Del dia, Destacado, Infraestructura, Noticias, Principal

Primeras portátiles Ultrabook llevan discos duros híbridos

Según se desprende de los anuncios de portátiles Ultrabook llevados a cabo hasta el momento por fabricantes como Acer, Asus y Lenovo, todos ellos están equipando sus portátiles ultraligeros con soluciones de discos duros híbridas que permiten abaratar las configuraciones.

Por un lado se encuentran los modelos tope de gama que incluyen exclusivamente discos SSD de gran capacidad, mucho más caros que los mencionados. La otra opción es simultanear ambas modalidades en lo que se ha dado en llamar soluciones de discos híbridas, con el fin de aprovechar lo mejor de la tecnología SSD, pero con una capacidad limitada para poder abaratar sus costes.

La solución híbrida se basa en integrar dos discos de almacenamiento. Por un lado se encuentra el modelo SSD de apenas 20 GB, que es sobre el que se instala el sistema operativo con el fin de acelerar todos los procesos de arranque y disponibilidad del sistema. Otro disco adicional, de tecnología HDD y mayor capacidad, 320 GB o 500 GB, ofrece el almacenamiento adicional que hoy en día exigimos a cualquier ordenador o equipo de sobremesa.

Según un informe publicado sobre este tipo de equipos Ultrabook, los componentes relacionados con la parte de almacenamiento pueden llegar a suponer entre un 10 y un 15 por ciento del coste total del Ultrabook. De este modo, resulta difícil poder ofrecer configuraciones económicas que se encuentren por debajo de los 1.000 dólares. Además, la tecnología de discos SSD es la única capaz de poder ofrecer arranques del sistema instantáneo y recuperaciones del sistema en tan sólo 8 segundos, con posibilidad de integrarlos en carcasas extremadamente finas de apenas 9,5 milímetros de grosor, los valores que están barajando los portátiles Ultrabook.

Recordemos que el primer modelo de Acer que se encuentra a la venta en nuestro país, el Aspire S3, presenta varias opciones de procesador Intel Core, así como de memoria RAM. En lo que a almacenamiento se refiere, monta un disco duro HDD de 320 GB, el cual va acompañado de otro de tecnología SSD de tan sólo 20 GB, sobre el que se instala el sistema operativo. De este modo se garantiza el arranque instantáneo y uso inmediato del equipo, además de favorecer el consumo de cara a la batería.

IDG.es