Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Procesadores Nehalem IP de Intel ya llegaron al me

Si creía que los nuevos procesadores Xeon de Intel estarían disponibles a partir de este 30 de marzo, tal vez esté equivocado. Y es que ya se dieron a conocer detalles sobre los procesadores Xeon 3500 y Xeon 5500 – antes conocidos con el nombre de código Nehalem EP – hace cuatro semanas cuando Apple actualizó su línea de computadoras Mac Pro, y otros proveedores revelaron poco después información sobre sus propios sistemas basados en los nuevos chips. Los 17 nuevos chips Xeon que integran la familia Nehalem IP ahora están disponibles en los sistemas, incluyendo estaciones de trabajo y servidores blade, e Intel tiene puestas sus esperanzas en ellos, a pesar de la reducción general en el gasto de TI y la propia falta de visibilidad de la demanda del mercado por parte de Intel. “Esperamos que este sea uno de los más grandes lanzamientos de nuevas tecnologías y una nueva plataforma, y ojalá sea también un buen inicio para la economía de la gente que ha estado esperando comprar nuevos servidores”, aseguró Shannon Poulin, directora de la plataforma Xeon del Grupo de Productos Servidores de Intel. Paulin dijo que Intel distribuyó “cientos de miles” de procesadores Nehalem EP a los fabricantes de servidores antes del lanzamiento. La línea Xeon 5500 se ubica en un rango de precios de $188 a $1,600 dólares, en cantidades de 1,000 unidades. Los procesadores Xeon 3500 tienen un precio entre $284 y $999 dólares, mientras que las versiones embebidas L5518 y L5508 cuestan $350 y $243 dólares, respectivamente. Intel está promoviendo los nuevos procesadores como la renovación más importante de su línea de procesadores para servidor desde que lanzó el Pentium Pro en 1995. El Xeon 5500 y Xeon 3500 son las primeras versiones de la familia de procesadores Nehalem de Intel e incluyen mejoras técnicas que aumentan considerablemente el desempeño respecto a las generaciones previas de Xeon. Y lo más importante, los procesadores tienen un controlador de memoria integrado y utilizan la tecnología QuickPath Interconnect de Intel en lugar de un bus front-side para triplicar el ancho de banda de la memoria disponible en los procesadores. Asimismo, los nuevos procesadores tienen una característica denominada Turbo Boost, que puede acelerar uno o más de los núcleos en el chip para lidiar con una carga de procesamiento más pesada. Las versiones para servidor de los procesadores pueden correr a velocidades de hasta 2.93GHz, pero Turbo Boost puede elevar temporalmente esto a 3.3GHz bajo ciertas condiciones. Los procesadores para estaciones de trabajo tienen un incremento similar de 3.2GHz a 3.46GHz. En las aplicaciones de alto desempeño, los nuevos procesadores Xeon 5500 le permitirán a los fabricantes de servidores crear sistemas capaces de más de 1 cuatrillón, o 1,000 trillones, de operaciones flotantes por segundo, afirmó Intel. Intel está contando con un desempeño más alto y menor consumo de energía para impulsar las ventas corporativas, pero ejecutivos admiten que la compañía no tiene mucha información sobre la demanda futura del mercado. Las versiones futuras del procesador Nehalem EP llamadas Westmere están programadas para el año próximo. Estos procesadores estarán disponibles con el próximo proceso de manufactura de 32 nanometros de Intel y serán compatibles con el Nehalem EP, reduciendo el costo para que los integradores de sistemas diseñen servidores que utilizan el procesador y permitir a los usuarios finales actualizar fácilmente.