Artículos, Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Las aplicaciones no han pasado de moda

Tal como ha sucedido en algunos años, los temas de moda en TI ocupan la mayoría de las notas que diariamente nos son enviadas a la redacción, tal es el caso por ejemplo de SOA, WiMAX, RFID, etc. No obstante, pareciera que las que otras tecnologías –no menos importantes- como el ERP, SCM, y el tan controvertido CRM, hubiesen pasado al segundo plano. La realidad nos indica que esta percepción no es del todo cierta, pues éstas siguen siendo tan importantes para la automatización de las empresas como cuando recibíamos cientos de correos sobre dichos temas y siguen siendo la base fundamental con la cual comienzan la mayoría de las empresas su era de modernización en TI. Y claro que no han pasado de moda, pues los esfuerzos que todos hicimos: los medios de comunicación, los proveedores, las consultoras, y los early adopters dando a conocer sus historias de éxito, ayudaron a concientizar a unos usuarios potenciales entonces llenos de dudas, convirtiéndolos a lo largo de los años en un mercado maduro, pues de hecho hoy nadie duda de la efectividad de estos sistemas, y ya sean desarrollos in house o adquiridos a un tercero, su eficiencia no está en tela de juicio. Asimismo, las aplicaciones de ERP, CRM, SCM, y BI también han tenido cambios importantes desde su creación, pues no sólo han añadido más tecnología que permite realizar los procesos de una manera más efectiva en menos pasos, facilitándole la vida al usuario, sino que también han incorporado los módulos más demandados por las empresas, logrando soluciones integrales que fácilmente se pueden adaptar a las necesidades hasta de los usuarios más exigentes. Lo cierto es que estos sistemas han tomado una relevancia tal, que si no se cuenta con al menos dos de ellos, no se puede llegar al máximo sueño de los CIOs: la empresa integrada. De igual manera, evitar los silos de información no es algo sencillo, ni se consigue de la noche a la mañana, pero tampoco es algo imposible. Esta visión o plan de futuro para conseguir una empresa integrada deberá llevar incorporada la infraestructura y la conectividad lógica de la compañía, necesarias para mover datos de aplicación a aplicación a unas velocidades y volúmenes que con el tiempo dejarán pequeños a los requerimientos actuales. La necesidad de que las empresas cuenten con la información en tiempo real: cuánto vendieron, en qué tiempo, qué producto ha tenido mejor aceptación, etc., les permite tomar mejores decisiones en tiempo real y desplazar a tiempo sus productos, lo cual sin una correcta automatización de la mayoría de las áreas no sería posible. Lograr que todos los sistemas funcionen adecuadamente, y por consiguiente que los lleven a tener información en tiempo real no es una realidad todavía para muchas empresas, no obstante lo más importante es que muchas de ellas ya están en camino para conseguirlo, y las que ya lo están logrando se abren paso a las nuevas tecnologías como SOA, RFID, entre otras. En el futuro, y de acuerdo a los expertos, el mercado de soluciones empresariales (ERP, SCM, BI, CRM) seguirá en proceso de transformación, pues las empresas demandarán cada vez implementaciones más rápidas, de bajo costo de adquisición y mantenimiento. Por lo anterior, los proveedores deberán ofrecerles soluciones flexibles, modulares y de fácil integración a través de estándares abiertos y arquitecturas software orientadas a servicios y Web. Lo cierto es que la tarea nunca termina, aquellos que piensen que alcanzarán el último hito en la TI, están muy equivocados, todos los días aprendemos cosas nuevas, y las versiones sobrepasan por mucho las anteriores versiones, en tecnología, componentes, beneficio y facilidad de uso. Y sobre todo, debemos de tener en cuenta que el día en que las empresas dejen de innovar, morirán indiscutiblemente.