Del dia, Destacado, Noticias, Principal

TI en la ciencia

¿En qué trabaja la ciencia? José Blakley, arquitecto de software y uno de los desarrolladores de SQL Server para Microsoft, durante su visita a México trató de responder esta pregunta con dos posibles escenarios: el de la TI y la ciencia. José Blakley, junto con otros 34 líderes en los campos de la ciencia y el cómputo, enfatizó el papel fundamental que juegan las tecnologías de la información en el avance científico, y lo cual plasma en el “Reporte de Ciencia 2020”. El primer campo de investigación al que hace referencia Blakley es la prevención de enfermedades. El arquitecto de software comenta que a partir del descubrimiento del genoma humano, la ciencia se ha dado a la tarea de recolectar muestras de éste. Bakley comentó cómo el desarrollo de ciencia en el año 2020 estará definido por las capacidades de hoy, más precisamente, lo que pueden hacer las bases de datos y la capacidad para procesar los altos volúmenes de información que se genera en esta materia para ayudar a identificar y almacenar información del genoma y los resultados que se están teniendo al respecto. “En el 2000 se hizo el ensamble de el genoma humano de siete personas con una inversión de 3,000 millones de dólares y se tardaron cerca de 10 años. Actualmente, un laboratorio en Londres trabaja en un proyecto llamado “Proyecto 2000 de Genomas Humanos” y los tiempos y costos son significativamente menores”, aseguró Blakley, quien añadió que el proyecto tiene como objetivo archivar mil genomas humanos en tres años, con la intención de desarrollar medicinas que sean más efectivas para diversas enfermedades. Se ha avanzado tanto en el campo que hoy se pueden “construir” un genoma por semana, y pronto se buscará llegar a uno al día. Según Microsoft Research, un instituto al servicio del desarrollo informático creado por el gigante del software desde 1991, los temas como la biósfera, el rol de la ciencia informática, la biología, el entendimiento de las células y la propia manera de hacer ciencia, entre otros, son temas que para el 2020 se considerarán vitales para el hombre y el desarrollo de su vida en sociedad. Las tecnologías de información, por supuesto, también tienen una prospectiva de los problemas que ya se plantean como el almacenamiento, uno de los más próximos, el cual, según Blakley, habrá que hacer más investigación en materia de software. “El problema del almacenamiento se esta convirtiendo en uno de espacio físico porque se genera tanta información que los servidores ya no caben en los centros de datos”. De hecho, Blakley señaló que para el año 2010 se generará información digital por cerca de 1000 exabytes y las empresas deberán comenzar a trabajar en nuevos tecnologías como las memorias drive: “hoy día, ya hay tarjetas que en el futuro remplazarán a los discos, mejorando la velocidad de desempeño, consumirán menos energía y serán más compactas”. Incluso señala que hay aplicaciones que tendrán prioridad en el uso de las memorias, como el correo electrónico, por ser información que se remplaza muy rápido. Por su parte, el software deberá adaptarse rápidamente, incluso Blakley se refirió a la nueva capacidad de procesamiento y señaló que esta no se aprovecha al máximo ya que no hay software capaz de reconocer el procesamiento multicore, uno de los retos en la industria del software para el futuro cercano, pero que se convierte a su vez en un reto para la industria del hardware ya que se encuentra atrapada sin la ayuda de su contraparte intangible.