollarse en dos tracks para poder abarcar todos los temas que se propusieron, aunque todos en torno al gran tema que nos reunió: la virtualización.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú