Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Seguridad inalámbrica, mejor pero aún hay mucho po

La séptima Encuesta de Seguridad Inalámbrica que RSA realiza cada año señala que las redes inalámbricas siguen creciendo a un mayor ritmo en las principales ciudades alrededor del mundo. La encuesta se realizó en Nueva York, Londres y París, y examinó la seguridad de los puntos de acceso inalámbricos empresariales, hotspots públicos y redes caseras, según explicó la compañía en un comunicado. La encuesta reveló que Londres es la ‘ciudad más inalámbrica’ con un total de 12,276 puntos de acceso, que supera por 3,000 a la Ciudad de Nueva York. Los hotspots públicos – diseñados para permitir que quienes tengan un dispositivo inalámbrico pueda tener acceso a Internet bajo un esquema de prepago o pospago – siguen creciendo en importancia en las tres ciudades, aseguraron ejecutivos de RSA. La Ciudad de Nueva York es el líder en concentración de hotspots. La encuesta también examinó cuántos de los puntos de acceso inalámbricos detectados estaban asegurados con alguna forma de encripción, excluyendo los hotspots. Ejecutivos de RSA dijeron que los resultados de 2008 muestran mejoras considerables en cuanto a seguridad. En la Ciudad de Nueva York, 97 por ciento de los puntos de acceso corporativos contaban con encripción – arriba del 76 por ciento del año pasado. Los resultados son los mejores de la historia de la historia de la encuesta, afirmó RSA. En París, 94 por ciento de los puntos de acceso corporativos estaban encriptados. Londres sigue teniendo 20 por ciento de todos los putos de acceso comerciales no protegidos por alguna forma de encripción inalámbrica. Ahora que Wired Equivalent Privacy (WEP), el estándar de encripción inalámbrica original, está desacreditado, “la encuesta 2008 puso especial atención en los tipos de encripción en juego, y la relativa adopción de formas más avanzadas de encripción inalámbrica, incluyendo Wi-Fi Protected Access (WPA) o WPA2”, dijo RSA en un comunicado. “En general, la adopción de la encripción avanzada no WEP es alentadora”. Paris estuvo a la cabeza en seguridad no WEP, con 72 por ciento de los puntos de acceso (excluyendo los hotspots públicos) encontrados que estaban usando seguridad avanzada. La Ciudad de Nueva York y Londres tuvieron 49 y 48 por ciento, respectivamente. La mayoría de los puntos de acceso inalámbrico dependían de WEP o no utilizaron ninguna encripción, según la encuesta. Sam Curry, vicepresidente de Aseguramiento de Identidades y Acceso de RSA, criticó a WEP y dijo que “constituye apenas una protección básica frente a los hackers sofisticados de hoy”. “Urgimos a los administradores de redes inalámbricas a dejar de usar WEP como un mecanismo de seguridad viable y actualizarse a WPA – o algo más robusto – de inmediato”, indicó Curry. “También es importante que los puntos de acceso estén protegido con la encripción – incluso si sólo se puede tener acceso a la red corporativa a través de una VPN encriptada. No usar WPA1 o WPA2 puede dejar a las organizaciones vulnerables a toda clase de ataques contra los puntos de acceso o las computadora inalámbricas”.