Del dia, Destacado, Noticias, Principal, Software

PushToTest TestMaker

[widget id="text-31"]

TestMaker es una aplicación de comprobación de servicios Web de PushToTest. Requiere Java 1.4 (o más reciente) para funcionar. Aunque probé las otras herramientas en Windows, instalé TestMaker 4.4 en Linux Ubuntu 6.10 para ver cómo se ve un probador de servicios Web en Linux. La instalación fue simple, y una vez que especifiqué una variable de ambiente JAVA_HOME, TestMaker arrancó y funcionó sin problemas. Las pruebas de TestMaker están agrupadas en scripts llamados “Test Agents”. El producto hace honor a su nombre al proporcionar un Agent Wizard que leerá una definición WSDL y creará automáticamente un agente de prueba delgado. Debo aclarar que TestMaker no está limitado a probar servicios Web; también puede ser usado para probar aplicaciones Web. Los agentes de prueba de TestMaker están escritos en Jython (Python escrito en Java). Esto implica una espada de dos filos. Por un lado, los scripts de TestMaker pueden ser tan poderosos como lo permitan sus habilidades de programador. Jython puede acceder a todas las librerías de Java (y liberar todas las capacidades que le acompañan), así como las clases y métodos proporcionados con TestMaker. La librería más grande de TestMaker es TOOL (Test Object Oriented Library: Librería de Pruebas Orientadas a Objetos), e incluye clases para manejo de toda clase de protocolos de comunicación: HTTP, HTTPS, SOAP, POP3, JDBC, y más. Por el otro lado, va a necesitar conocer Jython y Java para sacar más provecho de TestMaker. Esto no es necesariamente malo, pero significa que la curva de aprendizaje para TestMaker es mayor que las de las otras herramientas. El agente de prueba del encuadramiento creado por el Agent Wizard es extremadamente árido: conoce los métodos Web del servicio objetivo, y los ejecutará sin errores, pero realmente no hace ningún requerimiento, respuesta o prueba de resultados. Tuve que examinar el código fuente de uno de los agentes de prueba para llenar los huecos. Una vez que aprenda a usarlo, es fácil crear nuevas pruebas copiando y pegando y afinando código existente. Además, es un deleite trabajar con la interfaz de usuario. La primera vez que arranca TestMaker, abre una ventana “QuickStart”, desde la cual puede lanzar el Agent Wizard, saltar directamente a un menú de ejemplos de agentes de prueba, o sumergirse en la extensa documentación. También, la interfaz de usuario de TestMaker es una IDE estándar con muchas ventanas, panel de navegación a la izquierda, panel de edición a la derecha, los resultados en la parte inferior derecha, y una vista de navegación en la parte inferior izquierda. TestMaker puede ser ejecutado desde la línea de comandos, de modo que sus agentes de prueba pueden ser lanzados por un sistema automatizado. Además, TestMaker empaqueta la herramienta Apache Axis TCPMonitor, la cual le permite monitorear los intercambios HTTP sobre un puerto específico. Esto es útil cuando necesita examinar las entrañas de los pares de petición/respuesta para determinar cómo hacer a mano su código de prueba Jython. Una versión comercial de TestMaker añade XSTest, que proporciona pruebas de desempeño y escalabilidad, un tablero de monitoreo que ejecuta automáticamente, de manera remota, casos de prueba y proporciona resultados en vivo en una consola, capacidades de reportes, y una TestNetwork –que puede ejecutar agentes de prueba de manera remota, por lo que le permitirá construir “granjas” de servidores de agentes de pruebas que pueden ejercitar en masa una aplicación Web objetivo. La documentación de TestMaker es excepcional, y la herramienta se ve y se siente como una aplicación profesional. Sin embargo, es difícil dominarla. No pierda tiempo y adéntrese en los tutoriales y examine los valiosos ejemplos de código fuente.

Deja un comentario