Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Positivas reacciones ante la compra de Sun por Ora

Tras conocerse la noticia de la compra de Sun Microsystems por parte de Oracle, las acciones de la primera subieron 2.41 dólares por acción en Bolsa, lo cual hace pensar en que el movimiento fue muy bien recibido por parte de los accionistas de Sun. Y es que, tras semanas de intensas negociaciones por parte de los directivos de IBM para hacerse con el negocio de Sun Microsystems, finalmente fue Oracle quien anunció que compraría la compañía. Según anunció la firma, el montante de la operación asciende a 7,400 millones de dólares, unos 5,700 millones de euros. Con este movimiento Oracle hace su entrada en el mercado del hardware. Ahora, habrá que conocer las implicaciones de esta nueva compra. Esta compra es la última que realizó la compañía de Larry Ellison en los últimos años, que incluye firmas como Siebel, PeopleSoft y Bea Systems. Sin embargo, es la primera vez que adquiere una compañía que opera en el segmento del hardware y de los sistemas operativos (con Solaris) como es Sun. Fuentes de Oracle aseguran que este acuerdo reportará a la compañía más ingresos sólo en el primer año después de la adquisición que los provenientes de las compras realizadas de Bea Systems, PeopleSoft y Siebel juntas. De hecho, Sun contribuirá con 1,500 millones de dólares a los beneficios operativos no GAAP de Oracle en el primer año, una cifra que se incrementará hasta más de 2,000 millones de dólares en el segundo año, según la compañía. Tal y como explicó el propio Larry Ellison, CEO de Oracle, “la adquisición de Sun transforma la industria de las TI ya que combina el mejor software empresarial con los mejores sistemas informáticos de misión crítica”. Asimismo, el máximo responsable de la compañía se muestra satisfecho por las posibilidades que conlleva la firma esta nueva adquisición ya que “Oracle será la única compañía que pueda diseñar un sistema integrado, desde las aplicaciones al disco, donde todas las piezas encajen y trabajen juntas de forma que los clientes no tengan que hacerlo por sí mismos”. En este sentido, para Ellison, los clientes de ambas compañías se verán claramente beneficiados “en la medida en que se reducirán sus costos de integración de sistemas mientras que se incrementarán el rendimiento, la fiabilidad y la seguridad”. Por su parte, según reza el comunicado oficial remitido conjuntamente por ambas compañías, esta compra también fue muy bien valorada por los responsables de Sun Microsystems ya que, como apunta el propio presidente de la firma, Scott McNearly, “la combinación de ambas compañías es una evolución natural de nuestra relación y será uno de los hitos que marquen la industria informática”. En el mismo sentido se manifestó el CEO de Sun Microsystems, Jonathan Schwartz, se trata de una alianza clave para “llevar la innovación y el valor a través de cualquier área del mercado tecnológico, desde la plataforma Java, hasta la convergencia del almacenamiento, redes y computación basada en el sistema operativo Solaris y los sistemas SPARC y x64 de Sun. Todo ello, junto con Oracle, impulsará la innovación y creará un valor competitivo para nuestra base de clientes y para el mercado”. IBM se queda sin Sun. Esta compra, pronosticada por algunos, tomó por sorpresa a todos aquellos que confiaban en que, tras semanas de negociaciones, fuera IBM quien obtuviera el negocio de Sun Microsystems. De hecho, desde que a mediados del pasado mes de marzo, el rotativo The Wall Street Journal se hiciera eco de que directivos de IBM y Sun estaban en conversaciones, mucho se escribió sobre el acuerdo al que pretendían llegar ambas firmas. Así, en un primer momento, estas negociaciones no llegaron a buen puerto dado que los responsables de Sun Microsystems consideraron insuficiente los 6,500 millones de dólares que ofrecían desde IBM por su compra. Semanas después, y ante lo inminente del acuerdo entre ambas partes, desde Sun pusieron en marcha una reorganización de su canal de distribución de cara a una futura integración con el canal de IBM. Sin embargo, días después, las dos compañías anunciaban la ruptura de las conversaciones e IBM decidía retirar su oferta por el negocio de Sun Microsystems ya que había ofrecido 9.40 dólares por acción, cantidad que desde esta última consideraron insuficiente, tal sólo 0.10 dólares por acción menos que por lo que ahora ha sido vendida. Finalmente, fue Oracle quien hizo la compra, lo cual dibuja un nuevo panorama en el mercado ya que la firma hace su incursión por primera vez en el segmento del hardware, lo cual abre todo un escenario de incógnitas sobre cuál será la estrategia de la firma en este mercado. Por el momento, IBM México no quiso dar comentarios acerca de los efectos que puede traer la compra de Sun por parte de Oracle. Y es que, en los próximos días, serán muchas las preguntas a las que se espera que respondan las dos compañías que finalmente consiguieron llegar a un acuerdo con éxito. Por ahora, además de estas declaraciones de los máximos responsables a nivel mundial de Oracle y Sun, lo único que ocurrió es que la Junta Directiva de Sun Microsystems aprobó de forma unánime la transacción que, a falta de la aprovación por parte de los accionistas de Sun y organismos reguladores, está prevista que se cierre este verano.