Del dia, Destacado, Noticias, Principal, Seguridad

McAfee presenta estructura de seguridad de red integrada

La estructura de seguridad de red de McAfee incluye importantes mejoras en la plataforma de seguridad de red de la compañía, incluyendo visibilidad de las aplicaciones y contexto de amenazas integrado. Como sistema de prevención de intrusiones (IPS) avanzado ofrece protección contra malware avanzado, ataques zero-day, ataques de denegación de servicio y botnets. Esta última versión incluye funciones de prevención de DoS y DDoS y docenas de nuevos botnet heuristicos para identificar con mayor precisión los sistemas que se compartan de forma extraña.

La plataforma de seguridad de red de McAfee es, según la compañía, la primera y única solución IPS que combina prevención de amenazas avanzada y visibilidad en una única solución de seguridad. Incluye visibilidad de 7 capas de más de 1.100 aplicaciones y reglas de definición mejoradas para un sencillo control de la aplicación, incluyendo la capacidad de relacionar la actividad de la aplicación con los ataques de red que afectan a la seguridad.

Asimismo, la plataforma de seguridad de red de McAffe incorpora McAfee Global Threat Intelligence (GTI), proporcionando a las organizaciones protección superior contra las amenazas emergentes. Es la única solución IPS que puede influir en las decisiones de seguridad basadas en la reputación e identidad de cientos de miles de archivos, IP, URL, protocolos y datos de geolocalización, asegura la compañía.  Ofrece además características de seguridad en función del contexto y análisis del contenido.

La plataforma de seguridad de red de McAffe cumple los criterios expuestos por Gartner para la próxima generación de soluciones IPS en su reciente informe “Defining Next-Generation Network Intrusion Prevention”. Según dicho informe, “las amenazas tienen como objetivo instalar archivos ejecutables maliciosos en los PCs de los usuarios, que utilizan técnicas avanzadas para evitar la detección y mecanismos de botnets para realizar ataques en múltiples fases. Detener los ataques que buscan servidores sin actualizar no es suficiente en este entorno