Del dia, Destacado, News, Noticias, Principal

Negocios por las nubes

Con la presencia de Scott Davis, director global de la unidad de Tecnología para Usuario Final de VMware, se llevó a cabo, por tercer año consecutivo, este evento empresarial que ya congrega a más de quinientos asistentes interesados en discutir sobre los caminos de la virtualización y las tendencias de la nube. También participaron, entre otros, Héctor Luciano, Director de Ventas para LAC, y Santiago Canales, gerente Andino de VMware, así como Mauro Peres, gerente de IDC Brasil.

Temas obligados, la reducción de costos y el aprovechamiento de la capacidad de cómputo como respuesta a las exigencias de un mundo globalizado, abierto al cambio, móvil y en lucha por la competitividad.

De acuerdo con Scott Davis, el punto crítico de la virtualización está en el servidor; es el comienzo del proceso y de allí se lleva al escritorio y, ahora, al bolsillo, debido al creciente número de dispositivos móviles conectados a la red. Este es el gran reto: dar servicio a estos dispositivos de forma directa, simplificando las aplicaciones Windows para buscar eficiencia, e incrementando la seguridad.

“El usuario posee múltiples aparatos y los usa indistintamente; hay que darle servicios comunes y paralelos, pero adaptados a cada uso. Tenemos que darle todo el poder en cada uno para simplificarle la vida”.

Para Davis, el otro desafío está en la nube, especialmente con el uso de redes públicas. Es evidente que las nubes privadas ofrecen mayor seguridad, pero consumen más recursos. Con las redes públicas se habilita el SaaS (Software as a Service), pero la confiabilidad se vuelve un problema más complejo.

De acuerdo con Peres, el 15% de las empresas en Latinoamérica usan, de alguna forma, la nube, más allá del correo electrónico. El uso personal es, desde luego, mucho mayor, en especial por el éxito de las redes sociales. Se espera que para el 2020, el 80% de las empresas, si bien conserven gran parte de sus aplicaciones legacy, tendrán todos los nuevos desarrollos en la nube.

Para Luciano, la nube tiene tres ventajas: la eficiencia, el control y la libertad de elección; es un fenómeno en crecimiento, con un ambiente abierto y adaptable a las necesidades específicas de cada empresa. No hay marcha atrás. Hablar de la nube es hablar de virtualización ya que es, por lógica, uno de los componentes esenciales, debido a que permite el aprovechamiento de los recursos por parte de varios usuarios, aumentando su eficiencia y reduciendo los costos.

Este ahorro de recursos se da tanto en las nubes públicas, generalmente gestionadas a través de Internet, en la que se utiliza el concepto software bajo demanda, como en las privadas, que ofrecen una mayor seguridad y utilizan los recursos del cliente. Uno de los escollos es la proliferación de sistemas operacionales en los dispositivos móviles, que serán el mayor peso en la utilización de la nube, lo que dificulta el desarrollo de aplicaciones eficientes y abiertas. Ya existen más de mil trescientos millones de aplicaciones (Apps) para estos dispositivos. Sin embargo, para Peres, los sistemas críticos para el negocio, seguirán siendo privados de la empresa, aunque el entorno será multiplaraforma, compartido por muchos proveedores.

Para VMware, Colombia tiene un crecimiento muy interesante y es el país más representativo de la región SAC, Suramérica y el Caribe, que es el segundo mercado de Latinoamérica, después de Brasil y por encima de México. Aun cuando se trata de un mercado tímido y lento en la adopción, de acuerdo con Santiago Canales, Colombia se está abriendo y ocupa el tercer lugar por países en toda Latinoamérica. El proceso de globalización empuja la adopción de nuevas tecnologías y al diseño de estrategias basadas en ellas