Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Reporta resultados alianza Microsoft-Novell

Este producto es el primero en incluir tecnología desarrollada por ambas firmas en el laboratorio de interoperabilidad que inauguraron hace más de un año en Cambridge, Massachussets. Por su parte, Dell ha afirmado que ofrecerá un servidor blade con este software de virtualización Linux-Windows, de este modo, se convierte en uno de los socios de canal de esta alianza, para la que, además, ofrecerá soporte. El resto son integradores de sistemas como Computer Integrated Services, Continental Resources, Insight, Total Tec Systems y 21Vianet. Microsoft y Novell abrieron su laboratorio de interoperabilidad Windows-Linux en septiembre de 2007 y sus principales trabajos se centran en tres proyectos: virtualización, gestión y federación de identidades. El laboratorio forma parte del acuerdo de colaboración que firmaron en 2006. Los expertos en la materia afirman que el interés en la integración de la virtualización está creciendo, pero que el uso actual que se le está dando aún está lejos de encontrarse en su punto más álgido. “Pienso que aún es muy pronto para que este trabajo de interoperabilidad llegue hasta los usuarios”, afirma Jay Lyman, analista de 451 Group. Este experto no tiene dudas de que Microsoft y Novell están respondiendo con este movimiento a las necesidades de los usuarios, puesto que cree que la mayoría de ellos trabajan con entornos mixtos. Los fabricantes, según declara, están así un paso por delante del sector. En este punto, y a cierto nivel, los fabricantes coinciden. En el lanzamiento de una nueva solución de virtualización el pasado 8 de septiembre, Bob Muglia, vicepresidente senior del negocio de servidores y herramientas de Microsoft, declaró que “aún estamos en los inicios. Sólo en torno a 12 por ciento de los servidores son virtuales”, pero además, comentó que Microsoft prevé un mundo futuro en el que la virtualización será la norma. “Se utilizará en todos los servidores y equipos de sobremesa de los entornos empresariales”. Por su parte, el analista Lyman ha manifestado su deseo por ver más casos de éxito al respecto. “Estaríamos interesados en saber un poco más sobre la demanda y cómo se está transmitiendo al mercado. Continuamos preguntándonos quiénes son sus clientes y qué está empujando su demanda”. En agosto pasado, fuentes de Microsoft declararon que la “demanda de los clientes” estaba siendo impulsada hasta el punto de gastar otros 100 millones de dólares en la compra de certificados que distribuirán entre sus usuarios, para que consigan soporte para sus servidores Novell SUSE Linux Enterprise. Los socios involucrados en el soporte para este nuevo bundle de virtualización también ayudarán en la distribución de estos certificados. La inversión, que comenzará el 1 de noviembre, está a la cabeza de los 240 millones de dólares que Microsoft acordó invertir en certificados en 2006 como parte de un acuerdo de cinco años con Novell que también incluye protección sobre los derechos de propiedad intelectual. Las dos firmas señalan que la inversión es necesaria para satisfacer la demanda de los clientes a la hora de integrar Linux y Windows. El acuerdo original por 240 millones, que provocó la ira de la comunidad de código abierto, cubre la distribución de 70,000 certificados por el soporte y mantenimiento de SUSE Linux Enterprise Server.