Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Su nombre, posible culpable de recibir spam

Así al menos lo afirma un estudio realizado por el experto en seguridad de la Universidad de Cambridge, Richard Clayton, que ha analizado el tráfico de correo electrónico y ha descubierto que aquellas personas cuyos nombres empiezan por letras más habituales tienen mayores posibilidades de recibir mensajes de spam que aquellos con letras menos comunes. Así, por ejemplo, según sus estadísticas, 35 por ciento del mail recibido por una persona llamada Alison es spam, mientras que Zoe sólo recibirá el 20 por ciento de este tipo de mensajes, incluso aunque las dos tengan el mismo proveedor de correo. Este estudio contradice teorías previas que afirmaban que es la parte posterior a la arroba en las direcciones de correo electrónico la que realmente es importante para los spammers y la responsable de recibir más mensajes de este tipo. “Las personas cuyos nombres empiezan por M y P, que son dos letras muy habituales, reciben alrededor de 42 por ciento de spam, mientras que los pocos que tienen un nombre que inicia con Z o Q tan sólo reciben 21 por ciento”, explica Clayton en su blog, en el que también aclara que el orden alfabético no está relacionado con un posible crecimiento de ataques de spam. Así las cosas, Clayton aconseja que aquellos que estén cansados de recibir este tipo de mensajes, se lo piensen dos veces a la hora de elegir sus nombres de usuario.