Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Spam contribuye al calentamiento global

[widget id="text-31"]

Actualmente, la conservación del entorno y la lucha contra el calentamiento global está llegando a todos los ámbitos (desde el sector automovilístico hasta las cadenas de reciclaje, por ejemplo). Sin embargo, además de todos estos aspectos, un factor importante se esconde detrás del consumo eléctrico que necesitan tanto servidores como computadoras para enviar o filtrar spam, respectivamente. De acuerdo con un informe elaborado por la compañía ICF International para McAfee, los 62 billones de correos basura (cifra estimada de spam que se envía anualmente en todo el mundo), consumen unos 33 millones de kilovatios de electricidad, lo que, afirman, es suficiente para garantizar el consumo de unos 2.4 millones de hogares. Por lo tanto, este derroche energético es responsable de emitir una cantidad de dióxido de carbono a la atmósfera comparable a 3.1 millones de coches consumiendo un total de 8.000 millones de litros de gasolina. Según declara Dave Marcus, director en investigación de seguridad y comunicación en los laboratorios Avert de McAfee, “si lo miramos desde el punto de vista de un único usuario, estamos hablando de 0.3 gramos de dióxido de carbono por mensaje de spam, pero cuando extrapolamos estas cifras a un entorno global son muy significativas”. Por otra parte, algunas voces se lamentan la escasez de datos en el informe, que no especifica, por ejemplo, el consumo real que los PC o servidores gastan al enviar los correos no deseados, o el que necesitan las aplicaciones específicas para evitar la llegada de estos correos a la bandeja de entrada del usuario (filtros antispam).

Deja un comentario