Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Monsanto, alimentos con inteligencia

Para enfrentar la crisis alimentaria mundial, Monsalto está enfocándose en desarrollar tecnologías para los agricultores del mundo. Ha reafirmado su compromiso de desarrollar semillas que dupliquen la producción de granos para el año 2030, y para lograrlo está aprovechando las TI y todos los recursos tecnológicos y humanos a su alcance. Ante la inminente crisis alimentaria que se ha desatado a nivel mundial, las compañías que se dedican al sector agrícola, como Monsanto, enfocada en el desarrollo de tecnologías para los agricultores del mundo, “que les permiten ser más productivos en la generación de granos y fibras con menor impacto al medio ambiente a la vez que incrementan su competitividad, tienen la importante función de proveer los insumos para que produzcan los alimentos suficientes para una población que en los próximos cuarenta años pasará de 6.5 millones a 9 millones”. Monsanto recientemente anunció su compromiso para desarrollar semillas que dupliquen la producción de granos para el año 2030, “no hay manera de alimentar al mundo si no se hacen cosas creativas, el mejoramiento por biotecnología, más que ser algo creativo, es usar la ciencia para hacer los mismos mejoramientos que el hombre venía haciendo convencionalmente, pero de manera más precisa y en mucho menos tiempo y si no se buscan soluciones diferentes a lo que se ha estado haciendo, ya que el 70% del agua que se consume en el mundo se lo lleva la agricultura, y si hay que duplicar la cantidad de alimento no se puede duplicar el consumo del agua del 70%, así que hay que hacer algo diferente”,expresó Jorge E. Amadeo, Líder de IT Latinoamérica Norte, Information Technology, Monsanto. Aquí es donde la TI tiene un gran valor, pues es un área que se ha convertido en más estratégica que operacional, “yo difiero de la idea que tienen algunos CIOs de que sistemas tiene que ser un área de servicio, eso quedó en la época de los ochentas, soy un obsesionado del Business Focus, y creo que debemos enfocarnos en dar valor al negocio alineando las TI, de lo contrario vamos a quedar fuera de las juntas ejecutivas”. Jorge Amadeo indicó que actualmente el área de sistemas en Monsanto está conformada de 43 personas que trabajan, en su mayoría, en la oficina matriz ubicada en la Ciudad de México y que tiene bajo su responsabilidad la región de Latinoamérica Norte conformada por 28 países entre los que destacan México, Colombia, Venezuela y el Caribe. “Estas 43 personas están divididas en tres principales áreas: “en la base se encuentra la infraestructura, misma que abarca el back office, front office y comunicación; por arriba se encuentran las aplicaciones, en donde se encuentra el área que maneja los sistemas transaccionales como el ERP de SAP (centralizado en el corporativo ubicado en Estados Unidos, mismo que se terminó de implementar en 2007 y que brinda servicio a más de 100 países), el CRM interno, y otros pequeños sistemas locales”. Al principio de la pirámide se encuentra ubicada el área de BI, sin duda la apuesta más importante de la compañía (en el area de TI) para los siguientes años, “el área de BI se ocupa de entregar indicadores de negocio dirigidos a todos los niveles de la alta gerencia”. Del ERP al BI Y es bajo la premisa de ofrecer una toma de decisiones inteligente para Monsanto, que surgió la iniciativa -encabezada por TI- de crear el área de “Business Improvement Management”, la cual está presidida por un César Boyas, que funge como intermediario entre todas las áreas de la compañía y TI, “es una persona que no está ocupada con la operación de la compañía, porque esto implica una carga muy grande y este simple hecho le impediría pensar en otra cosa, y a su vez es alguien con mucho conocimiento del negocio, pues ha trabajado aquí desde hace 17 años, y fungirá como interlocutor entre las áreas de negocio y TI para hablar sobre las necesidades puntuales del negocio, es decir es un visionario que se encargará de la mejora continua de todas las áreas”. Pero ¿de dónde surge esta idea? Jorge Amadeo explicó que las empresas han evolucionado y el área de TI tiene que evolucionar de la misma manera, ya que actualmente estamos pasando de la era del ERP al BI, “esta situación la analicé en tres dimensiones: Información, Áreas Internas e Information Technology”. En el primer punto, continuó, antes el foco era registrar, consolidar, organizar, centralizar, “hoy el tema está más en analizar, tomar decisiones y generar valor a través de la información. Ya no nos piden cómo centralizar y/o consolidar la información, pues esto ya se encuentra cubierto por el ERP, ahora lo que es necesario es generar valor a través de esas toneladas de información.. Antes el tema en finanzas era “tenemos que cerrar el mes”, ahora lo que quieren saber es cómo estarán los mercados en los próximos meses”. Por lo que respecta a las áreas internas, que forman parte del segundo punto, antes existía una dependencia del área de TI, “ahora hay una independencia, antes necesitaban a TI para implementar un ERP, pues ellas no lo podían hacer solas, tenían el conocimiento del negocio pero no de la TI; hoy las áreas pueden implantar solos incluso un BI si ellos quieren, hemos dejado de ser un proveedor de TI para convertirnos en socios. Debe empezar a mutar el rol de TI a tener más conocimiento del negocio, de ahí que el conocimiento de TI antes estaba centralizado en TI y ahora debe infiltrarse en las áreas de la compañía. TI tiene que generar una plataforma para darle cierta autonomía a las áreas para que éstas que tengan la capacidad de generar reportes”. Por último, en relación a Information Technology, dijo que antes “nos querían para asegurar la operación, ahora quieren que seamos un socio estratégico que agilice la operación”, antes “querían generar consistencia, ahora piden velocidad en la toma de decisiones”, o de qué manera pueden saber si una estrategia va a ser exitosa. El reto es mucho más desafiante y distinto, pasamos del orden y control a ofrecer mayor velocidad y flexibilidad y de una orientación al servicio, a una orientación al valor agregado”. Jorge Amadeo añadió que “hoy la TI debe cambiar su rol, pues por poner un ejemplo se tenía un triángulo en donde la base era la parte de infraestructura, en medio estaban las aplicaciones y hasta arriba -pero con poco margen de maniobra- se encontraba la parte del BI, ahora el triángulo se invirtió dejando la punta hacia abajo en donde se encontraría la parte de infraestructura, en medio sigue estando la parte de aplicaciones y en la punta, pero con un mayor margen estaría colocada la parte de BI”. Indicó que toda esta ideología ha sido bien aceptada por el CIO del corporativo, “tratando de replicar este concepto, de hecho estamos en la parte de redefinición del BI, a nivel mundial se decidió por Business Objects de SAP y tenemos un proyecto global de consolidar las plataformas de todos los países hacia una sola, y en los siguientes meses todos iremos hacia esa dirección”. Aclaró que lo anterior no significa que “dejen de lado la operación, sino que al lograr una estabilización de los sistemas, como es el caso de Monsanto, ya se puede pensar en otros temas que generen mayor valor al negocio y posicionen a TI en un rol protagónico dentro de la companía”. La infraestructura Monsanto cuenta con 24 sites en la región, un centro de cómputo grande en la Ciudad de México, uno mediano en Colombia, así como centros de cómputo más pequeños en las plantas de manufactura. En el centro de cómputo de México se tienen 24 servidores, 911 usuarios y 800 computadoras, y también se encuentra conectado en línea con Estados Unidos, estos últimos tienen centralizada la aplicación de SAP, se encargan de hacer los backups, del DRP y de distribuir los parches de seguridad para todos los centros de datos de todo el mundo, ya que se encuentran conectados, “el resto de la información se encuentra aquí en México, en donde hacemos backups semanales por 1.16 TB, ya que el volumen total de información asciende a 11.9 TB de almacenamiento”. Asimismo, cuentan con sistemas de videoconferencia y pronto “implementarán Voz sobre IP, “queremos tener comunicación en todos los sentidos, esto incluye una herramienta tipo Messenger, que hace poco desarrollamos y que permite comunicarnos de manera interna sin importar dónde estemos”. Asimismo, adelantó que se tiene un proyecto de virtualización, “para el año que entra planeamos entrar de lleno en este tema, y de los 42 servidores que tenemos pretendo bajar a 20. En esencia reduciremos casi al 50% la cantidad de servidores que tenemos de manera local, con beneficios tangibles como destinar procesadores a diversas cosas, reducción de mantenimiento de equipos, disminución de la cantidad de gente que se requiere para operar, eficientar el control, y en resumen esto tiene que ver con Green IT porque tienes menos consumo eléctrico, menos calor, genera menos contaminación… Monsanto está muy comprometido con el medio ambiente”. Jorge Amadeo indicó que todas estas acciones tienen algo en común: reducir el tiempo que el personal de TI dedica a cosas operacionales, para dedicarse a hacer otras tareas en beneficio de la compañía, “queremos ser más efectivos, que el personal de infraestructura tenga más tiempo para pensar en cómo le puede hacer para que el usuario tenga el menor impacto posible a nivel de operación”. Investigación automatizada Monsanto tiene tres plantas para el acondicionamiento de semilla, ubicadas enVillagrán, Guadalajara, y los Mochis Sinaloa. Asimismo, cuentan con tres centros de investigación donde investigadores mexicanos aplican sus conocimientos para mejorar la semilla, un proceso que tarda por lo menos ocho años. “Se planta una semilla tratada, ésta a su vez produce por mencionar algún número, 100 plantitas, a éstas se les sigue con un código de barras, porque nos interesa saber cómo creció, hasta que llega a su ciclo comercial, es decir sí existe un seguimiento en las etapas más importantes de su crecimiento”, indicó Jorge Amadeo. Cabe mencionar que las lecturas detalladas de cada plantita las hace personal que cuenta con handhelds y los resultados se vacían en el sistema de SAP. “Tenemos proyectos que queremos hacer con imágenes vía satélite (GIS), para medir mejor la producción de los lotes, vemos que si lo hacemos vía satélite podríamos dividir de manera mas exacta los lotes, y ya estamos realizando pruebas”. Distribución con TI Monsanto tiene 118 puntos de venta en donde los distribuidores comercializan las semillas, cada uno de ellos a veces cuenta con dos o tres puntos de venta, de ahí que en total sean 296 instalaciones, mismas que ya tienen tecnología, “recientemente automatizamos estas 296 instalaciones, les dimos a cada distribuidor una computadora, una banda ancha, y una licencia de un software de Aspel, a su vez nosotros contamos con una base de datos que concentra la información de todos estos distribuidores que no es SAP. Con este sistema, los distribuidores pueden facturar nuestro producto y esa información nos llega a nuestros sistemas”. Jorge Amadeo detalló que el proyecto de automatización de distribuidores contempla “la información que sale de la factura, y es en esencia información de venta de los distribuidores, de tal manera que ellos puedan contar con más información de sus clientes y productos y nosotros podamos generar mayor visibilidad que nos permita apoyar de mejor manera los esfuerzos de venta de nuestros distribuidores…” Este sistema le da la capacidad a los distribuidores de contar con información que antes no pensaban que podían tener, “como información detallada de cuánto les compró un cliente, y en cuánto tiempo no les ha vuelto a comprar… de hecho tenemos el caso de un cliente que tardaba 15 días en cerrar el mes anterior, con esta solución esa persona ya tiene todo centralizado y automatizado su negocio, sabe cuánto inventario tiene y el cierre mensual es en línea”. Jorge Amadeo mencionó que este proyecto de automatización de distribuidores fue iniciativa del área de TI en Monsanto, “queríamos conocer a fondo el movimiento de nuestros productos, pero sabíamos que no lo podíamos hacer si no homogeneizábamos y centralizábamos la información, de esta manera hicimos mucho más fácil la consulta de información y automatizamos la operación de todos los distribuidores”. La idea, continuó Jorge Amadeo, es “generar una plataforma tecnológica que en los próximos años pueda incluso poner órdenes en Internet, puedan ver cómo aplicamos los pagos, y darles cuentas corrientes en Internet, e incluso generar un portal donde ellos puedan consultar información específica de cada uno de nuestros productos”. Consideró que con este sistema han logrado muy buena aceptación por parte de los distribuidores, “al principio se mostraban renuentes a proporcionarnos información, pero cuando comenzamos a enseñarles todos los beneficios que podrían tener, lo aceptaron, ya que con esta herramienta pueden llevar el control no solo de los productos que venden de nosotros, sino de otros productos que vendan”. A la pregunta de si este proyecto lo financió Monsanto, Jorge Amadeo contestó que sí, “fue una inversión importante que corrió a cargo de la compañía, y los principales componentes fueron el hardware de Dell y las licencias de software de Aspel. Por lo que respecta al soporte de dichos productos, Monsanto también se encargó de realizar un contrato de mantenimiento con los proveedores para que otorgaran el soporte adecuado: aquí se toma el reporte y nosotros les hablamos a los fabricantes para que arreglen las fallas conforme se presenten”, concluyó.