Del dia, Destacado, Noticias, Principal, Software

Suse Linux Enterprise Desktop 10

[widget id="text-31"]

Para el próximo SLED (Suse Linux Enterprise Desktop) 10, Novell regresó al pizarrón para replantear qué hace a un buen escritorio. El resultado es extremadamente impresionante. Instalé la versión beta de SLED 10 en una notebook Fujitsu LifeBook P5010, mi prueba de tortura estándar para las nuevas distribuciones de Linux. El hardware de P5010 basado en Intel es suficientemente estandarizado para garantizar el soporte, y lo suficientemente extravagante para que Linux trace algunas curvas. Ninguna instalación de Linux en esta máquina había logrado pasar con excelencia… hasta ahora. En el pasado, las distribuciones de Linux siempre habían necesitado de un parche especial para soportar la resolución completa de la pantalla LCD de aspecto ancho de la P5010. SLED no; aceptó mi resolución personalizada de la pantalla sin quejas y arrancó a la gloria de la pantalla ancha. Las redes inalámbricas fueron igualmente libres de problemas. Después de seleccionar mi punto de acceso de un conveniente menú de interfaz gráfica de usuario, SLED me preguntó mi frase contraseña de red y listo: estaba en línea y mi conexión asegurada con encriptamiento completo WPA2 (Wi-Fi Protected Access 2). El ambiente de escritorio Gnomo de SLED ofreció acceso sencillo plug-and-play a los medios removibles. Los nuevos volúmenes aparecen y desaparecen del escritorio cuando son conectados o quitados, de la manera en que los usuarios esperan de los sistemas Windows o Mac OS. El ambiente de escritorio en sí mismo es limpio, atractivo y libre de desorden. Novell asegura haber realizado extensivas pruebas de usuario para mejorar la interfaz de usuarios de SLED, y lo muestra. Este no es un sistema Gnome promedio. La primera diferencia que notará es el nuevo menú de la computadora, que organiza las aplicaciones más populares en un solo menú. Las aplicaciones menos usadas pueden encontrarse en una caja de diálogo más grande, que de alguna forma se asemeja el panel de control de Mac OS X. Aunque toma algo de tiempo acostumbrarse, esta medida es un cambio bienvenido de las mareantes capas en algunas distribuciones más parecidas a los menús jerárquicos de Windows. Novell se esfuerza en enfatizar la soltura empresarial de SLED, pero mucho trabajo y poca diversión hacen una distribución aburrida. Además de la esperada productividad de las aplicaciones y parches de Novell como la búsqueda de escritorio Beagle y las notas Tomboy, SLED incluye adiciones divertidas como el administrador de fotos F-Spot y el reproductor de medios Banshee. Novell ha mejorado la apariencia y sensación de la mayoría de las aplicaciones, como OpenOffice.org, para darles un pulido uniforme. Además, los admiradores de la interfaz de usuario brillante apreciarán los nuevos efectos de escritorio Xgl estilo Mac OS. Aunque desactivados por defecto y oficialmente no soportados por mi tarjeta, funcionaron bien y proporcionaron una vista agradable, aunque no práctica. SLED 10 no es perfecto. La administración de energía sigue siendo un problema para Linux. Mi laptop aparentó calentarse más y terminarse la batería más rápido que cuando corre Windows, a pesar de las afirmaciones de Novell de mejoramiento en esa área. Lo que es más, ni Suspender ni hibernar tuvieron el efecto deseado en mi hardware, con la posterior restauración de la sesión inutilizable, lo que me forzaba a reiniciar. Algunos problemas y fallas imprevistas de software estuvieron presentes en la versión beta que espero ver resueltos en la versión final. Más dudoso, sin embargo, fue su soporte multimedios. Los MP3s se reprodujeron bien en Banshee pero al hacer doble clic sobre archivos AVI o MPEG files se produjo un molesto zumbido y un mensaje de error del reproductor de medios Totem. Los usuarios que son completamente nuevos en el ambiente Linux quedan fuera del centro de ayuda de SLED. Buscar por palabras clave regresa una mezcolanza de resultados misteriosos que son más útiles para administradores que para usuarios finales. Me gustaría ver que Novell se concentrara más en esta área en las versiones futuras. Sin embargo, a parte de estas quejas, Novell debe estar orgulloso de esta última versión. SLED 10 es definitivamente la distribución de escritorio Linux más pulida que he usado -y eso incluye Ubuntu. Si Novell puede mantener el nivel de esfuerzo que puso en esta versión para las posteriores, SLED se volverá rápidamente un serio contendiente para el uso empresarial en estaciones de trabajo.

Deja un comentario